Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué es una estufa de inducción y cuáles son sus ventajas

A menudo, entre los nuevos aparatos de cocina se puede ver una estufa de inducción. La tecnología de inducción magnética es un invento relativamente nuevo, lo que plantea preguntas sobre cómo funciona exactamente la placa de inducción y cuáles son sus ventajas respecto a otros tipos de equipos similares ya conocidos.

Ideas en 5 minutos cuenta qué es una estufa de inducción, en qué se diferencia de otros tipos de estufas, cómo cuidarla y qué matices hay que tener en cuenta antes de comprarla.

Qué es una estufa de inducción

La estufa de inducción utiliza la corriente eléctrica para calentarla. Fluye a través de un cable de cobre enrollado debajo de la placa para cocción. Esto genera un campo electromagnético que sirve como fuente de calor.

Externamente, la estufa de inducción es similar a una estufa vitrocerámica. Esto se debe a que la primera es una variante de la segunda y sus superficies están hechas del mismo material. Sin embargo, en la vitrocerámica, además de la inducción, la fuente de calor puede provenir de espirales metálicas calentadas eléctricamente o lámparas halógenas. Estas placas funcionan según el mismo principio que las estufas eléctricas convencionales.

En qué se diferencia de otros tipos de estufas

Las estufas de gas y eléctricas calientan la hornalla o la placa, que a su vez transfiere el calor a la olla o sartén. Una estufa de inducción, en cambio, calienta directamente los utensilios de cocina. Sin embargo, la superficie de la placa se mantiene relativamente fría. Como resultado, las manchas de grasa y los trozos de comida no se adhieren, lo que facilita mucho la limpieza.

Cuáles son las ventajas de una estufa de inducción

  • Como consecuencia del calentamiento directo de los utensilios de cocina, la estufa de inducción funciona a mayor velocidad que las estufas de gas o eléctricas comunes. Por ejemplo, el agua hierve el doble de rápido.

  • La placa de inducción tiene una superficie lisa como una placa eléctrica moderna. Se mantiene lo suficientemente fría como para poder limpiar la suciedad que queda, inmediatamente después de la cocción.

  • Por la misma razón, hay menos riesgo de quemarse con una estufa de inducción. La seguridad también está garantizada por la función de desconexión automática del calentamiento en cuanto se retiran los utensilios de cocina del elemento calefactor.

  • Las estufas eléctricas comunes tardan mucho en calentarse y enfriarse, y en las de gas es difícil ajustar la temperatura. En cambio, en una estufa de inducción se puede controlar cuidadosamente la temperatura. Una ventaja adicional: cuando se apaga el elemento calefactor, el intercambio de calor se detiene inmediatamente, por lo que hay muchas menos posibilidades de que los alimentos se pasen de cocción.

Qué desventajas tiene

  • Las estufas de inducción son más caras que las eléctricas comunes y las de gas porque utilizan una tecnología relativamente nueva.

  • Es probable que necesites unos utensilios de cocina especiales para la estufa de inducción. Para que funcionen correctamente, es importante que dichos utensilios sean de metal con propiedades magnéticas. Hierro fundido o acero inoxidable, por ejemplo.

  • Cocinar en una estufa de inducción puede parecer complicado. Los utensilios deben colocarse en el centro del elemento calefactor para que empiecen a calentarse. La sartén no debe ser demasiado pequeña ni inestable, por lo que es mejor elegir los objetos de cocina con fondo plano.

  • La mayoría de las estufas de inducción se pueden configurar para conectar y desconectar la fuente de calor y, de ese modo, puedes mover los utensilios de cocina sobre la placa vitrocerámica cómodamente mientras cocinas. Sin embargo, todavía se producen errores y el elemento calefactor, a veces, se apaga sin previo aviso.

  • Al principio, es posible que te encuentres con una cocción excesiva. Dado que una estufa de inducción calienta más rápido que una estufa eléctrica común o de gas, puede llevar tiempo acostumbrarse al proceso de cocción acelerado.

  • La superficie de una estufa de inducción se raya fácilmente porque está hecha de vidrio liso. Para evitar daños, los fabricantes aconsejan utilizar utensilios de cocina con un fondo liso y evitar que se resbalen. También se recomienda no colocar objetos afilados sobre la placa de cocción y no utilizar limpiadores abrasivos.

Cómo cuidar una estufa de inducción

Una de las ventajas de la estufa de inducción es que no requiere un mantenimiento complicado. Para mantenerla limpia, basta con pasar un paño después de cada uso.

Si se necesita una limpieza a fondo, toma un paño de cocina y un detergente suave hecho para las estufas de inducción. Por otro lado, deben evitarse las esponjas y limpiadores abrasivos.

Cuando hayas terminado de limpiar, recuerda quitar el detergente con un paño húmedo y dejar secar bien la superficie.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Qué es una estufa de inducción y cuáles son sus ventajas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos