Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Por qué necesitamos los dedos de los pies

Solo pensamos en los dedos de los pies durante una pedicura o cuando nos golpeamos con la pata de una mesa. Sin embargo, son mucho más importantes para una persona de lo que parece.

Ideas en 5 minutos averiguó qué papel juegan los dedos de los pies en la vida de una persona.

La estructura de los dedos del pie

Cada dedo del pie está formado por varios huesos pequeños, llamados falanges, que están unidos por articulaciones. Los dedos 2.º, 3.º, 4.º y 5.º tienen 3 falanges cada uno. En raras ocasiones, el dedo meñique solo tiene 2 falanges, mientras que el dedo gordo siempre está formado por solo 2 falanges.

Los dedos están directamente unidos a los huesos metatarsianos de la parte media del pie. Los tendones y los músculos permiten doblar, enderezar, arquear y extenderlos, pero no pueden moverse independientemente unos de otros debido a la especial disposición de los tejidos blandos.

Por qué tenemos 5 dedos

Los ancestros de todas las criaturas cuadrúpedas que vivían hace unos 300-400 millones de años poseían 5 dedos en cada una de las 4 extremidades. Los distintos seres vivos podían tener hasta 13 dedos, pero en el curso de la evolución, todos se quedaron con solo 5. Los científicos aún no saben por qué este número concreto prevaleció en el desarrollo posterior del mundo animal.

Hoy en día, el cuerpo humano está tan adaptado a tener 5 dedos en cada pie que la pérdida del dedo gordo, por ejemplo, puede afectar a la capacidad de caminar con normalidad. Este dedo soporta aproximadamente el 40 % de la carga, por lo que sin él, la forma de caminar se volvería lenta e inconstante, y sería difícil mantener el equilibrio.

Funciones de los dedos del pie

  • Función de apoyo. Numerosos huesos, tendones, nervios y ligamentos de la estructura de los dedos del pie permiten mantener el peso del cuerpo humano en posición vertical.
  • Función de equilibrio. El mantenimiento de la postura y el equilibrio se consiguen conectando los dedos con el arco del pie, lo que aumenta la estabilidad general de todo el cuerpo. Cuando el cuerpo se inclina hacia delante, los dedos del pie permiten que se reposicione para recuperar el equilibrio. También ayudan a mantener una postura vertical.
  • Función motora. Al caminar, los dedos ayudan a estabilizar el pie, ya que aumentan la superficie de contacto con el suelo. Los dedos, al igual que las almohadillas de los pies, ayudan a despegarse del piso para dar un paso.
  • Función de aceleración. Al empujar, los dedos del pie ayudan a extender la longitud de la zancada, al tiempo que aumentan la superficie total del pie al tocar el suelo. Esto permite que el músculo de la pantorrilla trabaje más lentamente, pero con mayor eficacia. Esto crea aceleración y permite correr más rápido.
  • Función táctil. Cuando se camina descalzo, los dedos de los pies intervienen en la percepción del entorno o, más concretamente, de lo que hay bajo ellos, como la hierba blanda, pequeños materiales de construcción o una alfombra rugosa.
Ideas En 5 Minutos/Salud/Por qué necesitamos los dedos de los pies
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos