Cómo superar el miedo a conducir

Obtener una licencia de conducir puede ser una experiencia emocionante para muchas personas, pero también hay un grupo de gente que tiene miedo incluso de salir a una carretera tranquila.

Este miedo se llama amaxofobia y se puede superar con la ayuda de los consejos que Ideas en 5 minutos enumerará a continuación.

1. Afronta tus miedos mediante la terapia de exposición

La terapia de exposición es el método de superar los miedos enfrentándolos, dando de un pequeño paso a la vez. La esencia de esta terapia es despedirse del temor acostumbrándose a lo que lo genera en primer lugar, pero a un ritmo lento.

Si te aterroriza conducir, es posible que quieras pasar al menos 5 minutos simplemente sentado en el automóvil todos los días. Luego, gradualmente, puedes conducir el automóvil durante al menos 5 minutos diarios. Luego, puedes subir de nivel conduciendo un poco en un área sin nada de tráfico. Con el tiempo, podrás conducir sin miedo y sin ningún tipo de ansiedad.

2. No conduzcas solo

Tal vez no tengas miedo a conducir, sino miedo a conducir solo. Puedes frenar este nerviosismo haciendo viajes cortos por la ciudad con alguien durante las primeras semanas. Cuanto más te acostumbres a conducir, tanto más fácil te resultará hacerlo solo.

También puedes contratar a un instructor de conducción paciente que te haga sentir más seguro. Te ayudará verbalmente a navegar por donde tengas que ir mientras conduces. También hablarán sobre los peligros potenciales que ven para entrenarte a evitarlos por tu cuenta. Esto ayudará a aumentar tu concentración durante la conducción. Unas cuantas sesiones de manejo con tu instructor pueden ayudarte a controlar tu vacilación al conducir.

3. Conduce durante el día

No importa si eres un conductor nuevo o experimentado, si estás nervioso al salir a la carretera, comienza conduciendo durante el día. Tu temor se puede deber a que la oscuridad (durante la conducción nocturna) te dificulta ver personas, animales y otros vehículos. Puedes conducir durante el día al principio, y una vez que hayas superado el miedo al manejo en general, y cuando seas capaz de hacerlo solo, podrás trabajar para controlar tu miedo a conducir de noche.

4. Haz de tu coche un espacio seguro y positivo

Puedes hacer una lista de reproducción de tus canciones favoritas y cantar en el automóvil mientras conduces. Esto te ayudará a liberar endorfinas que te mantendrán en buen estado de ánimo durante todo el viaje. Otra forma de mantener un entorno de conducción positivo es mediante el uso de aromaterapia. Puedes poner un algodón con unas gotas de aceite de lavanda que actuará como calmante. O puedes usar tu perfume favorito para mantenerte animado cuando salgas a dar una vuelta.

5. Practica la conducción en carretera

Una vez que hayas controlado tu miedo a conducir en general, es posible que te des cuenta de que te queda un poco de nerviosismo cuando se trata de conducir por la carretera. Puedes superar esta vacilación conduciendo al principio por carreteras menos transitadas, no de varios carriles. También puedes optar por conducir en carreteras más pequeñas, pero no en las horas pico del día. Es posible que gradualmente descubras que ahora estás acostumbrado a las carreteras más tranquilas y puedes subir de nivel para conducir en las más transitadas.

Compartir este artículo