Ideas En 5 Minutos
NuevoPopular
Aprende
Crea
Mejora
Ideas En 5 Minutos

Qué puede pasarle al cuerpo con duchas frías diarias

Aunque tomar una ducha fría no es una tarea fácil, tu cuerpo te lo agradecerá si lo haces.

Ideas en 5 minutos averiguó qué podría suceder si abandonaras las duchas calientes por un tiempo.

Importante: ❗️ Ideas en 5 minutos te recuerda la importancia de consultar con un médico antes de modificar cualquier hábito.

1. Podrías tener un mejor sistema inmunológico

Un estudio mostró que las personas que toman duchas frías tienen un 29 % menos de probabilidades de faltar al trabajo o a la escuela por estar enfermas. Sin embargo, no informaron menos días de enfermedad. Las duchas frías pueden hacer que alguien se sienta menos enfermo en general, lo que significa que puede seguir trabajando y estudiando.

2. Tu circulación mejorará

El aumento de la frecuencia cardíaca es la respuesta natural de tu cuerpo al frío. Esto hace que el corazón bombee mejor la sangre por todo el organismo. Y la circulación mejorada continuará incluso después de salir de la ducha.

3. Tendrás más endorfinas

En otras palabras, estarás de mejor humor. El agua fría envía varios impulsos a tu cerebro, lo que a su vez te da más claridad, te pone más alerta e incluso aumenta tus niveles de energía. Hasta podría ayudarte a recuperarte más rápido de la fatiga.

4. Tu percepción del dolor será menor

Los vasos sanguíneos pueden contraerse cuando se exponen al agua fría, lo que reduce la hinchazón y las molestias. Los nervios tampoco enviarán señales a tu cerebro con tanta rapidez, lo que reducirá tu percepción del dolor.

5. Tendrás un metabolismo mejorado

Tomar duchas frías alrededor de 2 o 3 veces por semana puede ayudar a tu metabolismo y, con el tiempo, incluso podría ayudarte a combatir la obesidad y a perder peso. El agua fría también podría igualar algunos niveles hormonales y ayudar a curar el sistema gastrointestinal.

6. Tu piel lucirá más saludable

El agua fría tensa el flujo sanguíneo, que es lo que le da a la piel ese brillo más saludable.

Por otro lado, si tomas una ducha caliente, tu piel se secará más fácilmente porque las células no podrán retener la humedad.

Compartir este artículo