Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo lavarse el cabello correctamente

Cómo lavarse el cabello correctamente

Todas las personas quieren tener un cabello sano y bonito. Una multitud de factores puede influir en su apariencia, incluyendo el lavado del pelo. Si en tu hogar sigues ciertas reglas del cuidado del cabello, entonces un buen resultado no tardará en llegar.

Ideas en 5 minutos te contará cómo lavar correctamente el cabello para no solo dañarlo, sino también mejorar su estado.

Para empezar, no existen reglas de con qué frecuencia hay que lavarse el cabello. En este caso, todo es individual, y cada uno tiene que guiarse por sus características.

Las personas con el cabello muy graso se ven obligadas a lavarlo todos los días. Por lo general, el pelo normal se lava una vez cada 2 o 3 días, y el seco solo una vez a la semana. Lo importante es que te sientas cómodo.

El lavado frecuente del cabello graso puede resecar el cuero cabelludo también. Al mismo tiempo, si te lavas el pelo rara vez, comenzará a oler de manera desagradable y te dará comezón.

¿Por qué el cabello se ensucia?

Aspectos que influyen en la frecuencia del lavado del cabello:

  • Una intensa actividad de las glándulas sebáceas. Una gran cantidad de grasa en las raíces puede obstruir los poros y causar comezón en el cuero cabelludo. Como resultado, se puede obtener caspa e incluso caída del pelo. Las glándulas sebáceas del cuero cabelludo de muchos adolescentes y adultos jóvenes liberan mucha grasa. Esto se debe a ciertos cambios hormonales. Pero algunas personas lo tienen durante toda su vida.
  • Cabello delgado. El pelo delgado se ensucia de forma más rápida, dado que la grasa del cuero cabelludo baja más fácilmente por los mechones. Asimismo, las personas con pelo delgado tienden a tener más glándulas sebáceas en el cuero cabelludo.
  • Cosméticos de peinado indelebles. Pueden perjudicar el cabello, obstruir los poros e irritar la piel. Después de usar tales productos, es mejor lavarte el cabello.
  • Sudor. Atrae la mugre y engrasa el cuero cabelludo.
  • Polvo. Es mejor lavarte el cabello después de realizar la limpieza total o trabajar en el jardín, ya que el polvo puede acumularse en él.

¡Ojo! Si tienes una enfermedad del cuero cabelludo tal como psoriasis, sequedad excesiva y caspa, entonces se recomienda consultar con un dermatólogo la frecuencia de lavado con champú.

¿Es dañino lavarte el cabello todos los días?

Por lo general, el cabello delgado se ensucia más rápido, dado que las personas con este tipo de pelo tienen más glándulas sebáceas en el cuero cabelludo y la grasa se distribuye de forma más fácil por los mechones. Tal tipo de cabello suele lavarse a diario.

Asimismo, las personas que practican deporte activamente, sudan mucho o viven en un clima húmedo también se lavan el cabello con más frecuencia.

Los expertos afirman que lavarse el pelo todos los días no hace daño. Al contrario, el lavado es la clave de tener un cabello saludable. En este caso, se recomienda utilizar champús y bálsamos especiales para el uso diario. Pero no se recomienda aficionarte tanto al secador de pelo y otros dispositivos para hacer un peinado. Por lo tanto, es aconsejable secar tu cabello de forma natural.

Cómo aplazar el lavado de cabello

Puede que tu cabello no se vea tan limpio, pero no quieres lavarlo en absoluto o simplemente no tienes tiempo para hacerlo. Para tales casos existen cosméticos especiales, los cuales absorben el exceso de grasa en la raíz. Por ejemplo, el acondicionador sin enjuague, polvos y champús secos.

Es mejor no usar acondicionador sin enjuague para el cabello delgado y el cuero cabelludo graso, ya que puede apelmazar el pelo. Pero el champú seco es perfecto para él. Debe rociarse cuidadosamente sobre las raíces, separando el cabello en mechones.

¿Con qué agua y en qué posición debe lavarse el cabello?

Se aconseja lavarse la cabeza con agua tibia. El agua caliente puede ser estresante para el cabello y volverlo seco y quebradizo. Asimismo, puede provocar la caída del pelo. En este caso, el agua fría es mucho más beneficiosa, pero el cabello puede perder su volumen.

Se recomienda comenzar a lavar el cabello con agua tibia, dado que abrirá los poros del cuero cabelludo y cutícula del pelo. Así será más fácil eliminar la suciedad. Al final, enjuaga con agua fría.

No existe la variante correcta de la posición para lavarte el cabello. Algunos aconsejan inclinarte hacia abajo y otros hacerlo hacia atrás. Algunas personas piensan que al lavar el pelo hacia atrás, la parte de la nuca no siempre se enjuaga muy bien. Al inclinar hacia atrás la cabeza, será más fácil espumar el cabello. Sin embargo, este método no es adecuado para personas que experimentan dolor de espalda o tienden a tener migrañas y mareos. Además, tal método de lavado puede enredar el pelo largo. Por lo tanto, debes lavarte del modo que te convenga más.

Qué cosméticos se usan en el cuidado casero del cabello

  • Exfoliantepeeling. Estos cosméticos ayudan a remover las células muertas del cuero cabelludo. Se utilizan solo en caso necesario antes de aplicar el champú.
  • Champú. Elimina la grasa y la suciedad del cuero cabelludo y el cabello. Toda nuestra piel está cubierta de poros, debajo de los cuales se encuentran las glándulas sebáceas que producen grasa, la cual es indispensable para mantener la piel y el cabello sanos. El champú contiene tensoactivos que eliminan el exceso de grasa. Cabe mencionar que es individual para todos y después de un tiempo vuelve a aparecer. La grasa atrae el polvo y las partículas de suciedad que pueden provocar comezón e irritación. Por lo tanto, tu pelo debe estar limpio. Pero lo más importante en esta cuestión es no exagerar, porque el lavado con demasiada frecuencia puede eliminar toda la grasa natural y la humedad de la piel.
  • Bálsamo. Nutre, hidrata y recupera perfectamente el cabello. Se usa de 2 a 3 veces a la semana después de enjuagar el champú. Más a menudo no se aplica a las raíces porque puede apelmazarlas. Pero también existen excepciones, y los bálsamos nutritivos se pueden aplicar en el cuero cabelludo. Al usar este cosmético, se recomienda seguir las instrucciones indicadas en el envase.
  • Acondicionador de cabello. A diferencia del bálsamo, actúa sobre la superficie del cabello. Hace el pelo más liso, facilita el peinado y lo protege de los efectos nocivos del medioambiente. El acondicionador no se aplica a las raíces. Asimismo, es apto para uso diario.
  • Mascarilla. Es el cosmético más nutritivo y regenerador para realizar el cuidado en casa. Suele aplicarse tanto en la raíz como en todo el largo del cabello. Debe ponerse después del champú y antes del acondicionador. Algunos tipos de cabello no necesitan acondicionador después de la mascarilla, ya que sella todas las cutículas y suaviza el pelo.
  • Cosméticos que no necesitan enjuagarse. Por ejemplo, acondicionadores, sueros, esprayscremas. Hacen que el cabello sea suave, brillante, sedoso y también ayudan a cepillarlo y peinarlo fácilmente. El cuidado sin enjuague se aplica después de haber lavado y secado un poco el pelo.

Todos los cosméticos deben elegirse dependiendo del tipo de cabello. Hay champús, acondicionadores y mascarillas para pelo seco, delgado, graso, rizado, teñido, entre otros. Al elegirlos, no solo tienes que guiarte por tu tipo de cabello, sino también por el cuero cabelludo. Por ejemplo, es mejor usar un champú suave para pieles sensibles. Asimismo, uno especial te ayudará a resolver el problema con la caspa.

A qué hay que prestarle atención a la hora de leer la composición

Ingredientes que se deben evitar en los champús y acondicionadores:

  • Sulfatos. Pueden eliminar aceites naturales del cabello. Como resultado, se resecan y se dañan. Los expertos recomiendan evitar sulfatos como el lauril sulfato de amonio, el lauril éter sulfato de sodio (SLES) y el laurilsulfato sódico (SLS).
  • Parabenos. Pueden irritar el cuero cabelludo y destruir su equilibrio hormonal natural. Los parabenos más comunes son butilparabeno, etilparabeno y metilparabeno.
  • Polietilenglicol (PEG). Hace que el cabello tenga menos humedad y se vuelva más quebradizo. Los expertos advierten que puede ser peligroso para la salud.
  • Ftalato, formaldehído, triclosán, dimeticona, alcohol, fragancias, colorantes, cuaternio-15, sulfuro de selenio, resorcinol, tolueno y palmitato de retinol.

