Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Por qué crujen los dedos (y si es perjudicial)

Probablemente haya alguien entre tus seres queridos a quien le gusta hacerse crujir los dedos, o quizá esa persona seas tú. Si es así, seguro que has oído la teoría de que este hábito es muy peligroso y puede traer serios problemas.

Ideas en 5 minutos investigó por qué crujen los dedos y si esto es perjudicial.

Cualquier sonido (chirrido, crujido, chasquido o estallido) que se produce cuando se mueve una articulación se denomina crepitación. Puede presentarse en personas de cualquier edad, pero con el paso de los años, este fenómeno se vuelve más común.

El sonido que hacen las articulaciones puede ser sordo o bastante fuerte.

Qué hace que los dedos crujan

El crujido de los dedos se asocia con las burbujas de gas. En el interior de nuestras articulaciones hay líquido sinovial, que actúa como lubricante. Contiene gases: oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono.

Cuando una articulación trabaja, la cápsula articular se estira, provocando la liberación de burbujas de gas. Con el siguiente movimiento de la articulación, la presión en su interior aumenta y las burbujas estallan, lo que produce un sonido característico.

Probablemente te hayas dado cuenta de que no puedes hacer crujir la misma articulación dos veces seguidas. El hecho es que las burbujas de gas necesitan tiempo para acumularse. Esto suele tardar unos 20 minutos.

También hay otros factores que pueden provocar determinados sonidos articulares.

  • Tendones. Durante el movimiento de la articulación, el tendón cambia de posición y se desplaza ligeramente. Cuando este vuelve a su posición original, se oye un chasquido.
  • Ligamentos. Cuando una articulación se mueve, los ligamentos pueden tensarse y emitir un sonido de crujido. Esto suele ocurrir en las rodillas y los tobillos.
  • Articulaciones. Las articulaciones afectadas por la artritis pueden emitir ciertos sonidos. Esto se asocia a la pérdida de cartílago liso y a la rugosidad de la superficie articular.

Por qué nos gusta hacer crujir las articulaciones

Diversas manipulaciones articulares estimulan ciertas terminaciones nerviosas llamadas órganos tendinosos de Golgi. Participan en la sensación de movimiento.

Los órganos tendinosos de Golgi se sitúan en el lugar donde los tendones se conectan a los músculos y responden a los cambios de carga del músculo. Cuando hacemos crujir las articulaciones, estas terminaciones nerviosas se estimulan y sentimos que la presión en las articulaciones disminuye.

El crujido de los dedos también puede ayudar a que los músculos que rodean las articulaciones se relajen y a que la propia articulación adquiera mayor movilidad.

Es perjudicial o no hacer crujir los dedos

Seguro que has oído que crujir los dedos es algo poco saludable y puede provocar artritis. Pero los expertos no están de acuerdo con esta afirmación.

Un médico californiano incluso decidió hacer un experimento consigo mismo para comprobar su teoría. Llevaba mucho tiempo haciéndose crujir los dedos de una mano con regularidad. Décadas después, se hizo radiografías de ambas manos y no notó ninguna diferencia en el estado de las articulaciones.

Otro estudio más amplio también concluyó que este hábito es inofensivo.

Cuándo hay que acudir a un médico

El crujido de las articulaciones por sí mismo se considera inofensivo. Sin embargo, si notas los siguientes síntomas, acude con un especialista.

  • La articulación se ve hinchada, inflamada o descolorida.
  • El dedo no se extiende completamente.
  • Las puntas de los dedos están adormecidas.
  • Sensación dolorosa en el dedo, especialmente en el pliegue articular.
  • Rigidez de las articulaciones por la mañana, que dura unos 30 minutos.
  • La articulación del dedo se ve agrandada o deformada.
  • Una sensación de ardor en los dedos.
  • Dolor en la articulación.
  • Pérdida de flexibilidad de la articulación.
  • Sensación de roce en la articulación.
Ideas En 5 Minutos/Salud/Por qué crujen los dedos (y si es perjudicial)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos