Por qué los pepinos se ponen amargos

Si por lo menos una vez has probado un pepino amargo, entonces ya sabes que esta verdura puede arruinar todo un platillo. Pero ¿por qué algunos pepinos se vuelven amargos y otros no? ¿Y qué hacer si te ha tocado un pepino amargo?

Ideas en 5 minutos tiene las respuestas para estas preguntas.

Por qué los pepinos se ponen amargos

En principio, el compuesto que hace que algunos pepinos sepan amargos se encuentra en todos ellos. Los pepinos silvestres lo contienen más que las especies domesticadas. Una cantidad significativa de esta sustancia, que se llama cucurbitacina, se encuentra en los tallos y las hojas de las plantas y evita que los animales las coman.

Dado que las personas no comen los tallos ni las hojas del pepino, no conocen su sabor y solo notan el amargor cuando se extiende a los frutos.

Por qué algunos pepinos son amargos y otros no

Se cree que el amargor de los pepinos aparece debido a las malas condiciones en el crecimiento:

  • El clima seco y la falta de riego adecuado pueden aumentar la producción de cucurbitacina en los pepinos. Si plantas los vegetales en tu huerto, cuida que tengan la humedad adecuada y que tengan algo de sombra.
  • Las deficiencias de nutrientes también pueden afectar el sabor de los pepinos. Estas verduras son bastante caprichosas y el suelo no abonado puede afectar negativamente su sabor, así como la alta competencia con otras plantas por los recursos. Al cultivar pepinos, presta atención a su fertilización y a las plantas sembradas cerca de ellos.
  • Además, la iluminación insuficiente también puede afectar el sabor de los pepinos. Para minimizar la probabilidad de que tengan un sabor amargo, los pepinos deben cultivarse en lugares con suficiente luz.

Qué hacer con los pepinos amargos

  • Corta todo lo que sepa amargo.
    A menudo, no todo el pepino adquiere un sabor desagradable, sino solo el tallo y la cáscara. Para eliminar el amargor, corta los lugares amargos y usa el resto del pepino para preparar tus platillos.
  • Prueba agregar sal.
    Si el fruto todavía tiene un sabor amargo, entonces intenta agregarle sal. En concentraciones bajas, la sal reduce el amargor y hace que el platillo tenga un sabor más neutral.
  • Agrega azúcar.
    Intenta agregar azúcar a los pepinos amargos para obtener un sabor más suave. Este método se puede utilizar para preparar ensaladas, salsas y otros platillos.
    También puedes intentar remojar los pepinos en agua azucarada durante unas horas para eliminar el amargor desagradable, luego enjuaga los pepinos con agua.
  • Usa el escabeche.
    Los escabeches a base de vinagre también pueden hacer que los pepinos amargos sepan mejor. Es posible que te lleve más tiempo hacer el encurtido, pero el resultado te puede agradar.
  • Usa hielo.
    Remoja los pepinos amargos en agua helada durante 5 minutos y notarás que su sabor mejora.
  • Corta las puntas del pepino y frótalas.
    Con un cuchillo afilado, corta la parte superior del pepino de un lado y frota ambas partes con un movimiento circular. Posteriormente verás cómo aparece una espuma blanca en los cortes. Repite lo mismo del otro lado y luego enjuaga el pepino. Ya no debería saber tan amargo.

❗ Si has notado que toda la pulpa del pepino es muy amarga, es mejor no consumirlo.

Compartir este artículo