Cómo dejar de beber alcohol

La adicción al alcohol es algo grave que puede afectar todos los aspectos de tu vida y poner en riesgo las relaciones con tus compañeros. Ideas en 5 minutos tiene 9 sugerencias para que puedas dejarlo para siempre.

1. Hacer un plan

Siéntate y elige cuidadosamente un plan que funcione para ti. Piensa en las cosas que puedes hacer cuando tengas ganas de beber y establece metas.

  • Determina el día en que comenzarás tu vida sin alcohol.
  • Planifica lo que harás si tienes ganas de beber.
  • Mantén un registro de las recomendaciones de tu médico.
  • Escribe tus metas intermedias, como pasar una semana sin alcohol, un mes, tres meses, y así sucesivamente.

2. Encuentra apoyo en las personas que te rodean

Esta decisión requiere la ayuda y el apoyo de tus amigos y familiares. Hazles saber cómo te sientes durante este proceso y escribe una lista de personas a las cuales puedes llamar cuando tengas ganas de beber. Hablar con estas personas es una excelente manera de analizar tus problemas. También puedes pedirles que se encuentren contigo para algo divertido en lugar de beber.

3. Habla con tu doctor

Este es uno de los pasos más importantes. Debes hablar con tu médico sobre esta decisión. La abstinencia de alcohol puede ser muy peligrosa, ya que puede ralentizar el cerebro. Un médico puede hacer que el proceso sea mucho más seguro.

4. Deshazte de las botellas de alcohol que tengas en tu casa

Evita este tipo de desencadenante. Haz que sea imposible beber en casa deshaciéndote de todas las botellas y las latas de alcohol.

5. Aprende a decir no

Aprende a sentirte cómodo diciendo “no, gracias” cuando alguien te ofrece una bebida. No dudes en decir que no, de lo contrario tendrás suficiente tiempo para pensar en una excusa para beber. Siéntete orgulloso de tu progreso.

6. Evita situaciones sociales donde la gente vaya a beber alcohol

Debes evitar situaciones en las que te encuentres con personas que van a beber, como cuando salen a comer a un restaurante o van a un bar. Evita la tentación a toda costa.

7. Busca y practica estrategias de autocuidado

Las caminatas y la meditación son muy buenas prácticas para estos casos. También puedes repetir afirmaciones positivas antes de acostarte. Por ejemplo, recuerda lo orgulloso que estás de ti mismo y las cosas buenas que has logrado.

8. Recompénsate

Reconoce tu progreso y lo bien que lo estás haciendo. Comienza a recompensarte por cada objetivo logrado, como cuando alcanzas una semana sin alcohol o un mes. Por ejemplo, cómprate ropa nueva con el dinero que estás ahorrando por no beber alcohol.

9. Si tienes ganas de darte por vencido, recuerda las razones por las que estás pasando por este proceso en primer lugar

Recuerda que este proceso puede ser largo y es posible que experimentes algunos contratiempos. Rememora todas las razones por las que estás haciendo esto. Algunas de ellas pueden ser:

  • Quieres una mejor familia y tener más tiempo, así como energía para compartir momentos con tus hijos.
  • Quieres tener un mejor desempeño en el trabajo.
  • Quieres estar más saludable.
  • Quieres tener el control total de tus acciones.
Compartir este artículo