Qué verduras se pueden plantar juntas

Los jardineros experimentados saben que la cosecha de verduras no depende solo del cuidado adecuado. La ubicación de las plantas también juega un papel importante.

Ideas en 5 minutos te contará qué verduras pueden plantarse juntas de forma exitosa y cuáles no traerán nada excepto la decepción.

Qué es la compatibilidad de cultivos hortícolas y por qué es importante tomarla en cuenta

No todas las plantas del huerto se pueden plantar juntas. Algunas de ellas solo se sienten bien con determinados cultivos hortícolas. Las plantas seleccionadas correctamente son capaces de crear condiciones favorables y realizar las siguientes funciones de apoyo:

  • Ahuyentar las plagas
    Algunas plantas que actúan como repelentes naturales pueden ahuyentar las plagas y, por lo tanto, evitar que los cultivos cercanos sufran daños. Por ejemplo, muchos insectos no toleran el olor a ajo.
  • Atraer insectos polinizadores
    Debido a su aroma intenso, algunas flores pueden atraer insectos polinizadores a las plantas cercanas. A menudo los jardineros experimentados aprovechan esto sembrando las plantas menos atractivas para los insectos junto a las plantas con flores aromáticas.
  • Mejorar la fertilidad de la tierra
    Ciertos vegetales, como los frijoles, los chícharos y las alubias, nutren la tierra con nitrógeno, el cual a menudo es beneficioso para el crecimiento de otros cultivos. Las plantas con raíces largas, como la bardana, son capaces de elevar los nutrientes desde las profundidades hasta la superficie de la tierra y, por lo tanto, ayudan a alimentar a las plantas que tienen raíces pequeñas.
  • Acelerar el crecimiento de las plantas cercanas y mejorar su sabor
    La mejorana, la manzanilla, las saturejas y algunas otras plantas secretan sustancias químicas en la tierra que hacen que los cultivos cercanos crezcan más rápido. Además algunas hierbas también pueden mejorar el sabor de las plantas cercanas.
  • Crear condiciones favorables para el crecimiento
    Las plantas altas con hojas grandes, tales como la calabaza, pueden proporcionar la sombra necesaria para los cultivos sensibles que se encuentran debajo. Las plantas que se arrastran por la tierra pueden proteger el suelo de la sequía y mantenerlo fresco para los cultivos que lo necesitan. Las plantas altas con un tallo firme, como el maíz y los girasoles, pueden servir como soporte para las plantas que crecen por el suelo.
  • Reducir la cantidad de malas hierbas
    Se puede minimizar el crecimiento de las malas hierbas del huerto sembrando plantas altas con cultivos muy enraizados (como las papas).

Qué plantas se pueden plantar juntas

  • Las zanahoriaslos puerros servirán como repelente uno para el otro. Las zanahorias pueden ahuyentar fácilmente las plagas de los puerros y los puerros pueden proteger a las zanahorias de sus plagas.
  • El ajo es el acompañante perfecto de la remolacha. Su olor ahuyenta a las principales plagas del tubérculo. Plantar el ajo cerca de la remolacha también mejora su sabor, y el azufre que se secreta de la verdura durante el crecimiento ayuda a prevenir las enfermedades de la remolacha.
  • El maíz se sentirá muy cómodo en compañía de las alubias, que secretan nitrógeno en la tierra, necesario para el crecimiento del maíz. Y las alubias sacarán beneficio de la compañía del romero y la capuchina, que pueden ahuyentar fácilmente las plagas de las plantas.
  • La albahaca puede aumentar la cosecha de los tomates rojos y ayudarlos a combatir las plagas.
  • Al plantar brócoli cerca de la cebolla, puede mejorar su sabor.
  • El brócoli se sentirá cómodo junto al orégano, dado que lo protegerá de las plagas.
  • Debido a la producción activa de nitrógeno en el suelo, los chícharos pueden estimular el crecimiento de los pepinos. También las legumbres (chícharos, frijoles) fomentarán un buen crecimiento de las zanahorias.
  • El maíz, los frijoles y la calabaza, al igual que el maíz, las legumbres y los calabacines, se sienten muy bien juntos. Los tallos del maíz sostienen a las legumbres durante su crecimiento, que a su vez liberan nitrógeno, lo que ayuda a que las plantas de su alrededor crezcan de manera más activa. Y las grandes hojas de la calabaza, que crecen cerca de la tierra, protegen al maíz y los frijoles de las malas hierbas.
  • La col atrae una gran cantidad de plagas y en este caso las hierbas aromáticas tales como el eneldo, el romero y el tomillo ayudarán a deshacerse de ellas.
  • Las papas crecerán bien cerca de los frijoles y el cilantro. Los frijoles ayudarán a que los tubérculos de la papa se desarrollen de forma más activa, y el cilantro protegerá la verdura de plagas como los pulgones, los ácaros y el escarabajo de la papa.
  • El orégano y las zinnias ayudarán a atraer insectos polinizadores al calabacín. Y la capuchina ayudará a proteger la verdura de pulgones y moscas blancas.

Qué verduras no se deben plantar juntas

  • Los tomates rojos no deben plantarse cerca de los frijoles, ya que no obtendrán la luz necesaria.
  • Las papas, las zanahorias y la calabaza deben mantenerse alejadas del romero.
  • El ajo y las cebollas impedirán el crecimiento de los frijoles y los chícharos, por eso es mejor no poner estas plantas juntas.
  • En general es mejor plantar el hinojo lejos de todas las demás plantas, ya que puede tener un efecto negativo en su crecimiento.
  • La salvia puede crecer cerca del romero, pero no tolera el eneldo y la albahaca. Y a la cebolla no le gusta encontrarse cerca de la salvia.
  • La col, la coliflor, el eneldo y las papas se sentirán incómodos cerca de los tomates rojos.
  • Las papas, las zanahorias y los pimientos pueden verse afectados por las plagas atraídas por el aroma del eneldo.
  • Es preferible no plantar el eneldo junto a las berenjenas, el cilantro y la lavanda.
  • Es mejor plantar los pepinos, las calabazas, los rábanos, el girasol, los calabacines y los tomates lejos de las papas.
  • los pepinos no les gustan las hierbas aromáticas tales como el romero y la salvia.
  • Es mejor no plantar los frijoles junto a ningún tipo de cebolla y repollo. Además, el ajo y la mostaza blanca tampoco los toleran.
  • El maíz no crece muy bien cerca de los tomates rojos. Probablemente, el problema consiste en que ambas plantas tienen una gran necesidad de nutrientes y, cuando están juntas, comienzan a competir entre sí.
Compartir este artículo