Cómo dormirse rápido

Para ayudarte a decir adiós al insomnio, Ideas en 5 minutos ha reunido algunos consejos que contribuirán a que puedas conciliar el sueño mucho más rápido.

1. Utiliza técnicas de respiración para relajarte

Existe una técnica de respiración realmente efectiva llamada 4-7-8 que puede ayudarte a sentirte más relajado.

Así es como funciona:

  • Acuéstate de manera cómoda.
  • Cierra la boca por completo.
  • Inhala por la nariz durante 4 segundos.
  • Aguanta la respiración durante 7 segundos.
  • Exhala por la boca durante 8 segundos.
  • Repite esta secuencia 4 veces.

Esta técnica es muy meditativa y también puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés.

2. Toma un baño de inmersión caliente

Un baño caliente baja tu temperatura y envía una señal a tu cuerpo indicándole que es hora de irse a la cama. Es ideal si lo haces 90 minutos antes de acostarte.

3. Lee un libro

Leer un libro antes de acostarte te ayuda a sentirte menos estresado y distrae a tu cerebro de pensar en otras cosas perturbadoras.

4. Visualiza momentos relajantes y felices

Visualizar escenarios relajantes puede aliviar el estrés y, de ese modo, dejarás de concentrarte en las cosas, los sitios y las personas que pueden causarte ansiedad. Piensa en lugares que te hayan hecho sentir feliz y relajado en el pasado.

5. Evita mirar la hora

Mirar la hora cuando intentas dormir o en medio de la noche reduce tu capacidad para conciliar el sueño. Esto puede convertirse en una rutina y provocar insomnio.

6. Cena varias horas antes de acostarte

Comer justo antes de acostarte puede afectar tu patrón de sueño y hacer que te despiertes en medio de la noche debido a los problemas de digestión. Asegúrate de comer algo ligero para la cena y al menos unas horas antes de irte a dormir.

7. Haz ejercicios durante el día

Hacer ejercicio por la mañana y por la tarde puede ayudarte a dormir más rápido, ya que aumentará ligeramente la temperatura de tu cuerpo. Cuando te vas a dormir, tu cuerpo vuelve a la normalidad, lo que te hace sentir somnoliento y adormilado.

8. Anota lo que te preocupa

Escribe tus preocupaciones en un diario o haz una lista de tareas pendientes. Estas cosas realmente ayudan a conciliar el sueño más rápido. Cuanto más escribas, más rápido te quedarás dormido, ya que te concentrarás en hacer una sola actividad y esto te provocará somnolencia.

9. Minimiza la luz artificial y el ruido en tu habitación

Convierte tu dormitorio en el ambiente más relajante. Reduce todos los ruidos externos tanto como puedas: TV, dispositivos, etc. Lo mismo ocurre con las luces artificiales. Apaga todas las luces, incluidas las pequeñas rojas presentes en muchos dispositivos tecnológicos.

10. No bebas ningún líquido antes de acostarte

Beber justo antes de acostarte puede aumentar la cantidad de veces que necesitas ir al baño durante la noche, lo que puede interrumpir tu sueño.

Compartir este artículo