Cómo usar un lavavajillas

El lavavajillas es un confiable asistente en el hogar. Gracias a él, tienes tiempo libre para el ocio, pasar tiempo con tus familiares y salir con tus amigos. Para usar este dispositivo de manera eficaz, tienes que estar familiarizado con algunos detalles. Y en este caso el lavavajillas funcionará correctamente y tus trastes brillarán de limpios.

Ideas en 5 minutos te cuenta cómo usar el lavavajillas de forma correcta.

Información general

  • Lee la instrucción para usar el detergente. Si agregas más de lo recomendado por el fabricante, entonces no harás que tus trastes se vean más limpios, sino que solo dejará una capa en su superficie.
  • Utiliza únicamente detergentes para lavavajillas.
  • Para obtener la mejor calidad del lavado, agrega periódicamente sal y abrillantador en los dispensadores especializados. La sal ayuda a ablandar el agua de la llave. Y el abrillantador hace que los trastes brillen sin que se rayen. Además, gracias al uso del abrillantador, los trastes se secan de manera más rápida.
  • Ten en cuenta que hay pastillas y cápsulas para el lavavajillas 3 en 1. Es decir, contienen 3 ingredientes a la vez: detergente, sal para ablandar el agua y abrillantador.
  • Los lavavajillas modernos no requieren enjuague previo de los trastes. Sin embargo, no se deben poner restos de comida en el lavavajillas. Previamente, tira todos los pedazos grandes de comida de los platos y solo después mételos en el lavavajillas.
  • Los lavavajillas de diferentes fabricantes tienen diferentes modos y nombres de lavado. Los programas más habituales son los siguientes: lavado diario, intensivo, ecológico para ahorrar agua y energía y el lavado rápido.
  • Elige un ciclo de lavado diario para trastes con suciedad normal; para platos y sartenes muy sucios elige programa intensivo y, para trastes que no están tan sucios, elige el lavado rápido. Activa el programa ecológico cuando quieres ahorrar agua y luz, pero ten en cuenta que el proceso de lavado lleva más tiempo.

Cómo colocar correctamente los objetos en el lavavajillas

  • Coloca tazas, vasos, copas de vino y tazones pequeños en el compartimento superior del lavavajillas. Asimismo, en ese mismo compartimento siempre debes colocar trastes de plástico para que estén alejados del calefactor en la parte inferior del lavavajillas. De lo contrario, el plástico podría deformarse.
  • También debes colocar los cubiertos largos en el compartimento superior. Por ejemplo, espátulas y cucharones. Asegúrate de que los platos no se deslicen a través de la rejilla y bloqueen los brazos rociadores.
  • El agua del lavavajillas corre de abajo hacia arriba. Por lo tanto, coloca todos los objetos hondos (tazones, tazas, vasos, ollas) bocabajo.
  • Si tu modelo de lavavajillas tiene una bandeja desplegable para soportes de copas, entonces fija la base de las copas de cristal en los soportes para una protección adicional durante el lavado.
  • En la bandeja inferior del lavavajillas coloca tazones grandes, platos de comida, ollas y sartenes de acero inoxidable. Coloca los cubiertos en una bandeja especial.
  • Pon los platos con el lado sucio hacia el centro del lavavajillas, en un ángulo que apunte hacia el brazo rociador de agua. Esta colocación contribuye a una limpieza eficaz, un secado y un desagüe correctos.
  • Coloca los platos entre las rejas de la bandeja para evitar que los objetos choquen o se vuelquen durante el lavado.
  • Coloca los trastes grandes, tales como tazones, ollas y sartenes, en los lados y en la parte trasera de la bandeja inferior del lavavajillas para que no bloqueen el rociador de agua.
  • Mete las cucharas y los tenedores en la bandeja para cubiertos con los mangos hacia abajo para que se limpien de forma apropiada.
  • Antes de activar el programa en el lavavajillas, asegúrate de que los trastes no bloqueen el rociador de agua.
  • No llenes demasiado el lavavajillas y tampoco coloques objetos uno encima del otro, ya que esto impedirá que el chorro de agua entre adentro y de esta forma dificultará el proceso de lavado uniforme de trastes.

Qué objetos no se deben lavar en el lavavajillas

  • Cucharas, platos y tablas de cortar de madera. La madera comenzará a agrietarse debido a la temperatura y los detergentes agresivos.
  • Utensilios afilados: cuchillos y ralladores. Pueden dañar el revestimiento protector de plástico de las cestas del lavavajillas y, posteriormente, se oxidará. Además, es difícil que el chorro de agua elimine todas las partículas de comida de los pequeños orificios del rallador. Es mejor lavar estos artículos a mano.
  • Sartenes de hierro fundido. El hierro fundido se calcina con el aceite. Los detergentes agresivos y grandes cantidades de agua en el lavavajillas quitarán la capa de aceite y harán que el utensilio de hierro fundido se vuelva inservible.
  • Sartenes antiadherentes. Incluso si tienen el sello en donde dice que son aptos para el lavavajillas, de todos modos es mejor no hacerlo. Dado que los detergentes agresivos y las altas temperaturas del secado pueden dañar el revestimiento antiadherente.
  • Los utensilios con un texto impreso, por ejemplo, las tazas medidoras. El detergente para el lavavajillas y un chorro fuerte de agua pueden despintar el texto.
  • Utensilios de aluminio y cobre. El detergente para el lavavajillas puede corroer el aluminio y el cobre y hacer que la superficie brillante del cobre se vuelva mate.
  • Cubiertos dorados y porcelana con acabado metálico dorado. Al lavarlos en el lavavajillas, los cubiertos de color dorado se desvanecerán y se decolorarán debido al detergente agresivo. Y el acabado dorado de la porcelana puede desprenderse.
  • Porcelana fina y cristalería. Es mejor lavar estos objetos a mano para evitar posibles astillas y daños.

Cómo sacar los trastes del lavavajillas

En primer lugar, vacía la bandeja inferior del lavavajillas. Dado que el fondo de los tazones y tazas de la bandeja superior puede tener agua. Y si primero sacas los objetos de la bandeja superior, entonces el agua se escurrirá sobre los platos limpios y secos. Por lo tanto, debes sacar los platos de la bandeja inferior del lavavajillas y después los de la superior.

Compartir este artículo