Cómo aplicar correctamente una curita en el dedo

No es tan fácil aplicar correctamente una curita en el dedo. Puede estar despegándose a cada rato, pegarse a objetos extraños e incluso impedir que el dedo pueda flexionarse de forma normal. Hace poco aparecieron curitas especiales para los dedos, pero suelen ser difíciles de encontrar a la venta.

Afortunadamente, existen varias formas de aplicar una curita en el dedo de manera segura y cómoda. Ideas en 5 minutos te recomienda guardar estas instrucciones para que puedas recurrir a ellas y hacer todo de forma correcta en caso de necesidad.

Quizá crees que si la herida se encuentra en la piel entre las articulaciones, será suficiente con aplicar una curita en el dedo. En realidad, sus bordes te pueden causar incomodidades al doblar las articulaciones, y la curita a menudo se despega y se desliza, abriendo la herida. Por lo tanto, se recomienda cortar correctamente la curita para pegarla de forma segura y cómoda a la piel.

Ojo:

🔷 Para evitar un posible contacto con la suciedad y las bacterias, siempre debes usar únicamente tiritas nuevas cuya superficie (la que tendrá contacto directo con la herida) esté cubierta con una película protectora.

🔷 Al aplicar la curita, no aprietes el dedo para no interferir con la circulación. La curita debe envolver tu dedo, pero no apretarlo.

Cómo cortar y aplicar una curita normal

  • Corta los bordes de la curita en 2 piezas de cada lado con ayuda de unas tijeras, como se muestra en la imagen superior.
  • Retira la película protectora del medio y aplica la almohadilla de la curita en la zona herida.
  • Con un pequeño ángulo, pega los bordes de la curita de modo que formen la letra X. ¡Listo!

Esta técnica de aplicación fija de forma segura la curita en el dedo y le permite moverse con mayor libertad.

Ojo: Si tienes una uña o la punta del dedo herida, es mejor usar una curita ancha siguiendo las instrucciones a continuación.

Cómo cortar y aplicar una curita ancha

Al consultar las imágenes superiores, elige el tipo de corte de una curita de acuerdo con la herida.

🔷 Si necesitas aplicarla en una uña o en una yema del dedo, entonces haz cortes triangulares en la parte superior e inferior de la curita.

🔷 Para las demás situaciones, es suficiente cortar la curita a lo largo de los bordes izquierdo y derecho. Ten en cuenta que al pegar el parche, obtendrás un recorte, que debe estar en el pliegue. Por lo tanto, los bordes deben recortarse dependiendo de esto.

Para pegar la parte superior de tu dedo con una tirita, necesitarás:

  • Sostener una curita con la almohadilla hacia arriba. Poner tu dedo herido sobre ella. Retirar la película protectora de la otra mitad.
  • Cubrir tu dedo con la otra mitad de la curita para que la almohadilla tape la uña. Envolver los bordes de la curita alrededor de tu dedo y pegarla sobre la piel.
  • Retirar la película protectora de la otra mitad de la curita. Ponerla en la yema de tu dedo. Pasar los bordes alrededor de tu dedo y pegarlos de tal manera que se superpongan con los bordes pegados anteriormente. ¡Listo!

Para aplicar la curita recortada en el dedo, necesitarás:

  • Retirar la película protectora y colocar la curita con la parte de la almohadilla sobre la herida.
  • Envolver los bordes de la curita alrededor de tu dedo y pegarla para obtener un espacio que le permita a la articulación moverse sin obstáculos. ¡Listo!
Compartir este artículo