Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo usar el té en casa para algo más que beber

Tomar té es una actividad popular en todo el mundo. En el Reino Unido, por ejemplo, beberlo a la tarde es parte de la cultura local. En otros lugares, ese pasatiempo puede estar relacionado con algo tan simple como calentarse cuando hace frío.

Pero ¿sabías que el té puede tener muchos otros usos, incluida la fertilización del jardín y el alivio de quemaduras? Si no, continúa leyendo nuestra guía de Ideas en 5 minutos para saber más sobre cómo aprovechar este producto en casa como algo más que una simple bebida.

1. Refresca una habitación pequeña

Puedes colgar bolsitas de té aromáticas para perfumar espacios reducidos, como cuartos de baño o habitaciones pequeñas. La mayoría de los tés tienen aromas suaves y agradables, y son asequibles en comparación con diferentes velas aromáticas y ambientadores compuestos por productos químicos. Algunos de los más aromáticos son el de jazmín, earl grey, cítricos y de menta o hierbabuena.

Todo lo que tienes que hacer es experimentar con la cantidad de bolsitas y tipos de té para encontrar tu combinación ideal e intensidad de olor deseada. Si quieres realzar el olor en algún momento, considera añadir una o dos gotas de algún aceite esencial a las bolsitas de té.

2. Alivia el dolor de una cicatriz o quemadura

¿Presionaste demasiado la cuchilla contra tu piel mientras te afeitabas o te quemaste con vapor mientras planchabas? En estos casos, puedes aliviar el dolor al instante colocando una bolsita de té usada en la zona que te duele.

Nota: si el área afectada es demasiado grande para que la bolsita de té resuelva el problema (por ejemplo, si tienes quemaduras solares por todo el cuerpo), considera consultar con un especialista para obtener un consejo médico.

3. Toma un baño de té beneficioso para la salud

Añadir té a un baño contribuye a muchos beneficios para la salud, incluyendo, por ejemplo, reducir la inflamación de la piel. Como una ventaja adicional, tu cuarto de baño olerá muy bien. La opción más sencilla es añadir entre 3 y 5 bolsitas de té al agua en la tina. Alternativamente, puedes preparar una taza de té fuerte, por ejemplo, de earl grey, y verterla en la bañera.

El jazmín, manzanilla, lavanda y menta son algunas opciones ideales para baños de té. El jazmín contiene muchos antioxidantes que ayudan a humectar e iluminar la piel. La manzanilla, por otro lado, alivia los tejidos irritados y ayuda a minimizar las cicatrices del acné. La menta alivia las quemaduras solares, mientras que una combinación de esta con lavanda ayuda a calmar los dolores de cabeza.

4. Desodoriza los pies malolientes

Si tus pies sudan y empiezan a apestar con facilidad, puedes usar té negro para deshacerte de su mal olor. Para lograrlo, haz lo siguiente:

  1. Hierve dos bolsas de té negro por 0,5 litros de agua durante unos 15 minutos.
  2. Después, añade 2 litros de agua fría.
  3. Vierte el té enfriado en un recipiente y remoja tus pies en él durante unos 20-30 minutos.

Repite el procedimiento cada día durante una semana para obtener mejores resultados.

5. Prepara un aliño para tus platillos

Para crear una mezcla que pueda convertir cualquier platillo de ave o carne roja en una experiencia gourmet, consigue los siguientes ingredientes:

  • 1 taza y media de té negro o verde enfriado
  • 1 cucharada de mejorana fresca picada
  • 1 cucharada de orégano fresco picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 2 cucharaditas de mostaza de grano entero

Después, haz lo siguiente:

  1. Echa el té, las dos mostazas, el orégano y la mejorana en un tazón. Luego remueve todo hasta que los ingredientes estén bien mezclados.
  2. Añade el aceite de oliva y bate hasta que la mezcla obtenga la consistencia de una vinagreta.
  3. Coloca la carne en un recipiente grande, vierte el aliño por encima y deja todo en el refrigerador por 24 horas.
  4. Saca la carne del aliño, dale toquecitos con servitoallas para que se seque y luego ásala al gusto.

6. Fertiliza tu jardín

Si en tu jardín no quieres utilizar fertilizantes que puedan dañar la naturaleza, puedes usar bolsitas de té. Sin embargo, recuerda que estas deben ser biodegradables y ya haber sido usadas. Alternativamente, puedes utilizar hojas de té sueltas que no estén en bolsitas. Añadir té al compost, un fertilizante que consiste en materiales orgánicos en descomposición, dará como resultado una nutrición adicional de las plantas y mantendrá alejadas las malas hierbas.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Cómo usar el té en casa para algo más que beber
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos