Qué es la caries dental y cómo evitarla

La caries es la enfermedad más común en los seres humanos. La Organización Mundial de la Salud estima que está presente en 2300 millones de personas en todo el mundo. Al mismo tiempo, es fácil de prevenir o curar en sus primeras etapas.

Ideas en 5 minutos te contará sobre la caries dental, sus síntomas, las etapas de desarrollo y las opciones de tratamiento que ofrecen los dentistas. También compartiremos contigo algunos consejos sobre cómo prevenir la caries dental y evitar problemas de salud bucal.

❗ La información de este artículo es solo de referencia. Para diagnosticar la caries y elaborar un plan de tratamiento, te recomendamos consultar a un médico.

Qué es la caries

Cuando comemos alimentos con alto contenido de carbohidratos, las bacterias de la boca comienzan a convertirlos rápidamente en ácidos. Como resultado, se forma placa en los dientes. Si no la quitas y no te cepillas los dientes, la placa puede endurecerse y convertirse en sarro. Hará que la eliminación de la placa sea más difícil y protegerá a las bacterias.

Con el tiempo, los ácidos contenidos en la placa comenzarán a disolver el esmalte dental, penetrarán más profundamente en los tejidos de los dientes y formarán caries en ellos. Si la caries no se trata, puede aumentar de tamaño y los ácidos y las bacterias penetrarán aún más profundamente. Esto puede causar un dolor intenso y, en casos avanzados, provocar una infección y extracción de dientes.

Qué aumenta el riesgo de caries dental

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar caries. Por ejemplo:

  • La ubicación de los dientes. La caries afecta con mayor frecuencia a los dientes posteriores. Tienen muchas fosas y depresiones en las que las bacterias pueden acumularse fácilmente. Esto hace que mantenerlos limpios con un cepillo sea más difícil que los dientes frontales lisos.
  • Mala higiene bucal, por la que la placa puede formarse más rápidamente y provocar caries.
  • Ciertos alimentos y bebidas. La leche, los helados, la miel, el azúcar, los refrescos, los pasteles, las galletas, los caramelos duros y las papas fritas se eliminan con saliva menos que otros alimentos. Como resultado, permanecen en los dientes por más tiempo y les dan a las bacterias más energía para producir ácido.
  • Falta de flúor. El flúor es un mineral natural que ayuda a prevenir la caries dental y revertir las primeras etapas del daño dental. Debido a esto, a menudo se agrega a las pastas dentales y enjuagues bucales. La falta de flúor hace que los dientes sean vulnerables a las bacterias y los ácidos que producen.
  • Boca seca. La saliva ayuda a eliminar los restos de comida de los dientes y a eliminar la placa. Ciertos medicamentos y afecciones médicas pueden reducir la producción de saliva y provocar sequedad en la boca, lo que aumenta el riesgo de caries.
  • Edad menor o mayor. La caries es común en niños pequeños y adolescentes. Los ancianos también corren un alto riesgo: con el tiempo, las encías pueden hundirse y los dientes se desgastan, lo que los hace más vulnerables a las caries.

Cuáles son las etapas de la caries

1. Desmineralización. En la primera etapa, el esmalte dental comienza a perder minerales y se debilita debido a los efectos de la placa. Como resultado, aparecen manchas blancas en la superficie. El daño aún se puede revertir usando pasta de dientes con flúor o visitando a un dentista. Realizará higiene bucal profesional y tratará los dientes con flúor.

2. Destrucción del esmalte. Si el esmalte continúa deteriorándose, las manchas blancas se volverán marrones y comenzarán a formarse pequeñas caries en los dientes.

3. Destrucción de dentina. Con el tiempo, las caries se agrandarán y las bacterias penetrarán más profundamente en la dentina, la parte del diente que se encuentra debajo del esmalte. Es más suave y sensible a los ácidos, por lo que la caries dental se acelerará. Entonces puedes llegar a sentir molestias al comer o al beber bebidas frías o calientes.

4. Pulpitis. La pulpa es la capa del diente que está debajo de la dentina. Contiene los nervios y vasos sanguíneos que nutren el diente y le proporcionan su sensibilidad. Una vez que la caries dental se ha extendido a la pulpa, es posible que experimentes dolor intenso e hinchazón alrededor del diente. En esta etapa, se requiere un tratamiento inmediato. Si no se hace, la pulpa dañada comenzará a morir y, lo más probable es que será necesario extraer el diente.

Síntomas de la caries

En las etapas iniciales, es posible que la caries no se manifieste de ninguna manera. Pero cuanto más tejido dental se destruya, tanto más a menudo aparecerán los siguientes síntomas:

  • dolor de muelas que ocurre sin razón aparente;
  • sensibilidad dental cuando comes o bebe algo caliente, frío o dulce;
  • manchas grises, marrones o negras en los dientes;
  • olor y sabor desagradables en la boca;
  • caries visibles u hoyos en los dientes;
  • enrojecimiento e inflamación de las encías.

Cómo tratar la caries dental

El tratamiento de la caries es prescrito y realizado por un médico después de un examen dental. El método específico depende de la etapa de la enfermedad:

  1. Tratamiento de flúor. Si la caries está en la etapa inicial, la higiene profesional y el tratamiento con flúor de los dientes pueden ayudar a que el esmalte se recupere.
  2. Colocación del empaste. Si ya se ha formado una caries en la superficie del diente, el dentista retirará el tejido destruido y lo restaurará con un empaste especial.
  3. Tratamiento de conducto. Si la caries ha llegado a la pulpa, puede ser necesario el tratamiento de uno o más conductos radiculares. El médico extraerá el tejido destruido y limpiará los conductos radiculares y la cavidad dental desde el interior. Luego colocará un relleno temporal y, en la próxima cita, uno permanente. Si la caries ha dañado una gran parte del diente, es posible que sea necesario colocar una corona.
  4. Extracción de un diente. Cuando la pulpa está tan dañada que el diente no se puede curar, el dentista puede sugerir la extracción del diente y recomendar la colocación de una prótesis.

Cómo evitar la caries dental

  • Practica una buena higiene bucal. Cepíllate los dientes al menos 2 veces al día, usa una pasta dental con flúor y usa hilo dental con regularidad.
  • Usa hilo dental y enjuague bucal cada vez que comas alimentos ácidos o ricos en carbohidratos (especialmente frutas cítricas y chocolate).
  • Usa selladores dentales. Un sellador es una capa protectora de plástico que se aplica a la superficie de masticación de los dientes posteriores. Cierra hoyos y grietas para mantener alejados los restos de comida y proteger el esmalte de la placa y el ácido. Los selladores pueden durar varios años antes de necesitar ser reemplazados. Analiza esta opción de prevención con tu dentista.
  • Limita los alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar. En cambio, mantén una dieta sana y equilibrada rica en frutas y verduras que aumentan la producción de saliva.
  • Visita a tu dentista con regularidad. La caries dental es más fácil y barata de tratar en las primeras etapas. El médico puede detectarla con un simple examen o radiografía, prescribir un tratamiento de inmediato y prevenir más caries. Se recomienda acudir al médico cada seis meses.
  • Habla sobre el tratamiento con flúor de tus dientes. Si no obtienes suficiente flúor, habla con tu dentista sobre la posibilidad de aplicarlo en la superficie de los dientes para una mayor protección contra las caries.
Compartir este artículo