Cómo proteger tus plantas de la helada

Las heladas inesperadas pueden ser muy dañinas para las plantas e incluso pueden devastar todo un jardín. Ideas en 5 minutos creó una lista de 5 cosas que puedes hacer para proteger tus plantas del frío extremo.

1. Traslada tus plantas en macetas al interior de la casa

Cuando haya heladas en el pronóstico del tiempo, espera hasta el anochecer y coloca todas las plantas que estén en macetas adentro de la casa. Las plantas que están en macetas son más propensas a sufrir daños por las heladas. Elige un lugar que no sea demasiado cálido para que no haya cambios bruscos de temperatura: un garaje, un cobertizo o un sótano, por ejemplo.

2. Riega las plantas por la tarde antes de que llegue la helada

Si se pronostican heladas, riega tus plantas antes de que lleguen. Esto les dará tiempo para absorber el agua y prepararse para una noche fría. Mantener la tierra húmeda ayuda a proteger las plantas del frío y de las heladas, ya que la tierra húmeda tiene un efecto aislante que irradia calor hacia arriba. Riega las plantas por la tarde mientras las temperaturas aún sean algo cálidas.

3. Cubre tus plantas con una sábana o una manta

Puedes ayudar a proteger tus plantas de la helada cubriéndolas con una sábana o una manta. Esto mantendrá el aire caliente del suelo alrededor de la planta y evitará que se congele durante la noche.

4. Prepara tus retoños gradualmente

Antes de trasplantar los retoños de adentro hacia afuera, prepáralos para el clima exterior exponiéndolos gradualmente a las condiciones exteriores. Este proceso se llama “endurecimiento” y ayuda a que la planta crezca más fuerte. Comienza a hacer esto 14 días antes del trasplante. Colócalos afuera cuando el clima sea templado y la temperatura esté por encima de los 7 ºC, en un lugar cálido y con sombra. El sitio también debe estar protegido del viento. Trasládalos al interior de la casa por la noche.

5. Cubre la tierra con mantillo o abono

Cubre el suelo de 5 a 10 cm de profundidad con una buena capa de mantillo alrededor de la base de los arbustos, los árboles jóvenes, los árboles de hoja perenne o las plantas perennes tiernas. Esto evitará que se dañen por las heladas, ya que el mantillo o abono aísla el suelo y mantiene el calor.

Compartir este artículo