Cómo aprender el código morse y para qué lo seguimos usando en la actualidad

El código morse se desarrolló para la codificación de información, convirtiéndola en una combinación de señales cortas y largas: puntos y rayas. En el pasado, este era ampliamente utilizado, pero en la actualidad sigue siendo útil conocerlo en caso de una situación extrema.

En Ideas en 5 minutos te explicaremos en qué consiste la codificación del morse, además de cómo aprender a entenderlo de forma rápida y a utilizarlo en la vida cotidiana.

Quién y para qué se inventó el código morse

El código morse es un método de codificación de símbolos, mediante el cual los operadores pueden enviar mensajes utilizando una serie de cortas y largas señales eléctricas. La señal corta concuerda con un punto y la larga con una raya.

De esta forma, las letras del alfabeto, números, signos de puntuación, otros símbolos y palabras sueltas se representan mediante una secuencia de señales largas y cortas (puntos y rayas).

Samuel Morse es considerado el inventor del código morse. A principios del siglo XIX, el método más popular y utilizado para la transferencia de información a largas distancias era el envío de cartas. Al mismo tiempo, algunos científicos de diferentes países trabajaban en los primeros modelos de telégrafos que permitían entregar rápidamente señales sencillas con ayuda de la electricidad. Para su trabajo se requirió elaborar un método especial de cifrado de información. El mérito de Samuel consiste en que su alfabeto resolvió este problema de forma simple y elegante al representar las letras del alfabeto con diferentes combinaciones de señales cortas y largas (puntos y rayas). Como resultado, este método de codificación se convirtió en el principal lenguaje telegráfico del mundo.

En el pasado, el código morse era muy utilizado. En primer lugar, gracias a que permitía realizar la transmisión de diferentes formas, por ejemplo, con ayuda de una pluma y papel, luz, sonido e incluso con la ayuda de los ojos o dedos. En la actualidad, el código morse se utiliza en la aviación y navegación, entre los radioaficionados, así como tecnología auxiliar para las personas con discapacidades.

Cómo está elaborado el código morse

El principio de codificación se basa en 5 elementos:

1. Señal corta o punto.

2. Señal larga o raya.

3. Pausa o elemento intermedio entre los puntos y rayas dentro de un símbolo, cuya duración coincide con la duración de una señal corta o punto. La señal corta y la larga siempre se dividen con una pausa.

4. Pausa o intervalo corto de silencio (entre las letras), cuya longitud coincide con la duración de 3 señales cortas o puntos.

5. Pausa o intervalo intermedio de silencio (entre las palabras), cuya longitud coincide con la duración de 7 señales cortas o puntos.

De tal forma, la frase morse code (“código morse” en español), bajo esta codificación, se verá de la siguiente manera:

El principio de codificación de las diferentes letras se basa en la frecuencia de uso en el idioma inglés. Al saber esto, podemos comprender bajo qué lógica está construido todo el alfabeto:

Por ejemplo, la letra E se utiliza con más frecuencia, por eso se codifica con la señal más corta y sencilla: un punto. Mientras que la codificación de la letra X o la Z requiere una combinación de 2 puntos y 2 rayas. Esto facilita la memorización del abecedario morse y hace que las señales transmitidas sean más compactas.

En la imagen superior se encuentra ilustrado el código morse para las letras latinas.

Para acelerar el proceso de intercambio de información, se acostumbra a codificar algunas palabras o frases convirtiéndolas en abreviaturas. Por ejemplo, TU en el idioma inglés significa Thank you! (“Gracias”). También hay códigos numéricos, por ejemplo, el número 88 significa “Con amor” o “Besos”. El código Q se utiliza ampliamente. Estos son códigos internacionales que empiezan con la letra Q y contienen tan solo 3 símbolos, pero pueden representar largas oraciones. Por ejemplo, QTC significa “Tengo __ mensaje para ti” en español, o I have ____ telegrams for you (o for ____) en inglés.

Contrariamente a la creencia popular, SOS no es una abreviatura, realmente se trata de la letra del abecedario morse más larga: consta de 9 signos, lo cual la hace destacar de las demás. Por consiguiente, esta frecuencia de señales cortas y largas se transmite sin ningún tipo de espaciamiento. Las variantes de decodificación en forma de frases como Save our souls (traducida al español literalmente como “Salven nuestras almas”, cuyo significado es “Envíen socorro”) aparecieron en el proceso del uso de la señal SOS.

Cómo aprender el alfabeto morse

Sin importar el idioma que manejes, es mejor aprender el alfabeto morse internacional, ya que la mayoría “habla” con él. Y cuando lo domines será más fácil aprender símbolos adicionales pertinentes a las letras de tu idioma.

¿Con qué comenzar? Algunas personas consiguen aprender todo el código morse de principio a fin. Pero frecuentemente es más sencillo aprender las letras recordando sus características:

  • 2 letras se componen de solo 1 símbolo: la E es 1 punto y la T es una raya.
  • 4 letras se componen de 2 símbolos: las letras A, I, M y N.
  • Algunas letras se parecen a otras si se escribe su código en orden inverso. Por ejemplo, la letra A es una secuencia de un punto y una raya, mientras que la N es una secuencia de una raya y un punto.
  • Las letras D, G, K, O, R, S, U y W se componen de 3 símbolos.
  • Las letras B, C, F, H, J, L, P, Q, V, X, Y y Z se componen de 4 símbolos.

Posiblemente te ayuden herramientas creadas por los socios de Google para memorizar el alfabeto morse. Son diferentes aplicaciones que se pueden instalar en el teléfono para aprender las letras de manera lúdica. Una de ellas utiliza divertidos pictogramas, como el de la imagen superior, que te ayudarán a aprender el alfabeto morse asociando las letras con palabras que inician con ellas y sus correspondientes señales. Aquí puedes descargar una imagen del alfabeto completo en alta resolución.

Una buena forma de aprender o entrenar la capacidad de reconocer los símbolos del alfabeto morse es realizar ejercicios, en donde el código se represente en una estructura como la de la imagen superior.

Realiza o imprime una imagen como esta. Toma un lápiz y prepárate para moverte por el dibujo a lo largo de los puntos. Comienza desde la casilla “Inicio” y enciende la grabación del código.

  • Muévete hacia abajo por la línea de los puntos cada vez que escuches una señal corta.
  • Muévete hacia abajo por la línea de las rayas cada vez que escuches una señal larga.

Por ejemplo: escuchas una señal larga y después dos cortas. Desde el punto de “Inicio” te moverás a la derecha y después hacia abajo, pero por la izquierda (es decir, por la línea de los puntos), y posteriormente otra vez hacia abajo y a la izquierda. Si has hecho todo correctamente, entonces te encontrarás en la letra D. Escribe la letra D en una hoja y nuevamente sube a la casilla de “Inicio”, esperando el código para el siguiente símbolo.

De esta forma escucharás y te darás cuenta de qué símbolo se trata. Repite este ejercicio 10 minutos al día.

Compartir este artículo