Ideas En 5 Minutos
NuevoPopular
Aprende
Crea
Mejora
Ideas En 5 Minutos

Cómo elegir el lugar perfecto para vacacionar

----
153

Para tener unas buenas vacaciones en el mar, no basta con ir a una agencia de viajes, pagar e irse a un complejo hotelero. Los recuerdos verdaderamente memorables solo quedarán después de un viaje bien pensado, hecho exactamente a tu medida.

Ideas en 5 minutos entrevistó a viajeros experimentados y creó una lista de puntos que deben tener en cuenta aquellos que buscan encontrar el lugar de vacaciones perfecto, pero no saben por dónde empezar.

A veces sucede que los futuros turistas van a una agencia de viajes y piden que les elijan la mejor opción posible por una determinada cantidad de dinero. Los trabajadores honestos realmente tratan de ofrecer lo mejor, pero, sea como sea, siempre elegirán según sus propios gustos. Y entonces puede suceder lo más desagradable: una discrepancia entre las expectativas y la realidad.

Y esto puede manifestarse en una variedad de cosas. Digamos que las vacaciones ideales para ti son la paz y la tranquilidad, pero te han seleccionado un hotel con una discoteca en la que toda la noche suena música fuerte. O has estado soñando todo el año con ir a un complejo hotelero donde puedas comenzar la mañana con una rebanada de salmón ahumado, pero el hotel al que vas no tiene salmón en el menú. O, por ejemplo, tu entretenimiento favorito en el mar es saltar desde el muelle, pero llegas a una playa donde, para llegar a la profundidad, hay que caminar 50 metros. Y claro que no hay muelle.

La impresión general se forma a partir de detalles aparentemente insignificantes. Para no estropear estas impresiones, te proponemos pensar por adelantado en todo, hasta el último matiz. Y lo más importante es que recuerdes que solo tú sabes cómo son las mejores vacaciones para ti.

Clima

El primer paso es decidir qué clima es ideal para ti durante tus vacaciones. Cosas para considerar:

  • Temperatura de día y de noche (naturalmente, durante el período en el que vas a viajar). Por ejemplo, en los Emiratos Árabes Unidos julio puede ser demasiado caluroso.
  • Frecuencia de lluvias. Verifica el pronóstico del tiempo para la duración de tu viaje, tal vez la cantidad de precipitaciones te obligue a cambiar de destino. Y no conviene ir a algunos países en determinadas épocas del año debido a las lluvias. Por ejemplo, en algunas regiones de Sri Lanka, la temporada de lluvias es de mayo a septiembre.
  • La probabilidad de huracanes en algunas ubicaciones geográficas depende de la temporada. Por ejemplo, en Cuba la temporada de huracanes comienza oficialmente el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre.
  • La presencia de un viento constante. Si estás planeando pasar tus vacaciones en una isla, averigua con anticipación lo ventoso que puede llegar a ser el lugar. Por ejemplo, en algunas partes de las islas de Grecia se considera que la temporada de vientos es el período que va de mayo a septiembre.

Tipo de alojamiento

Aquí hay varias opciones:

  1. Una tienda de campaña en la naturaleza, si estás preparado para todas las peculiaridades de la vida en condiciones de campo. La ventaja es que puedes elegir un lugar hermoso y ecológicamente limpio con playas de agua cristalina. Pero todo esto, muy probablemente, estará lejos de la civilización.
  2. Una casa móvil que se puede alquilar e instalar en un camping especialmente equipado. Pero hay que tener en cuenta que los vecinos de un camping pueden poner música alta, divertirse por la noche y tal vez no comportarse correctamente.
  3. Las tiendas de campaña glamping son unas carpas equipadas con estilo y comodidad, que generalmente no tienen ducha ni baño privado. Ambas cosas se suelen compartir dentro del área de glamping. Además, es posible que las tiendas de campaña no estén protegidas de los insectos, que pueden meterse libremente en el interior. Pero generalmente hay comida deliciosa, y no es necesario que lleves ningún equipo de campamento.
  4. El sector privado es una solución para los turistas independientes. Puede ser una habitación en el departamento de una señora o una casa de moda con una ubicación conveniente y una administración moderna.
  5. Un minihotel es un hotel pequeño que normalmente tiene pocas habitaciones. La mayoría de las veces, en estos hoteles los desayunos se pueden incluir en el precio de la habitación. A veces, los hoteles pequeños tienen piscinas. En tales lugares, si tienes suerte, habrá comodidad hogareña y anfitriones hospitalarios que te cuidarán como si fueras parte de la familia. Especialmente si es un negocio familiar. Para aumentar la probabilidad de encontrar una gran opción, lee las reseñas.
  6. Un hotel de ciudad puede tener o no estrellas y ser adecuado para viajes de placer o de negocios. Por lo general, en estos hoteles hay un restaurante, a veces un complejo de spa, una piscina y servicios adicionales, como un mostrador de información turística o salones de belleza.
  7. Un hotel resort es un complejo hotelero con un gran territorio, donde se proporciona todo lo necesario para la recreación durante un largo período de tiempo. La variedad y la calidad de los servicios en el territorio depende de la cantidad de estrellas que tenga. De hecho, ni siquiera es necesario que salgas de un hotel así. La mayoría de las veces, estos lugares tienen al menos una piscina, un restaurante, y si el hotel es de primera línea, tendrá su propio acceso a la playa.

Sea cual sea el tipo de alojamiento que elijas, todavía hay muchos matices que hay que tener en cuenta.

Traslados desde el aeropuerto

Para llegar a tu destino, necesitarás un traslado desde el aeropuerto o la estación de tren, a menos que viajes en automóvil.

  • Para llegar cómodamente, puedes tomar un taxi. Si viajas a otro país, no olvides averiguar con anticipación por Internet en qué compañías de taxis puedes confiar. Puedes descargar la aplicación adecuada. De lo contrario, un taxi elegido en el aeropuerto al azar podría resultar mucho más caro. Y los taxistas sin escrúpulos pueden encender el taxímetro y dar la vuelta a la ciudad, esperando que no conozcas la ruta.
  • Si reservas alojamiento en un hotel, puedes preordenar un traslado, es decir, el transporte de turistas al lugar de residencia organizado por el operador turístico o por el hotel. En este caso, te recibirán, te acompañarán y te llevarán directo al hotel, lo cual es bastante cómodo. Las desventajas de un traslado de este tipo aparecen cuando hasta el hotel va un gran autobús con muchos turistas. En primer lugar, debes esperar hasta que todos estén reunidos, y luego el autobús pasará por varios hoteles a lo largo de la ruta, se detendrá en cada uno y dejará a una parte de los turistas en el lugar. Tal viaje tomará más tiempo que un traslado individual, en el cual solo suelen viajar 1 o 2 familias.
  • Si vas a alquilar un auto, puedes hacerlo directamente en el aeropuerto. Por lo general, las empresas de alquiler de automóviles aceptan reservas en línea con anticipación, por lo que puedes reservar el automóvil que más te convenga. Si este es el caso, descarga de antemano una aplicación de mapas que funcione sin Internet. En un lugar nuevo, las comunicaciones móviles pueden ser muy caras o de muy baja calidad. Asegúrate de anotar la dirección del hotel con anticipación y trata de ubicarlo en un mapa mientras aún estés en casa.
  • Es importante considerar no solo el transporte, sino también la distancia al hotel. Muchos turistas experimentan una verdadera decepción cuando, después de un vuelo, resulta que se necesitan otras 2 o 3 horas para llegar al hotel. Para evitar sorpresas desagradables que ensombrezcan tus vacaciones, consulta con anticipación dónde se encuentra el hotel y cuánto tardarás en llegar. Y si queda lejos y estarás en un clima caluroso, asegúrate de que el transporte tenga aire acondicionado.

La temperatura del agua

No hablaremos por todos, pero sabemos con certeza que muchos se van al mar con la intención de darse un buen chapuzón. No es ningún secreto que en diferentes épocas del año, en diversos lugares, la temperatura del agua en el mar o en el océano cambia. Puedes averiguar con anticipación la temperatura del agua en la región a la que te diriges.

Por ejemplo, en la cuenca mediterránea, en julio, en diferentes lugares la temperatura del agua puede ser de 21 °C a 27 °C. Es una diferencia significativa para alguien que va de vacaciones, ¿verdad?

Si el agua del mar es fresca, puedes elegir un hotel con piscina climatizada. Esta, por cierto, es una buena alternativa al mar, si no vas en temporada alta y el clima puede ser malo.

Las playas

Dependiendo del tipo de alojamiento que hayas elegido, puedes esperar diferentes tipos de playas.

  1. La playa salvaje estará desierta, probablemente sea pintoresca, pero estará lejos de la civilización y, lo más importante, no estará equipada con tumbonas o sombrillas, ni otras comodidades mínimas. La ventaja de un lugar así es el agua clara y la ausencia de vecinos ruidosos. Desventajas: definitivamente tendrás que ir allí por tu cuenta. Aunque, quizás, para alguien esto esté lejos de ser un inconveniente.
  2. Es mejor estudiar las playas públicas con anticipación. Estas playas pueden ser gratuitas o pagas, con alquiler diario de tumbonas y sombrillas. En algunos lugares las tarifas pueden ser muy elevadas. Habrá al menos una infraestructura mínima: vestuarios, socorristas y un baño. Al mismo tiempo, no se recomienda dejar las pertenencias desatendidas en una playa así, porque cualquiera puede llevárselas. Durante la temporada alta, las playas públicas son lugares turísticos populares, así que pueden estar completamente abarrotadas de gente.
  3. Playas privadas que son propiedad del hotel. Tanto los hoteles de primera línea como los de la segunda y otros menos costosos pueden tener su propia playa (en el último caso, pueden tener un territorio común). En estos casos, tendrás que caminar hasta la playa y a veces viajar. Algunos hoteles brindan a los turistas la oportunidad de llegar al mar en autos eléctricos u otros tipos especiales de traslados. Si tienes que caminar hasta allí, calcula de forma anticipada la distancia hasta la playa en un mapa. Muchos hoteles indican la distancia en línea recta, pero si se calcula la misma ruta transitada a pie, el tiempo para atravesarla se duplica o se triplica.

Hay algunos puntos más que deben averiguarse y tenerse en cuenta de antemano.

  • Cuál es el fondo de la playa: arena, piedras, conchillas, rocoso. Puede que inicialmente sea rocoso, pero algunos hoteles quitan las piedras grandes para la comodidad de los turistas. Son las piedras grandes las que pueden estropear enormemente la experiencia del descanso, porque entrar al agua puede ser una tarea abrumadora. En este caso, asegúrate de llevar chancletas o zapatillas acuáticas, que protegerán los pies de abrasiones y cortes. O debería haber un muelle en esa playa.
  • La limpieza de la propia playa y del agua en esa zona también son factores muy importantes. Puedes obtener información de antemano sobre estas características a partir de las reseñas de otros turistas.
  • La presencia de subidas y bajadas pronunciadas. Muchos hoteles están ubicados en una elevación perceptible y, para llegar a la playa, es necesario bajar unas escaleras empinadas. Este puede ser un factor crítico para los turistas con niños y, en consecuencia, con cochecitos. También hay que tener en cuenta que en un clima caluroso, volver a subir tras visitar la playa será aún más difícil que bajar.
  • Servicios adicionales que pueden ser relevantes (la posibilidad de tomar un refrigerio o al menos comprar agua, equipo para deportes acuáticos, la presencia o la ausencia de música alta, si hay o no hay una ducha, la posibilidad de encontrar sombra cuando haga mucho calor): todo esto puede resultar importante una vez que estés en el lugar.

Infraestructura

Dondequiera que vayas, a un hotel o a un campamento, es importante saber de antemano qué infraestructura hay.

  • Si cocinas tu propia comida, ¿hay una tienda cerca?
  • Si deseas alquilar un automóvil por un par de días, ¿existe la oportunidad de hacerlo cerca de tu alojamiento?
  • Si hablamos de un hotel, piensa en cómo serían tus vacaciones ideales: ¿necesitas toboganes de agua, una piscina con agua de mar, un club infantil, hamacas en la playa, la oportunidad de ir a darte un masaje o beber una taza de café en un bar?
  • Si tus vacaciones no incluyen comidas y no planeas cocinar, lee con anticipación las reseñas de los restaurantes cercanos.

Cantidad de personas

En cuanto al número de veraneantes, es más difícil para aquellos que esperan disfrutar de la naturaleza en silencio. Encontrar un lugar apartado para relajarse (si es importante para ti) es difícil, pero posible. Además, puede no diferir en términos de precio de un lugar concurrido y popular.

A qué hay que prestarle atención:

  • La ubicación del hotel está lejos de lugares densamente poblados (o está en un pequeño pueblo) y lejos de otros hoteles. Puedes buscar esos lugares en los mapas en línea.
  • Playas privadas de gran extensión. En algunos hoteles, las playas pueden tener de 2 a 3 km de largo.
  • Playas salvajes apartadas. Este es probablemente el bocado más sabroso para los amantes del silencio. Estos lugares no suelen ser muy publicitados, por lo que para encontrarlos debes dedicar tiempo a una búsqueda en línea. Y no olvides llevar allí todo lo necesario para una estancia cómoda, en primer lugar, agua y una sombrilla.

Comida

El tema de la calidad de la comida puede ser esencial si piensas alojarte en un hotel con régimen de media pensión o superior. En este caso, la comida del restaurante del hotel está incluida en el precio del alojamiento y los turistas tienen expectativas especiales sobre ella. Como mínimo, debe ser segura y obviamente será mejor si es variada y sabrosa.

Es imposible saber lo que les espera a los turistas en el restaurante de un hotel por la descripción que el establecimiento hace sobre sí mismo. Para responder a esta pregunta, tendrás que dirigirte a Internet. Es mejor si encuentras reseñas que incluyan fotos. Para tener una idea objetiva del menú de un restaurante, lee un par de docenas de reseñas detalladas, tanto las buenas como las malas. Mira las fotos. De esta manera puedes formarte una idea sobre lo que se te dará de comer en general, y luego podrás prestar mayor atención a los detalles. Qué puede denotar que un hotel es de alto nivel:

  • La presencia en los desayunos de un cocinero que prepare omeletes y huevos según pedidos individuales.
  • Pescado ahumado en el menú.
  • Variedad de pescados entre los platos calientes durante los almuerzos y especialmente en las cenas.
  • Disponibilidad de platos a la parrilla.
  • Mariscos: mejillones, camarones y cangrejos suelen ser los platos que definitivamente encontrarás en las fotos adjuntas a las reseñas.
  • Una variedad de frutas y especialmente bayas de temporada, como fresas y cerezas.
  • Disponibilidad de un menú infantil, que incluye yogures en envases de producción masiva.

Entretenimiento

El entretenimiento es un tema muy controvertido. A algunos les gustan los hoteles vacacionales con animaciones ruidosas y alegres, mientras que otros necesitan silencio y que nadie los moleste. Cualquiera de estas opciones se puede elegir si lees las reseñas de otros turistas.

  • Dales preferencia a las habitaciones cuyas ventanas no dan a la piscina, a las discotecas o a las calles con clubes (al reservar una habitación, puedes indicarlo en tus preferencias), para que puedas dormir en un ambiente lo suficientemente silencioso.
  • Lee con anticipación en la descripción del hotel qué entretenimientos tiene.
  • Si no te gustan los hoteles que tienen promociones de entretenimientos muy agresivas, elige aquellos que no tengan esa clase de servicios o busca reseñas que digan que su promoción no es invasiva.
  • Si vas a divertirte, por el contrario, presta atención a los servicios del hotel, y también programa de antemano las salidas a los clubes nocturnos o discotecas.
  • Piensa por separado en el entretenimiento para los niños: generalmente puede ser un club, clases y talleres, juegos de rol, toboganes de agua, una discoteca infantil, la presencia de un patio de juegos, y en climas calurosos, en todo momento debe haber necesariamente un lugar con sombra.

Sueño confortable

Muchas personas experimentan molestias por un colchón o unas almohadas incómodas, y si eliges la opción de acampar, la ropa de cama generalmente deja mucho que desear.

Trata de anticipar todas estas dificultades. Si no puedes dormir lo suficiente debido a una almohada incómoda, el costoso descanso puede arruinarse gravemente.

  • Si viajas en automóvil, lleva tu propia almohada.
  • Busca hoteles que tengan un servicio de menú de almohadas.
  • No dudes en pedirle al personal del hotel una manta adicional, una almohada más dura/blanda o incluso un colchón de repuesto. La mayoría de las veces, te lo pueden proporcionar de forma gratuita.

Naturaleza

Algunos lugares están ubicados en maravillosos espacios naturales, donde es posible admirar los árboles centenarios, las montañas altas y las playas de fina arena blanca.

  • Si es importante para ti contemplar un hermoso paisaje, elige un lugar con anticipación teniendo en cuenta este detalle.
  • Averigua de qué lado está el mar. Si está en el oeste, tendrás todas las posibilidades de ver hermosas puestas de sol.
  • Averigua si puedes encontrar hermosos ríos, lagos o cuevas inusuales cerca y hacer senderismo allí.

Lugares de interés

Si vas a dedicar parte de tu tiempo a visitar lugares de interés, elige con anticipación una región ubicada cerca de las atracciones principales.

  • Localidades a las que se puede llegar a pie. Es muy conveniente poder llegar caminando a sitios históricos en cualquier momento del día. Así podrás distraerte durante un tiempo de las playas y ver algo nuevo.
  • Traslados de no más de un día. Piensa en los medios de transporte que pueden llevarte al lugar si no pagarás una excursión: taxi, minibús, autobús, tren. Averigua de antemano dónde puedes encontrar transporte y cuánto cuesta.
  • Traslados de 2 a 3 días. Si un viaje de ida toma varias horas, puedes optar por excursiones con pernoctación y, a veces, si es necesario, con vuelo incluido. Tal miniviaje requiere una planificación detallada por separado.

Es importante recordar que no todas las ofertas de excursiones son realizadas por emprendedores honestos. Compara los precios y estudia con detenimiento los problemas de seguridad.

Detalles agradables

Como dijimos anteriormente, las vacaciones ideales son algo individual y diferente para cada persona. Considera las pequeñas cosas que no parecen muy importantes a primera vista, pero que pueden acercar tu idea de unas vacaciones inolvidables a tu ideal. ¿Qué podría ser? Fantaseemos:

  • Una palmera inclinada sobre la arena blanca
  • Un columpio a una altitud de 1000 metros sobre el nivel del mar
  • Hamacas en la playa
  • Pequeñas casas pintadas de blanco
  • Acogedoras cortinas en las ventanas
  • Una costanera larga para caminar
  • Una tumbona con vista al mar y un coco con una sombrilla decorativa

Esta lista no está limitada por nada más que tu imaginación. Y si abordas la elección de unas vacaciones en detalle, puedes elegir lo que sea adecuado para ti por una cantidad de dinero de lo más aceptable.

----
153
Compartir este artículo