Cómo seleccionar un suelo laminado

El suelo laminado se considera un material bastante nuevo y accesible, que le otorga al piso una hermosa apariencia. Anteriormente se elegía para ahorrar, pero actualmente debido a su calidad no solo es capaz de darle competencia al parqué, sino también a la loseta.

Ideas en 5 minutos ha reunido algunas recomendaciones útiles y consejos que te ayudarán a elegir un suelo laminado de calidad.

Qué es un suelo laminado y cuáles son sus características

El suelo laminado es un recubrimiento de varias capas para el piso, cuya base está elaborada de aglomerado o tablero de fibras. Sobre su superficie se encuentra papel decorativo con dibujos que imitan a la madera natural. Se puede decir que esta es una alternativa moderna del parqué: el laminado se instala más fácil, cuesta menos y es más fácil de cuidar.

La mayoría de los suelos laminados se compone de 4 capas:

  1. La capa superior lo protege del desgaste y golpes. En ocasiones sobre la capa superior del laminado se coloca una rugosidad, la cual imita la textura de un material natural.
  2. La capa decorativa determina la apariencia: frecuentemente es papel, sobre el cual se encuentran impresos dibujos de madera, piedra, loseta u otra textura.
  3. La capa de apoyo se compone de aglomerado o tablero de fibras. Su espesor va desde 6 hasta 12 mm. En esta capa se encuentra el tipo de enganche para unir las tablas del laminado entre sí.
  4. La capa inferior protege a la tabla de deformaciones, le da estabilización y aumenta su rigidez.

A qué se debe prestar atención al elegir un laminado

  • Clase de resistencia

Este parámetro determina el grosor del laminado. El laminado se clasifica teniendo en cuenta su grado de resistencia: se comprueba la solidez de la capa de protección, resistencia a la presión, reacción a las sustancias químicas y la resistencia a la inflamabilidad y humedad.

Hoy en día, en el mercado se venden principalmente suelos laminados de la clase 31 hasta la 34. Los menos resistentes al desgaste son la clase 31. Esta clase es adecuada para espacios con un ligero uso, por ejemplo, despachos o recámaras. Para una sala es mejor usar una clase 32, y la clase 33 será perfecta para el vestíbulo, o para cualquier habitación si en casa se tienen perros. Por otro lado, para una sala se puede seleccionar una clase 31, pero cerca del sofá o sillones se debe colocar una alfombra.

  • Material de la tabla

Un laminado de buena calidad se hace a base de tablero de fibras de alta densidad (HDF). Si en lugar de este, para la base se usa MDF o un tablero de fibras sencillo, entonces el tiempo de vida útil del laminado disminuirá, aunque el precio también será más bajo.

  • Sostenibilidad ambiental

Para elaborar el laminado se utiliza formaldehído. La marca E1 significa que a pesar de su presencia en la composición, el laminado es seguro ambientalmente. Si no tiene tal marca, el laminado olerá desagradable y es mejor no comprarlo.

  • Grosor de la tabla

Muchos consideran que la principal desventaja del laminado es que es muy delgado. Por eso, a diferencia del parqué, no absorbe el ruido y no retiene el calor. Pero el grosor del suelo laminado puede ser diferente y alcanzar 12 mm. Además, existen laminados costosos y hermosos, visualmente no se diferencian del parqué e incluso son superiores a él en ciertas propiedades. Por ejemplo, las uñas de las mascotas o el derramamiento de agua casi no le causan daño.

  • Tipo de enganche de las tablas

Si las tablas del laminado se enganchan una con otra entonces son del tipo lock. Si los elementos se unen con ayuda de una cerradura, entonces es del tipo click. Tal tipo de enganche es más cómodo, pero también más caro.

En el primer caso se tiene que levantar la fila armada del laminado para unir una nueva tabla, la cual solo se une de un solo lado (a lo largo) y después las bandas también se enganchan una con otra. Se tiene una posible unión cuando a lo ancho los elementos se encuentran fijados con una inserción de plástico. En tal caso no es necesario levantar la fila.

El elemento click se fija de un lado (a lo largo) y después se debe enganchar a lo ancho. Esto puede ser más cómodo, pero en tal caso es fácil dañar las cerraduras.

  • Resistencia a los arañazos

Este parámetro depende de la capa protectora de la tabla y no está relacionado con la clase. Frecuentemente se denota con las letras AC o cifras en un rango desde 1 a 5. Entre más grande sea la cifra, será más resistente al desgaste.

  • Tecnología de fabricación

La variante más sencilla implica la compresión de todas las capas mediante el efecto de altas temperaturas. Tal tipo de fabricación se conoce como DPL. Existen tecnologías más modernas gracias a las cuales el tiempo de vida útil del laminado se extiende: tal material tiene la marca HPL o CPL.

  • Estándares del laminado y Asociación del fabricante

Si el fabricante del laminado forma parte de la Asociación de Fabricantes Europeos de Suelos Laminados (EPLF), entonces su material seguramente se diferencia por calidad y todas las propiedades en el embalaje están confirmadas.

Cómo elegir un laminado adecuado

  • Si prefieres estar en casa con zapatos de suela dura o incluso en tacones pequeños, entonces es mejor seleccionar un laminado de la clase 32, incluso para un espacio que utilices con poca frecuencia.

  • Para los acabados de un balcón con ventanas no vale la pena elegir un laminado. Existen otros materiales más aptos para los cambios de temperatura y humedad, por ejemplo, laminado de PVC, el cual también imita una superficie de madera, pero está hecho de PVC.

  • Si planeas instalar el laminado tú mismo por primera vez, entonces es mejor pagar un poco más y elegir uno que sea más fácil de instalar, en lugar de comprar uno barato y después tener que pagar más a un experto para que lo instale.

  • Para la cocina se recomienda comprar un laminado a prueba de agua, para una recámara infantil es mejor seleccionar materiales ecológicos e hipoalergénicos. Por ejemplo, una capa a base de corcho.

  • Un tono claro frío te ayudará a ampliar visualmente la habitación y los colores más cálidos te otorgarán comodidad. Para no equivocarte al momento de elegir, toma una casa modelo y mira cómo se verá en combinación con otros materiales en la habitación o si su apariencia cambiará dependiendo de la iluminación.

  • Entre más grueso sea el laminado, más caliente será el suelo. Por otro lado, entre más delgadas sean las tablas combinará mejor con el sistema de “suelo radiante”.

Errores comunes

  • Para el laminado es importante una temperatura constante del espacio y se permiten ligeras fluctuaciones de humedad. Por eso no vale la pena utilizarlo en espacios como una casa de campo, la cual no tenga un sistema de calefacción en la temporada fría.

  • Las tablas impermeables están procesadas con una composición que las protege de los efectos de la humedad por un determinado tiempo. Tal laminado soporta una limpieza húmeda, pero si viertes agua en él y no lo secas, entonces el acabado se levantará y el suelo se volverá desigual. Sin embargo, existe un laminado resistente al agua, el cual se puede colocar en la cocina o incluso en el cuarto de baño, porque tiene propiedades impermeables.

  • No se tiene que ahorrar en la capa del subsuelo. Ella nivela el suelo, otorga una calidez adicional, lo sonoriza y en general aumenta la vida útil del laminado unos cuantos años. Al elegirla es mejor darle preferencia a los materiales naturales, tales como corcho o pino.

Compartir este artículo