7 Métodos para deshinchar los pies

Un viaje en avión, estar parado por largos periodos de tiempo o incluso un embarazo pueden causar que tus pies se hinchen debido a la acumulación de fluidos. Esta afección puede llegar a ser muy incómoda, especialmente al llevar zapatos o realizar ciertas actividades diarias.

Ideas en 5 minutos ha recopilado algunos consejos para ayudarte a aliviar esta molestia fácilmente.

1. Sumerge tus pies en agua tónica

La quinina presente en el agua tónica te ayudará a reducir la inflamación, por lo que puede ser muy efectiva para eliminar la hinchazón. Para probar este sencillo truco, sigue estos pasos:

  1. Llena una fuente con agua tónica fría o a temperatura ambiente.
  2. Sumerge tus pies durante al menos 30 minutos. Hazlo una o dos veces al día.

2. Prepara un baño de menta

Debido a sus efectos diuréticos y antiinflamatorios, la menta puede ser beneficiosa para reducir la hinchazón de tus pies. Para usarla:

  1. Vierte 6 cucharadas de hojas de menta fresca en 2 litros de agua hirviendo.
  2. Espera 10 minutos y retira del fuego. Deja enfriar hasta que la infusión esté tibia.
  3. Lleva a una fuente grande y sumerge tus pies durante 15 minutos o hasta que el agua se enfríe por completo.

3. Usa sal de Epsom

La sal de Epsom, o sulfato de magnesio, puede ayudar a reducir los dolores musculares y la inflamación, eliminando las toxinas y fomentando la relajación. Para utilizarla:

  1. Coloca suficiente agua tibia en una fuente grande; asegúrate de que cubra tus pies por completo.
  2. Añade ½ taza de sal de Epsom y remueve hasta diluir.
  3. Sumerge tus pies durante 15 minutos.

4. Hazte un masaje con aceite esencial de toronja

Además de ser un ingrediente ampliamente usado en la aromaterapia, el aceite esencial de toronja ayuda a estimular la circulación sanguínea, por lo que añadirlo en un masaje puede ser muy beneficioso para deshinchar tus pies. Utilízalo de la siguiente manera:

  1. Mezcla 2 gotas de aceite esencial2 cucharadas de algún tipo de aceite conductor, ya sea de almendras o de coco.
  2. Masajea tus pies con movimientos firmes y circulares. Si es necesario, pide ayuda a otra persona.

Importante: Nunca apliques aceites esenciales directamente sobre la piel sin antes diluirlos en un aceite conductor, ya que podrían causar irritación o alergias.

5. Duerme de costado

Dormir de lado, preferentemente sobre el costado izquierdo, reducirá la presión en las venas por donde circula la sangre que regresa desde tus pies hasta tu corazón. Esto ayudará a mejorar la circulación en la zona y eventualmente a deshinchar los pies.

6. Modifica algunos detalles de tu alimentación

La retención de líquidos, y los pies hinchados como consecuencia de esto, puede deberse a una deficiencia de magnesio en tu dieta. Asegúrate de consumir alimentos ricos en este nutriente, tales como: almendras, espinacas, brócoli, aguacate y chocolate negro.

También es recomendable reducir la ingesta de sodio añadiendo menos sal a tus comidas.

Si no notas mayor diferencia luego de hacer estos cambios en tu alimentación y prefieres optar por algún tipo de suplemento, consulta antes a un médico para conocer las dosis adecuadas.

7. Eleva tus pies

Al sentarte o al estar acostado, intenta elevar tus pies por sobre el nivel de tu corazón. Coloca almohadas, cojines o cualquier elemento que te ayude a estar cómodo y a mantenerlos en dicha posición por al menos 20 minutos. Esto ayudará a drenar los fluidos acumulados, mejorará tu circulación e incluso hará que tus piernas se deshinchen si también están inflamadas.

Compartir este artículo