Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo saber si hay algún problema con las plantas

Las plantas de interior se han vuelto muy populares, ya que pueden servir como una gran decoración y traer algo de naturaleza al hogar. Pero a veces pueden ser un misterio. Un día pueden verse perfectamente sanas y al día siguiente parecer estar luchando por sobrevivir. Sin embargo, siempre que haya algún problema con tus plantas, ellas se “comunicarán” contigo mostrando algunas señales.

Ideas en 5 minutos te explicará cómo leer cuidadosamente esos “mensajes” y hacer que tus plantas se vean vivas y saludables nuevamente.

1. Hojas marchitas

Las hojas marchitas son un problema muy común. Si ves que las hojas de una planta están cayendo, no significa que tu planta se esté muriendo. Si la tierra está seca, significa que la planta necesita un buen riego.

Sin embargo, si has regado la planta recientemente y el suelo está húmedo, es posible que esté sufriendo de pudrición de la raíz. La pudrición de la raíz puede ocurrir si la planta se riega en exceso o no recibe suficiente oxígeno. En este caso, debes dejar que la tierra se seque o, si está demasiado húmeda, tienes que trasplantar la planta para salvarla.

2. Hojas amarillas

Hay una variedad de razones que pueden hacer que las hojas de una planta se pongan amarillas. La razón más común es que la planta no recibe suficiente luz solar o sufre de pudrición de la raíz. También podría estar sucediendo debido a una deficiencia de nutrientes o por estar enraizada, pero es menos probable que esto suceda.

Si una planta está enraizada, significa que ha crecido más de lo que el tamaño de la maceta permite y debe trasplantarse. Las hojas amarillas también pueden ser causadas por el exceso de agua.

3. Hojas caídas

La caída de hojas es un signo de estrés común. Si las hojas o las flores de la planta se caen, podría deberse a varios motivos, como falta o exceso de agua, cambio de temperatura o mala iluminación. Sin embargo, las causas más comunes son el aire frío y el exceso de agua.

En este caso, debes dejar la planta tranquila y tener paciencia, ya que se ajustará a las nuevas condiciones.

4. Puntas de las hojas secas

Las puntas marrones de las hojas pueden asustar e incluso hacerte pensar que la planta se está muriendo, pero si las detectas temprano, aún puedes evitar daños mayores. Las puntas secas pueden deberse a que el aire está demasiado seco o caliente, podría haber demasiada sal en el suelo, podría haber una deficiencia de nutrientes o la planta podría estar sufriendo de pudrición de la raíz. Otras razones pueden ser pesticidas o fertilizantes o incluso poca humedad.

Es probable que se deba a tus hábitos de riego porque es posible que la hayas estado regando en exceso. También debes verificar si la maceta de la planta está demasiado caliente.

5. Estiramiento

Es posible que notes que tu planta se estira hacia el sol. También puedes llegar a ver que las hojas viejas se están cayendo. Este es un indicador común de que tu planta necesita más luz. También podría indicar que la planta necesita ser podada. Arrancar la parte superior de la planta la ayudará a crecer y volverse más frondosa.

6. Hojas manchadas

Las manchas en las hojas de la planta son causadas principalmente por infecciones fúngicas. Si ves este tipo de manchas en una de tus plantas, debes separarla del resto porque la infección se puede propagar.

Las manchas también pueden aparecer si estás regando la planta con agua fría o salpicando agua sobre las hojas.

7. Hojas pequeñas

Si notas que las hojas de la planta comienzan a ponerse pequeñas, significa que el suelo está demasiado húmedo o demasiado seco. Si las hojas se vuelven pequeñas y pálidas, es debido a las malas condiciones de iluminación o la falta de fertilizante.

8. Manchas negras en las hojas

La enfermedad de las manchas negras es un trastorno de las plantas que afecta las hojas y las hace violáceas y, finalmente, negras. Puede ser causado por varios tipos de hongos o bacterias y también pueden aparecer en hojas, tallos y flores.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Cómo saber si hay algún problema con las plantas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos