Cómo crear un itinerario turístico para visitar una ciudad

Supongamos que vas a visitar Londres, Berlín, París, Barcelona u otra ciudad llena de lugares turísticos. Ya compraste los boletos y reservaste el hotel. Solo falta lo más importante: planificar qué sitios visitarás.

Ideas en 5 minutos te compartirá un método sencillo para crear tu propio itinerario de viaje y planificar tu tiempo libre.

1. Crea una lista de lugares interesantes

En primer lugar, usa un buscador de Internet y escribe “lugares turísticos de X”. Revisa los resultados y echa un vistazo a la lista, haz clic en los sitios interesantes y apunta los que te han dado más ganas de visitar.

En segundo, agrega otras fuentes: guías de viaje, blogs populares, foros y programas en YouTube. Finalmente, pregunta a tus amigos y conocidos que ya han visitado esa ciudad qué lugares interesantes pueden sugerirte.

Como resultado, obtendrás una lista de sitios que te interesan. Esta puede incluir:

  • Monumentos arquitectónicos (edificios, estatuas, objetos de arte, ruinas históricas).

  • Espacios públicos (parques, plazas).

  • Museos y galerías de arte.

  • Zoológicos, acuarios y parques naturales.

  • Parques de atracciones.

  • Teatros y cines.

2. Marca lugares en mapas en línea

Descarga una aplicación con mapas en línea en tu celular y marca los lugares de tu lista en ellos. Puedes poner las mismas marcas o escoger una distinta para cada categoría. Por ejemplo, banderas para museos y estrellas para parques.

3. Divide por día las visitas a los lugares turísticos

Cuando hayas agregado todos los puntos que deseas visitar en tu mapa, intenta programar una ruta por día. No es necesario crear un horario estricto, solo basta con anotar qué lugares se encuentran cerca uno del otro para visitarlos en una jornada.

Por ejemplo, viajarás a Barcelona y los sitios turísticos que te interesan están ubicados en tres áreas: Barrio Gótico, Montjuic y la zona costera de la ciudad. Entonces, un itinerario aproximado para 3 días podría ser:

1. Zona costera:

  • Playa del Bogatell.

  • Playa de la Nova Icària.

  • Anillo Olímpico de Montjuic.

2. Barrio Gótico:

  • Museo Picasso de Barcelona.

  • Basílica de Santa María del Mar.

  • Palacio Güell.

3. Montjuic:

  • Plaza de España.

  • Fuente mágica de Montjuic.

  • Castillo de Montjuic.

4. Busca recorridos gratuitos

En muchas ciudades, los habitantes locales y los guías principiantes realizan recorridos gratuitos. Busca los que puedas combinar con tu ruta. Esto te ayudará a averiguar más sobre lugares interesantes y obtener nuevas impresiones durante tu paseo.

5. Planea los viajes fuera de la ciudad

Es muy difícil combinar un paseo por la ciudad con visitas a complejos históricos, parques temáticos y naturales, y también a los festivales principales. Por lo general, tales eventos toman un día entero o incluso varios. Si tienes la oportunidad de hacerlo, dedica otro día para realizar tales visitas y no las lleves a cabo el día de las idas y venidas a la ciudad.

Antes de visitar, investiga toda la información: horarios de apertura, costo de entrada, acceso al transporte, estacionamiento, entre otros. Si planeas visitar un parque natural, pregunta por la disponibilidad para acampar. Si vas a conocer un parque temático, pregunta por habitaciones disponibles en hoteles cercanos.

De antemano descarga en la página web oficial el programa del festival, el mapa del parque o conjunto histórico. Dedica media hora a crear un plan para visitar los lugares interesantes. De esta forma, después no tendrás que decidir a dónde ir primero de forma apresurada.

Bono: llena mapas en línea

Antes de viajar, no solo hagas una lista de lugares interesantes, sino también de cafeterías y restaurantes que deseas visitar. Puedes buscar establecimientos para comer a través de Internet, guías de viaje, blogs y recomendaciones de amigos.

Marca con insignias especiales los lugares para comer en el mapa en línea. Puedes poner otra insignia también para la casa o el hotel donde planeas alojarte.

Como resultado, obtendrás un mapa en el cual será más fácil guiarte, estés donde estés. Por ejemplo, estás paseando por la Plaza de Trafalgar en Londres y de repente te dan ganas de comer algo. Le echas un vistazo al mapa y ves que cerca hay un buen restaurante recomendado en un foro turístico, y a cien metros se encuentra una cafetería económica sugerida en tu blog favorito. Puedes dirigirte inmediatamente a uno de estos dos establecimientos y no perder el tiempo buscando un sitio para comer.

Compartir este artículo