7 Consejos de seguridad al viajar con niños en el auto

Los niños pueden encontrarse a bordo de un vehículo varias veces por semana, ya sea para ir a la escuela o de paseo. Debido a esto, es importante conocer algunos aspectos que deben tenerse en cuenta para evitar accidentes y cumplir con las reglas del tránsito.

Ideas en 5 minutos recopiló algunos consejos para viajar con mayor tranquilidad y enseñarles a tus hijos a permanecer seguros.

1. Elige el asiento correcto

Antes de comprar una silla de auto, debes asegurarte de que esta sea la adecuada según el peso, edad y estatura del niño, y que cumpla con las normas del tránsito vigentes de tu país o región.

También es importante fijarse en que sea compatible con tu vehículo, considerando el tamaño de los asientos, su sistema de anclaje y que, al instalarla, permita que todos los demás pasajeros puedan viajar seguros y cómodos.

Recuerda que por muy corto que sea el trayecto, los niños siempre deben ir en su silla y nunca en los brazos de otra persona.

Aunque puede depender de los fabricantes, los tipos de asientos que encontrarás en el mercado por lo general son los siguientes:

  1. Grupo 0: Se utilizan para recién nacidos hasta bebés de 10 kg aproximadamente (0 a 9 meses). Son recomendables para infantes con necesidades específicas, donde sea necesario que vayan acostados.
  2. Grupo 0+: Consta de sillas o cestas para recién nacidos hasta bebés de 13 kg (0 a 13 meses). Poseen arneses y almohadillas que pueden acomodarse. Deben instalarse en sentido contrario al de la marcha.
  3. Grupo 1: Se usan para bebés de 9 kg a niños de 18 kg (9 meses a 4 años). Tienen cinturones propios y algunas pueden colocarse de frente o en sentido contrario.
  4. Grupo 2: Son sillas con respaldo para niños de 15 kg a 25 kg (3 a 6 años). Se instalan en dirección frontal, sujetando al niño con el cinturón de seguridad del auto.
  5. Grupo 3: Consiste en cojines elevadores o alzadores utilizados para niños de 22 kg a 36 kg (6 a 12 años). Permiten que el pequeño gane altura y pueda viajar con el cinturón de seguridad del coche.

A pesar de que comprar objetos de segunda mano puede ayudarte a ahorrar algo de dinero, no se recomienda adquirir asientos cuyo historial sea desconocido. Esto debido a que pueden haber estado en algún tipo de accidente o tener mucho tiempo de uso, lo que afectaría su eficiencia.

2. Quita chamarras o abrigos abultados

Es muy importante que, al sentar al niño en su silla, remuevas todo tipo de prendas que aumenten la distancia entre su cuerpo y el arnés, ya que esto podría evitar que quede sujeto al asiento adecuadamente. Si las temperaturas son muy bajas, puedes colocar una manta por encima luego de haber ajustado de forma correcta el cinturón de seguridad.

3. Nunca dejes a los niños solos

Con el fin de evitar accidentes como los golpes de calor, asegúrate de siempre estar pendiente de los niños, ya sea dentro o fuera del coche, sin importar lo corta que sea una parada o las condiciones climáticas. Los autos pueden calentarse rápidamente en el interior, alcanzando muy altas temperaturas.

Cuando el vehículo no esté siendo utilizado, no dejes que los niños jueguen dentro de él. Bloquea las puertas y siempre deja las llaves fuera de su alcance.

4. Utiliza los sistemas de seguridad

Revisa el manual de tu auto para conocer dónde se encuentran y cómo funcionan los sistemas de seguridad integrados en él. Estos pueden prevenir que los niños abran puertas y ventanas mientras el vehículo esté en movimiento o detenido, evitando caídas o el atrapamiento de extremidades.

En el caso de las puertas, estos seguros generalmente pueden activarse o desactivarse cuando estas se encuentran abiertas, impidiendo su apertura desde el interior del auto.

Por otro lado, los coches con ventanas automáticas suelen traer un botón cerca del volante. Al presionarlo, solo el conductor puede bajar o subir las ventanas.

5. Evita los alimentos o snacks

Los expertos recomiendan que los niños no consuman alimentos dentro del auto mientras estés manejando. Esto debido a que la posibilidad de detener el vehículo y ayudar a tu hijo en caso de asfixia se vuelve muy compleja.

A la vez, hay veces en que puede ser difícil percatarse de que un niño se está ahogando, ya que, producto de la falta de aire, no son capaces de producir sonidos que lo alerten.

6. No transportes objetos sueltos

Para evitar el riesgo de lesiones en frenadas repentinas o choques, mantén siempre todo tipo de elementos sueltos dentro de la guantera o en el maletero. Esto también evitará que el niño se lleve objetos pequeños a la boca. A la vez, se aconseja no colocar cosas pesadas en el estante ubicado en la parte trasera del asiento, ya que estas podrían caer sobre los pasajeros.

Si viajas con mascotas, llévalas con un arnés o en una jaula de transporte que pueda ajustarse al cinturón de seguridad.

7. Mantén conversaciones breves durante el viaje

Es importante que los niños entiendan que deben comportarse de manera calmada en el auto, ya que los gritos u otras acciones pueden distraer al conductor. Por esto, las charlas cortas pueden ser muy eficaces para mantenerlos entretenidos y vigilados.

Comentar cosas del entorno, hablar del lugar que visitarán o incluso cantar juntos te ayudará a tener un viaje tranquilo y ameno. A la vez, esto evitará los mareos por movimiento causados por el uso de celulares o tabletas.

Compartir este artículo