Cómo elegir un cepillo dental eléctrico

Estudios han mostrado que un cepillo dental eléctrico no solo lidia un 21 % mejor con la placa dental, sino que también reduce la inflamación de las encías en un 11 %. Por lo tanto, la compra de este dispositivo puede ser una buena manera de invertir en la salud de los dientes. Aunque el costo inicial puede asustarte, hay formas de ahorrar, dado que, por ejemplo, varias personas pueden usar un mismo cepillo dental con diferentes cabezas.

Ideas en 5 minutos te contará qué tipo de cepillos dentales eléctricos existen y a qué debes prestar atención al elegir uno.

Los consejos en este artículo son de carácter general. Lo recomendable es acudir a un dentista para asegurarte de la ausencia de contraindicaciones y de elegir un cepillo adecuado.

1. Tipos de cepillos dentales eléctricos

  • Ordinario. La cabeza de tales dispositivos se mueve con ayuda de un motor incorporado. Gracias a esto, el cepillo gira, pulsa, oscila y, por consiguiente, limpia la superficie de los dientes.

  • Sónico. La oscilación del cepillo procede de la generación de ondas sonoras. Estas crean una fluctuación especial de movimiento de las cerdas, formando una mezcla homogénea de agua, pasta y aire en la cavidad bucal. Esta mezcla circula y el flujo de líquido en la boca llega a los lugares más difíciles de alcanzar, aquellos en donde se acumula mucha placa dental.

  • Ultrasónico. Esta variedad de cepillo a base de tecnología ultrasónica es la más potente. Debido al aumento de la vibración, “acelera” a 2,4 millones de movimientos por minuto. Para fines de comparación, la velocidad de vibración de los cepillos sónicos varía de 9 a 40 mil movimientos por minuto. La alta frecuencia le permite destruir eficazmente la placa sin acción mecánica. Solo debes colocar el cepillo en tus dientes.

2. Movimientos de las cerdas

Los cepillos de dientes eléctricos combinan uno o más tipos de movimientos de cerdas:

  • Rotación. El pequeño cabezal redondo gira rápidamente y realiza muchos movimientos circulares por minuto.

  • Vibración. El cabezal del cepillo sustituible vibra para crear pulsaciones y un movimiento adicional de las cerdas.

  • Oscilación. El cabezal realiza movimientos como si barriera. Mueve las cerdas de un lado a otro o gira, cambiando de dirección en cada vuelta.

  • Movimientos en diferentes direcciones. El cabezal se mueve rápidamente de un lado a otro, arriba y abajo.

No hay pruebas concluyentes de que algunos de estos tipos de movimientos sean mejores que otros. Sin embargo, en un estudio que comparó la efectividad de los cepillos de dientes ordinarios y eléctricos, los beneficios de estos últimos fueron comprobados por modelos con movimientos de cabeza rotacional-oscilatorios.

3. Cabezales

Los grandes fabricantes ofrecen una amplia variedad de cabezales sustituibles. Por ejemplo, un tipo es para la limpieza general de los dientes, mientras que otro es para blanquear o mejorar la salud de las encías. Siempre puedes utilizar un tipo de cabezal o cambiarlo según tus necesidades.

Además, los cabezales suelen dividirse según la rigidez de las cerdas. Estas pueden ser muy blandas, blandas, semiduras y duras. Los expertos recomiendan usar un cepillo de cerdas suaves. Las más rígidas pueden dañar el esmalte de los dientes.

Además, para una mejor higiene bucal se recomienda cambiar el cabezal del cepillo cada 3 meses. Por lo tanto, al elegir un dispositivo, no solo toma en cuenta los tipos de cabezales, sino también su precio. Para ahorrar dinero, elige un modelo con repuestos económicos y cómpralos en paquetes grandes.

4. Modos de limpieza

Todos los cepillos de dientes eléctricos tienen al menos un modo de cepillado. Se llama “limpieza” o “limpieza diaria”, y está configurado de forma predeterminada. Este es adecuado para casi todos.

Los diferentes modelos pueden tener modos de limpieza adicionales como:

  • “Blanqueamiento”

  • “Cuidado de las encías”

  • “Para dientes sensibles”

  • “Limpieza profunda”

  • “Limpieza de lengua”

Cada modo se distingue por la potencia y el tiempo de limpieza. Por ejemplo, los modos de limpieza profunda o blanqueamiento suelen durar 3 minutos en lugar de los 2 habituales. Y los modos para dientes sensibles o para el cuidado de las encías requieren menos movimientos de las cerdas para un cepillado más delicado.

5. Fuente de energía

Los cepillos de dientes eléctricos funcionan con baterías o con recarga inalámbrica.

Los modelos que funcionan con baterías tienden a ser más baratos, pero tendrás que gastar dinero en la compra de pilas para ellos. Sin embargo, incluso aquí puedes ahorrar si compras baterías recargables y las cargas periódicamente.

Los modelos con batería incorporada vienen con un cargador. Antes de comprar, pregunta cuánto dura la pila y con qué frecuencia debe cargarse.

6. Funciones adicionales

  • El temporizador te ayuda a cepillarte los dientes durante exactamente 2 minutos, dado que ese es el tiempo que los dentistas recomiendan dedicar al procedimiento. Algunos cepillos se detienen automáticamente después de 2 minutos, mientras que otros vibran cuando finaliza el temporizador.

  • El sensor de presión se activa si presionas el cepillo con demasiada fuerza. Lo que pasa es que mucha presión puede dañar el esmalte de los dientes. El sensor advierte de la necesidad de bajar su potencia a través de una señal luminosa o sonora.

  • Las cerdas con indicador te ayudan a recordar cambiar el cabezal a tiempo. Estas se desvanecen poco a poco hasta quedar completamente blancas, lo que es señal de que necesitan un cambio.

  • La sincronización con un teléfono inteligente puede permitirte realizar un seguimiento del proceso de cepillado de los dientes y recibir instrucciones en tiempo real para obtener un mejor resultado.

Compartir este artículo