Cómo elegir unas mancuernas para entrenar

Las mancuernas son uno de los equipos deportivos más populares. Son cómodas de usar tanto en casa como en el gimnasio. Pero elegir las mancuernas adecuadas si recién se está comenzando con un entrenamiento de fuerza puede ser una tarea abrumadora.

No existe una respuesta exacta a la pregunta “¿Qué mancuernas elegir?”, ya que todo depende de tus objetivos y capacidades. Afortunadamente, existen varios factores importantes que te ayudarán a simplificar esta tarea. Ideas en 5 minutos te ofrece anotar esta información, porque con ella seguramente no te equivocarás con tu compra.

Mancuernas ajustables

Existen dos tipos principales de mancuernas: ajustables y moldeadas (fundidas). Las mancuernas ajustables son una excelente opción para principiantes y para aquellos que desean tener equipamiento de diferente peso, pero no tienen espacio y dinero para comprar un juego completo de mancuernas moldeadas. Por lo tanto, puedes comprar la cantidad requerida de discos y fijarlos al mango, adaptándolas completamente para ti. Pero vale la pena recordar que con tales mancuernas será difícil realizar drop-sets: un entrenamiento en el que debes cambiar de peso muy rápidamente.

Mancuernas moldeadas

Normalmente, las mancuernas moldeadas, que también son las más habituales, se venden por pares y pueden pesar de 1 a 100 kg cada una. A pesar de que en los gimnasios pequeños y en los entrenamientos en casa, se usan con más frecuencia mancuernas de 2,5 a 30 kg y esto, por lo general, depende de la persona y su condición física. Por ejemplo, es más probable que el límite de peso superior (50-100 kg) sea relevante para levantadores de pesas y culturistas. La principal ventaja de las mancuernas moldeadas es su peso constante, ya que no tienes que perder tiempo quitando y fijando los discos, solo necesitas tomar otro par de ellas.

Forma y material

Las mancuernas pueden tener diferente tipo de revestimiento. Pueden estar hechas de cromo, caucho, vinilo, entre otros materiales. El revestimiento de goma es bastante cómodo para uso doméstico, ya que no daña el piso y los muebles, como las de metal. Es cierto que el caucho tiene un olor bastante específico; dada esta razón, no todos quieren comprarlas.

Las mancuernas revestidas de vinilo suelen llamar la atención por su brillo. Su tamaño es fácil de determinar por el color al cambiar rápidamente el peso y también son bastante suaves. Esto puede causar un problema si tus palmas sudan mucho, porque en este caso, las mancuernas se te resbalarán constantemente de las manos.

En cuanto a la forma, las mancuernas pueden ser redondas o hexagonales. Para los entrenamientos en casa, se recomienda utilizar el último tipo, ya que no rodarán por el suelo.

Cómo elegir el peso

Una vez que hayas elegido el tipo de mancuernas que más te conviene, ya solo queda elegir el peso adecuado. En promedio, se recomienda que las mujeres comiencen con 2 a 4,5 kg y los hombres con unas de 4,5 a 9 kg. Pero cada caso es individual y la mejor opción sería consultar con un entrenador.

De esta manera puedes ver qué peso te conviene: párate derecho sosteniendo las mancuernas en tus manos al nivel de la cadera. Mantén las palmas de las manos hacia adelante de modo que los hombros y los codos toquen la pared. Sin mover la parte superior de los brazos, levanta las mancuernas hasta los hombros y luego bájalas a su posición inicial. Repite lo mismo de 14 a 22 veces. El propósito del ejercicio es ver qué tan tensos están tus músculos. Lo ideal sería que el ejercicio no se percibiera demasiado difícil ni demasiado fácil. Si no lo es, entonces debes elegir un peso de un par de kilos menos o más, respectivamente.

Pero también hay que prestar atención a los siguientes detalles. Por ejemplo, necesitas tomar en cuenta tu salud y estado físico. Si recientemente has tenido una lesión o no has practicado deporte durante mucho tiempo, entonces es mejor elegir un peso ligero para evitar más complicaciones.

También debes considerar los objetivos que tienes. Por ejemplo, para tonificar los músculos sería suficiente hacer más repeticiones con pesas más ligeras, mientras que para la formación de la masa muscular se requieren pesas más pesadas ​​y menos repeticiones.

Compartir este artículo