7 Formas rápidas de deshacerte del dolor de cuello

7 Formas rápidas de deshacerte del dolor de cuello

En la mayoría de los casos, el dolor de cuello proviene de la tensión en los músculos. Esta tensión puede ser causada por una mala postura, conducir durante mucho tiempo o dormir en una mala posición, y generalmente desaparece después de un tiempo. Ideas en 5 minutos quiere mostrarte varias formas de aliviar el dolor en el cuello rápidamente.

Este artículo es solo para fines informativos. Consulta a tu médico antes de probar cualquiera de las técnicas que se mencionan a continuación. Si comienzas a sentir dolor mientras las realizas, detente inmediatamente.

1. Estira los músculos del cuello

Inclinaciones hacia adelante y hacia atrás:

  • Párate con la espalda y la cabeza rectas.

  • Baja la barbilla hacia el pecho y mantenla así durante 15 a 30 segundos. Luego levanta la cabeza.

  • Sin arquear la espalda, mueve lentamente la cabeza hacia atrás para mirar hacia arriba. Mantenla así durante 10 segundos, luego regresa a la posición inicial.

  • Repite el ejercicio varias veces.

Inclinaciones laterales:

  • Empieza con la espalda y la cabeza rectas.

  • Inclina suavemente la cabeza hacia tu hombro derecho, como si trataras de tocarlo con la oreja hasta que sientas un estiramiento leve en el lado izquierdo del cuello. No levantes los hombros.

  • Mantente así durante 5-10 segundos, y luego vuelve a la posición inicial.

  • Inclina la cabeza hacia la izquierda y mantenla de nuevo durante 5-10 segundos. Luego regresa a la posición inicial.

  • Repite 10 veces en cada lado.

Rotaciones laterales:

  • Párate con la espalda y la cabeza rectas.

  • Gira lentamente la cabeza hacia la derecha hasta que sientas un estiramiento leve en el lado izquierdo de tu cuello.

  • Mantén el estiramiento durante 15-30 segundos, luego regresa a la posición inicial.

  • Repite en el lado izquierdo.

  • Realiza el estiramiento 10 veces en cada lado.

Ejercicio de barbilla:

  • Comienza con la espalda y la cabeza rectas.

  • Coloca dos dedos en tu barbilla.

  • Presionando los dedos contra la barbilla, lleva lentamente la barbilla atrás, hacia tu cuello.

  • Mantén la posición durante 3 a 5 segundos, luego relájate.

  • Repite al menos 10 veces.

2. Libera la tensión en tus hombros

Rotaciones de hombros:

  • Ponte de pie y asegúrate de que tu espalda y tu cabeza estén rectas.

  • Levanta los hombros y comienza a moverlos en círculo hacia adelante. Hazlo 6 veces.

  • Vuelve a la posición inicial y haz otros 6 círculos, pero esta vez hacia atrás.

Movimientos de omóplatos:

  • Ponte de pie y asegúrate de que tu espalda y tu cabeza estén rectas.

  • Mueve lentamente los hombros hacia atrás, juntando los omóplatos lo más cerca posible.

  • Mantente así por un momento, luego relájate.

  • Repite el ejercicio 10 veces.

3. Aplica una bolsa de hielo

Una compresa fría puede ayudarte a aliviar la inflamación del cuello al reducir la acumulación de ácido láctico. También puede adormecer el dolor.

  • Toma una bolsa de plástico, llénala con hielo y envuélvela en una toalla.

  • Aplica la compresa de hielo en el área sensible y mantenla allí durante 20 minutos.

4. Haz un baño de inmersión con agua cálida

Un baño con agua cálida te ayudará a relajarte, calmar los músculos tensos del cuello y mejorar la circulación sanguínea en el área.

  • Haz un baño de inmersión o una ducha caliente durante unos 20 minutos.

  • También puedes usar una almohadilla térmica, una bolsa de agua caliente o una toalla caliente.

5. Usa una pelota de tenis

Una pelota de tenis te ayudará a masajear los músculos de tu cuello y liberarlos de la tensión.

  • Acuéstate en el suelo, flexiona las rodillas y coloca una pelota de tenis debajo de la parte posterior de la cabeza en la región occipital, que se encuentra en la base del cráneo.

  • Manteniendo esta posición, respira hondo y relájate durante unos segundos.

  • Mueve la pelota de tenis un poco hacia abajo a lo largo de la columna vertebral. De nuevo, respira profundamente y relájate durante unos segundos.

  • Gradualmente sigue moviendo la pelota de la misma manera a lo largo de la columna vertebral, manteniendo cada nueva posición durante unos segundos y relajándote.

  • Cuando la pelota haya alcanzado el punto en la base de tu cuello, ponla en la región occipital y relájate por un par de segundos.

  • Luego, manteniéndote sobre la pelota, gira lentamente la cabeza hacia la derecha hasta que tu oreja empiece a mirar al suelo.

  • Sostente así por unos segundos, luego gira tu cabeza hacia atrás y repite este movimiento en el otro lado.

6. Aplica aceites esenciales

Toma 15 gotas de un aceite esencial y mézclalo con al menos 6 cucharaditas de un aceite base, como aceite de coco o aceite de oliva, en una botella o tazón. Luego masajea suavemente tu cuello con la mezcla.

Los mejores aceites esenciales para aliviar el dolor, la hinchazón y la tensión son los siguientes:

7. Prueba la acupresión

Para eliminar la rigidez o los espasmos en los músculos del cuello, aplica una presión firme y profunda en los puntos de presión durante 3 a 4 minutos. También puedes masajearlos con los dedos con movimientos circulares.

  • Jian Jing (GB21) se encuentra aproximadamente a medio camino entre tu cuello y donde comienza tu brazo.

  • Feng Chi (GB20) se encuentra detrás del lóbulo de la oreja, donde los músculos del cuello están unidos al cráneo.

  • V10 está ubicado en la base de tu cráneo, aproximadamente a 5 cm de la parte superior de donde comienza la columna vertebral, justo por encima de los hombros.

Compartir este artículo