Ingredientes útiles en champús y acondicionadores:

  • Aceites esenciales. Por ejemplo, la manteca de karité suaviza e hidrata el cabello, previene la rotura y alivia la irritación del cuero cabelludo. El aceite de almendras hidrata excelentemente la piel, el aceite de cedro contribuye al crecimiento del pelo y el de argán contiene antioxidantes beneficiosos.
  • Aloe vera. Se utiliza para tratar y prevenir la caída del cabello. También hidrata bien el cuero cabelludo y fortalece el pelo.
  • Vitaminas E y B5.
  • Keratina hidrolizada. Se utiliza en acondicionadores para reparar el cabello dañado.

Por supuesto, no hemos mencionado todos los ingredientes beneficiosos que se pueden encontrar en los cosméticos para el cuidado del pelo.

¿Cómo se debe de lavar el cabello?

  • Cepillar. Antes de lavar el cabello, se recomienda cepillarlo.
  • Mojar. Para comenzar, moja bien tu cabello con agua tibia para abrir las cutículas y los poros. Los expertos recomiendan usar un filtro de regadera para purificar el agua.
  • Espumar. Vierte una pequeña cantidad de champú (aproximadamente 1 cdta.), revuélvelo con agua en las palmas de las manos y aplícalo en el cuero cabelludo. De esta forma, gastarás menos producto. No es necesario aplicarlo a lo largo del pelo, ya que puede resecarlo. Masajea las raíces. Se debe de prestar especial atención a la nuca y a la línea del cabello, ya que estas partes se ensucian más que otras. No frotes tu pelo y tampoco hagas movimientos circulares, porque puedes enredarlo.
  • Enjuagar. Enjuaga bien el champú con agua para que no obstruya tus poros. Si dejas el resto del producto en tu cabello, entonces lo volverá más opaco y grasoso.
  • No siempre es necesario aplicar champú por segunda vez, dado que en la etiqueta de algunos productos viene la recomendación de volver a aplicarlo. A lo mejor, lo necesitarás en caso de que tu cabello esté muy sucio. Pero a menudo, el champú lava bien el pelo desde la primera vez.
  • Aplicar acondicionador. Este es un paso muy importante a la hora de lavar el cabello con champú. Los bálsamos y acondicionadores hidratan y dejan el pelo más suave. Aplica el cosmético desde el medio hasta las puntas y deja reposar por un par de minutos. Se aconseja aplicar un poco más en las puntas que en todo el largo de cabello. Si tienes oportunidad, entonces deja el acondicionador en tu pelo por más tiempo, ya que solo aumentará su efecto.
  • Enjuagar. Se recomienda enjuagar el acondicionador con agua fría, ya que de esta manera cierra las cutículas del cabello y ayuda a retener la humedad en el interior.
  • Secar. Seca tu pelo cuidadosamente con una toalla. No necesitas frotarlo.

Truco: si tienes el cabello largo, entonces aplica acondicionador en las puntas antes de lavarte con champú. De este modo, tu pelo se secará menos y no será quebradizo.

¿Cómo secar y cepillar el cabello correctamente?

Solemos secar nuestro cabello con una toalla después de salir del cuarto del baño. Pero debemos hacerlo de una manera correcta, dado que el cabello mojado es muy quebradizo y el frotamiento intenso puede dañarlo e incluso provocar su caída. Por lo tanto, es recomendable usar toallas suaves de microfibra para el pelo.

Exprime tu pelo de forma cuidadosa después de lavarlo. Drena el agua desde las raíces hasta las puntas. A continuación, toma una toalla y comienza a secar tus mechones con ella. No necesitas frotar tu cabello, solo apriétalo ligeramente.

Es muy bueno cepillar tu pelo. Estimula el flujo sanguíneo, que satura el cuero cabelludo y, a su vez, los folículos capilares saturan con oxígeno y nutrientes. Sin embargo, no se recomienda usar el cepillo con demasiada frecuencia, dado que puede provocar la rotura y caída del cabello, así como irritación del cuero cabelludo. Se aconseja peinarlo aproximadamente 2 veces al día, pero aquí también tienes que prestarle atención al estado de tu pelo. Si tus mechones son perfectos, entonces no los toques.

No se recomienda cepillar el cabello inmediatamente después de lavarlo. Antes de eso, lo tienes que secar en un 80 %, considerando que el pelo mojado es demasiado quebradizo. Es mejor cepillar de abajo arriba, es decir, de las puntas a las raíces. Los nudos deben desenredarse con cuidado desde las puntas.

¡Ojo! El cabello rizado debe cepillarse con un peine de dientes anchos antes de lavarlo con champú. Puedes arreglar el peinado del pelo rizado seco pasando tus dedos a través de él.

Ideas En 5 Minutos/Salud/Cómo lavarse el cabello correctamente
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos