Cómo regar las plantas cuando no estás en casa

Es usual que por trabajo, por las vacaciones o debido a imprevistos, tengamos que pasar unos días fuera de casa. Como consecuencia, descuidamos involuntariamente nuestras plantas. Pero no tiene que ser así, pues existen algunos trucos que mantendrán hidratadas tus plantas mientras no estés ahí para cuidarlas.

Ideas en 5 minutos te mostrará las distintas formas de regar tus plantas los días que no puedas hacerlo.

1. Ayúdate con un recipiente con agua y una soga de tela

Necesitarás

  • Un recipiente que se corresponda con el tamaño de tu planta

  • Una soga de tela o una tira de material semejante

Instrucciones

  1. Corta una tira de soga o de tela que sea del largo suficiente para conectarla entre el recipiente de agua y la maceta.

  2. Coloca un extremo de la soga dentro del agua e introduce el otro 1-2 centímetros bajo la tierra de la maceta.

  3. Si la soga o la tela queda flotando sin tocar el fondo del recipiente de agua, amarra algo pesado, como una piedra, en el extremo para mantenerla bajo el agua.

  4. Ubica el recipiente con agua a una mayor altura que la base de la maceta. Esto ayudará a que el agua fluya mejor.

2. Usa una botella de plástico para irrigar las plantas grandes

Necesitarás

  • Una botella de plástico de acuerdo con el tamaño de tu planta

  • Un punzón, un clavo o alguna herramienta para agujerear la botella

Instrucciones

  1. Agujerea varias veces la botella de plástico en todos sus lados y en el fondo.

  2. Entierra la botella en la tierra de la planta y llénala de agua.

  3. Tapa la botella para que el agua no fluya con demasiada potencia.

  4. Rellena la botella nuevamente antes de irte de casa por largo tiempo o de vacaciones.

3. Usa una botella de plástico para irrigar las plantas chicas

Necesitarás

  • Una botella de plástico llena de agua

  • Un punzón, un clavo o alguna herramienta para agujerear la tapa de la botella

Instrucciones

  1. Encuentra una botella de plástico con tapa.

  2. Agujerea la tapa una o dos veces para que el agua pueda fluir.

  3. Llena la botella con agua.

  4. Da vuelta la botella y clava el pico en la tierra de la maceta.

4. Aplica un material absorbente y periódicos

Necesitarás

  • Un recipiente adecuado para el tamaño de tu planta

  • Un material absorbente, como algodón u otro material esponjoso

  • Algunas hojas de periódicos y agua

Instrucciones

  1. Escoge un recipiente de acuerdo al tamaño de tu planta.

  2. En el centro ubica un material absorbente.

  3. Después de poner la maceta en el recipiente, rellena todo con agua.

  4. Arruga algunos periódicos y ponlos en el agua para evitar la evaporación.

5. Utiliza una fuente de horno o una bandeja

Necesitarás

  • Una fuente de horno o una bandeja

  • Una botella de plástico

  • Un clavo o un punzón para agujerear la botella

Instrucciones

  1. Encuentra una fuente de horno o una bandeja, según el tamaño de tu planta.

  2. Llena la bandeja con agua y ubica la maceta con tu planta adentro.

  3. Agujerea una botella con agua en su parte inferior cerca del fondo.

  4. Ubica la botella en la fuente al lado de la planta para que vaya compensando el agua que absorbió la planta.

Compartir este artículo