Cómo sembrar cebollas verdes en casa

Plantar cebolla verde en casa es un excelente método para ahorrar en las compras y siempre tener esta verdura fresca en tu mesa.

Ideas en 5 minutos te ofrece un simple instructivo para sembrar cebollas verdes en casa por tu cuenta y sin necesidad de usar tierra.

Qué vamos a necesitar

  1. 3 cartones de huevos.

  2. Film plástico.

  3. Un balde con agua a temperatura ambiente.

  4. Rociador con agua a temperatura ambiente.

  5. Botella con agua purificada a temperatura ambiente para regar.

  6. Cuchillo de cocina.

  7. De 2 a 3 kg de cebollas.

  8. Aserrín.

Cómo sembrar las cebollas

1. Toma un cartón de huevos y envuélvelo con dos capas de film plástico. Distribúyelo con cuidado, de tal manera que cada celda quede densamente cubierta.

2. Toma el balde con agua y cuidadosamente moja los dos lados del segundo cartón de huevos. Colócalo encima del que envolviste con film plástico. Vierte de 2 a 3 gotas de agua en cada celda.

3. Repite el proceso con el tercer cartón. Luego colócalo encima de los dos restantes y también vierte un poco de agua en cada celda.

4. Toma una cebolla, mójala, límpiala del exceso de capas y corta la parte superior. Repite con las demás.

5. Remoja cada celda con el dispensador antes de plantar las cebollas. Colócalas con el lado cortado hacia arriba y mójalas considerablemente.

6. Método alternativo: remoja todas las celdas con el rociador, coloca un poco de aserrín, nuevamente rocía con agua y pon las cebollas en el cartón.

Cuándo esperar la cosecha

Moja las cebollas y el cartón con agua purificada o previamente hervida (pero a temperatura ambiente) todos los días.

Después de 3 días de haber plantado las cebollas aparecerán las primeras raíces, y en algunas incluso surgirán pequeñas plántulas.

Después de una semana, todas las cebollas tendrán raíces, y más de la mitad de ellas tendrá plántulas.

Después de 2 semanas y media, las cebollas habrán formado un fuerte sistema de raíces, y de la gran mayoría de ellas podrán cortarse tallos verdes.

Compartir este artículo