Por qué rechinamos los dientes al dormir y cómo aliviarlo

Rechinar los dientes al dormir, clínicamente conocido como bruxismo excéntrico, es un trastorno involuntario que lleva a una persona a apretar y mover la mandíbula de atrás hacia adelante y viceversa, provocando un sonido intenso. De no tratarse a tiempo, este problema puede tener consecuencias como piezas dentales sueltas o fracturadas en su totalidad.

Ideas en 5 minutos ha preparado este artículo para explicarte algunas de sus características más importantes.

Qué causa el bruxismo

  • Aunque pueden incidir diversos factores, los principales orígenes del bruxismo son el estrés y la ansiedad. La actividad muscular que ocurre debido a esto tiende a posicionar las articulaciones de manera que la persona fricciona y aprieta los dientes entre sí. Esto puede generar ruidos muy intensos, capaces de despertar a quienes duerman en la misma habitación.
  • Otras causas del bruxismo pueden estar asociadas a un mal funcionamiento en la articulación de la mandíbula. Esto debido a una mala mordida o al contacto irregular entre los dientes superiores e inferiores, lo que puede ser consecuencia de hábitos como masticar goma de mascar por un solo lado o morder constantemente elementos duros, como lápices.

Principales síntomas

Al ser inconsciente e involuntario, el bruxismo muchas veces puede ser un trastorno difícil de diagnosticar. Sin embargo, existen algunos síntomas asociados que ayudan a detectarlo. Entre ellos se encuentran:

  • Dolor en los músculos faciales o del cuello
  • Dientes aplanados, fracturados o flojos
  • Esmalte dental desgastado
  • Dolor de cabeza
  • Mayor sensibilidad dental

Es relevante destacar que algunas personas pueden no tener síntomas, por lo que siempre es recomendable hacerse un chequeo dental con un especialista de forma periódica. Esto ayudará a identificar signos difíciles de observar a simple vista.

Tratamiento

1. Visita a un odontólogo

  • Es importante que ante cualquier síntoma o sospecha de bruxismo, consultes a un especialista. Si bien hay personas que pueden no requerir tratamiento, este trastorno puede ser lo suficientemente intenso para producir problemas en la mandíbula, daños en las encías serias fracturas en los dientes.
  • En algunos casos, será necesario utilizar un protector o plano de relajación que se elabora a la medida de cada persona. Esta placa protege los dientes y evita la fricción entre las piezas superiores e inferiores. A pesar de que no detiene el rechinamiento en sí, puede ayudar a aliviar el dolor y mitigar el desgaste.

2. Reduce el estrés y mejora la calidad del sueño

Ya que el estrés puede ser la principal causa del bruxismo, es importante adoptar algunas medidas para reducirlo y así lograr un sueño profundo y reparador. Para ello:

  • Intenta no realizar actividades intensas a partir del atardecer.
  • Descansa entre 60 y 90 minutos antes de dormir, evitando el uso de pantallas.
  • Realiza ejercicio físico con regularidad, pero siempre antes de las 18:00 horas.
  • Crea un ambiente agradable y tranquilo en el dormitorio.
  • Disminuye o evita el consumo de alcohol y cafeína, especialmente en la noche.

3. Calma y evita las molestias

Para ayudar a aliviar el dolor causado por este trastorno y reducir los factores que puedan empeorarlo, es recomendable:

  • Aplicar compresas frías o calor húmedo en la zona de la mandíbula.
  • No consumir alimentos demasiado duros.
  • No masticar goma de mascar.
  • Consumir alimentos ricos en calcio para proteger el esmalte dental. Estos incluyen las semillas de chía, productos lácteos, sardinas, lentejas, entre otros.
Compartir este artículo