Cómo quitar las manchas de tinte de la ropa

Una de las peores cosas que pueden ocurrir a la hora de lavar la ropa son las manchas de tintura. Pero aunque parezca que la mancha va a estar ahí para siempre, hay algunas formas de intentar limpiarla, tanto para la ropa blanca como para la de color.

En Ideas en 5 minutos queremos darte algunos consejos sobre cómo eliminar las manchas de tinte de tu ropa.

Lo que necesitarás

  • Blanqueador sin cloro
  • Blanqueador con oxígeno activo, preferiblemente en polvo
  • Detergente para la ropa
  • Laca para el cabello (o alcohol)
  • Paño blanco

Paso 1. Selecciona cuidadosamente la ropa

  • Una vez que encuentres la prenda manchada, sácala de la lavadora y apártala para poder lavarla más tarde con ropa de color similar.
  • Ahora, revisa cada pieza de ropa con cuidado para ver si otras tienen manchas o decoloración.
  • Las que no tengan manchas pueden pasar al tendedero o a la secadora.

Paso 2. Vuelve a lavar la ropa manchada

  • Mete la prenda manchada en la lavadora.
  • Vuelve a lavarla, pero esta vez utiliza un blanqueador con oxígeno activo en polvo combinado con un detergente para ropa normal.
  • Una vez hecho esto, revísala de nuevo; si la mancha no se ha eliminado, es el momento del siguiente paso.

Paso 3. Elimina las manchas de tintura

En ropa blanca:

  • Llena una bañera o un lavabo con agua fría.
  • Añade blanqueador sin cloro y deja la ropa en remojo durante al menos unas horas. Pero asegúrate de utilizar el blanqueador con cuidado y lee siempre las instrucciones antes de hacerlo.
  • Luego lava la prenda en el lavarropas como de costumbre.
  • Si el tinte sigue ahí, repite el proceso una vez más.

En ropa de color:

  • Humedece un paño blanco limpio con laca para el cabello, alcohol isopropílico u otros disolventes que contengan un 90 % de alcohol.
  • Frota la mancha de tinte repetidamente. El tinte debe seguir transfiriéndose de la prenda al paño.
  • Después de esto, enjuaga la ropa con agua tibia.
  • Y por último, lávala en el lavarropas.
  • Si la mancha persiste, puedes repetir el proceso.
Compartir este artículo