Cómo hacer que tus hijos usen menos los aparatos tecnológicos

La adicción a la tecnología es un problema real y puede comenzar desde una edad temprana. Es por eso que los padres deben limitar el uso de tecnología de sus hijos desde el primer día que empiezan a usar un dispositivo. Ideas en 5 minutos ha recopilado 7 consejos útiles para ayudarte con este asunto.

1. Establece límites

Comienza por establecer el límite correcto de uso diario de la tecnología para que la cantidad de tiempo que pasan con un dispositivo sea saludable:

  • 18 meses o menos: No recomendado.

  • De 18 a 24 meses: Si deseas introducir la tecnología en la vida de tus hijos, puedes comenzar a hacerlo, pero limítalo tanto como puedas.

  • 2 a 5 años: 1 Hora al día.

  • 6 a 12 años: Establece límites de tiempo consistentes. Asegúrate de que este tiempo no se reste del tiempo para dormir, para la actividad física u otras actividades esenciales para su salud.

  • 12 años en adelante: Asegúrate de crear tiempo libre de dispositivos, como cenar y conversar, para limitar su uso diario. Crea zonas libres de tecnología.

2. Crea un equilibrio

Enséñales a tus hijos el significado del equilibrio. Hazles saber que la tecnología puede ser buena si se usa correctamente, pero también asegúrate de que entiendan sobre el lado malo del uso de la tecnología, como volverse adicto.

3. Sé un modelo a seguir

Tus hijos siempre te están mirando y, a menudo, pueden imitar lo que haces. Sé un modelo a seguir utilizando la tecnología de manera responsable. Deja a un lado tus dispositivos con regularidad para que hagan lo mismo.

4. Haz del uso de la tecnología una actividad en familia

Establece reglas como familia en términos de uso de la tecnología. Participa en las experiencias tecnológicas de tus hijos y mira o juega con ellos. De esta forma, puedes controlar mucho mejor lo que están haciendo y cuánto tiempo pasan haciéndolo.

5. Mantén los dispositivos fuera de su dormitorio

No permitas que tus hijos usen sus dispositivos antes de acostarse y mantenlos fuera de su habitación durante la noche. Al hacer esto, no solo dormirán mejor, sino que también estarás 100 % seguro de que no usarán ningún dispositivo durante esas horas de descanso.

6. Utiliza los controles parentales

Los controles parentales no solo bloquean contenido específico y evitan que tus hijos accedan a él, sino que también les permiten a los padres establecer límites de tiempo en las aplicaciones. Incluso se pueden configurar para apagar el dispositivo después de un cierto período de tiempo.

7. Fomenta otras actividades

Haz que tus hijos participen en actividades que no requieran una pantalla. Por ejemplo, podrían jugar al aire libre, jugar juegos de mesa o incluso leer un libro.

Compartir este artículo