Qué tipos de arroz hay y cómo prepararlos

El arroz es un alimento común que se puede encontrar en una gran cantidad de culturas, pues su sabor y su textura versátil permiten integrarlo fácilmente a distintas comidas. Sin embargo, existen múltiples variedades de este cereal, con particularidades que las hacen idóneas para ciertas preparaciones.

Ideas en 5 minutos ha creado una guía sencilla con los principales tipos de arroz y sus características más destacadas.

1. De grano largo

Arroz basmati

Se caracteriza por ser de granos finos, sueltos y alargados. Es aromático y de gran popularidad en países de Asia y África. Se recomienda especialmente para acompañar guisos aromáticos y platos orientales, como el curri.

Consejos para prepararlo:

  • Lavar hasta que el agua salga transparente.
  • Cocinar 1 taza de arroz por 2½ tazas de agua hervida, en una olla tapada a fuego lento durante 15 minutos.

Arroz salvaje

También conocido como arroz silvestre. Se trata más bien de una semilla, aunque su aspecto es muy parecido al del arroz. Es muy fácil de identificar, pues consta de granos oscuros, finos y alargados. Se puede combinar con arroz blanco para consumir como acompañamiento. También sirve para rellenar aves y carnes en general.

Consejos para prepararlo:

  • Lavar el arroz antes de cocerlo.
  • Cocinar 1 taza de arroz por 3 tazas de agua hervida, a fuego lento en una olla tapada de 40 a 45 minutos.

2. De grano medio

Arroz bomba

De aspecto redondeado, es un arroz que resiste perfectamente la sobrecocción, manteniéndose siempre suelto sin pegarse a los otros granos. Debido a esta característica, se recomienda en comidas de cocina mediterránea, como paellas, platos al horno o con caldo.

Consejos para prepararlo:

  • Se recomienda dejar en remojo toda la noche.
  • Aunque suele integrarse en ciertos platos, para cocinarlo como acompañamiento se aconseja utilizar 1 taza de arroz por 3 tazas de agua hervida, en una olla tapada a fuego lento durante unos 45 minutos.

3. De grano corto o redondo

Arborio

De grano redondo y blanquecino. Al cocinarse, adquiere una textura cremosa debido a su contenido de amilosa (molécula del almidón). Gracias a esto, es perfecto para el risotto y el arroz con leche.

Consejos para prepararlo:

  • Ya que es un arroz que sirve mayoritariamente para platos como los mencionados anteriormente, se recomienda cocinar el tiempo indicado en la receta que se utilice.
  • En el caso del risotto, se recomienda añadir el caldo gradualmente y remover constantemente para lograr una textura cremosa. Se sugiere dejar reposar de 3 a 5 minutos antes de servir.

Carnaroli

Es muy parecido al arroz arborio, de grano redondo y blanco, aunque ligeramente más largo. Posee una mayor cantidad de amilosa, por lo que, al cocinarse, adquiere una textura aún más cremosa que el anterior. Debido a esta característica, también es ideal para cocinar risotto.

Consejos para prepararlo:

  • Se deben considerar los mismos aspectos que con el arroz arborio.

4. Otros tipos de arroz

Vaporizado

También conocido como arroz brillante, se destaca por ser sometido a un proceso de remojo en agua caliente y luego a la vaporización, lo que lo convierte en un arroz de granos enteros, firmes y nutritivos. Se recomienda consumir como acompañamiento junto con carnes, verduras y pescados. Además, se puede integrar en ensaladas.

Consejos para prepararlo:

  • Cocinar 1 taza de arroz por 2¼ tazas de agua hervida, en una olla tapada a fuego lento durante 25 minutos.
  • Dejar reposar 5 minutos antes de servir.

Integral

De grano medio a largo, es un arroz de apariencia oscura debido a que conserva la cáscara de salvado. Es rico en fibra y nutrientes, por lo que suele utilizarse en dietas y platos vegetarianos. También puede combinarse con otros tipos de arroz y consumirse como guarnición.

Consejos para prepararlo:

  • Cocinar 1 taza de arroz por 2¼ de agua hirviendo, en una olla tapada a fuego lento durante 40 minutos.
  • Dejar reposar destapado 5 minutos antes de servir.

Glutinoso

Consta de granos con un alto contenido de almidón y tiene una consistencia pegajosa después de cocinarlo. Es ideal para elaborar platos de cocina japonesa, como el sushi.

Consejos para prepararlo:

  • Se recomienda remojarlo durante un mínimo de 8 horas en abundante agua fría. Posteriormente, se debe lavar bien hasta que el agua salga transparente.
  • La manera más sencilla de cocinarlo es con una arrocera eléctrica. Sin embargo, se puede cocinar en una olla vaporera utilizando las mismas proporciones de agua y arroz.

Aromático

Se trata de un arroz de grano largo. Es también conocido como arroz jazmín por su envolvente aroma. Posee un alto contenido de almidón y se utiliza principalmente para acompañar pescados, para elaborar ensaladas y en comidas árabes y asiáticas.

Consejos para prepararlo:

  • Se aconseja lavarlo hasta que el agua salga transparente.
  • Se debe utilizar 1¼ taza de agua hervida por 1 taza de arroz. Cocinar a fuego lento en una olla tapada durante 12 minutos. Posteriormente, dejar reposar 10 minutos.

Rojo

Como su nombre lo indica, se caracteriza por tener un llamativo color y poseer un sabor parecido a la nuez. Es un arroz alto en fibra y suele usarse en ensaladas, guarniciones y sopas.

Consejos para prepararlo:

  • Al igual que el arroz integral, se debe cocinar usando 1 taza de arroz por 2¼ de agua hirviendo, en una olla tapada a fuego lento durante 40 minutos.
  • Se puede mezclar con quínoa para consumir en ensaladas.
Compartir este artículo