12 Plantas que no son tóxicas para las mascotas

Algunas plantas pueden ser tóxicas para los perros y gatos, causando fiebre, dolores estomacales, y otros síntomas. Afortunadamente, existen opciones que te permitirán adornar tu casa y jardín sin tener que preocuparte si tu gato o perro se acercan, o incluso, saborean.

Ideas en 5 minutos ha recopilado 12 plantas con sus principales características para mantener a tus compañeros peludos fuera de peligro.

1. Violeta africana (Saintpaulia)

Con un llamativo color púrpura y un tamaño que no sobrepasa los 30 cm, esta planta es perfecta para darles un toque de color a los rincones de tu hogar.

Otra de sus ventajas es su fácil mantenimiento, ya que solo requiere de riegos por inmersión ocasionales para así evitar dañar sus hojas y flores. En este caso, dicho método consiste en sumergir la maceta en un recipiente con agua hasta cubrir toda la tierra, por alrededor de 5 minutos.

2. Albahaca (Ocimum basilicum)

Si quieres tener una hierba aromática, pero temes por la salud de tus mascotas, la albahaca es una buena opción, ya que no representa un peligro para perros ni gatos.

Además de su intenso aroma y variados usos culinarios y medicinales, esta planta no es muy difícil de mantener. Solo debes asegurarte de ubicarla en lugares donde la temperatura esté por sobre los 15 ºC y alejada de corrientes de aire. También se recomienda humedecerla de manera frecuente.

3. Helecho de Boston (Nephrolepis exaltata)

El helecho de Boston se encuentra dentro de la familia de helechos inofensivos para las mascotas, junto con el nido de ave (Asplenium nidus) y el cuerno de alce (Platycerium bifurcatum).

Estas plantas, además de ser aptas para decorar interiores, se caracterizan por ayudar a mantener una mayor humedad en el ambiente y purificar el aire, por lo que tú y tus mascotas se verán beneficiados, sobre todo en climas secos y calurosos.

4. Palma Kentia (Howea forsteriana)

También conocida como palma del paraíso, la kentia es una planta que se destaca por sus hojas finas y brillantes, por lo que es ampliamente utilizada con fines ornamentales, siendo segura para perros y gatos.

Aunque puede crecer en el interior en lugares de clima frío, desarrolla un mayor crecimiento en jardines y patios exteriores con luz indirecta durante sus primeros cinco años.

5. Orquídea (Phalaenopsis)

Las orquídeas pueden ser una excelente opción para darle estilo y color a tu hogar jardín, debido a sus variados colores y elegante anatomía.

Además de no representar ningún peligro para tus amigos felinos o caninos, pueden durar meses con los cuidados adecuados. Esta planta es amante de la humedad, por lo que se recomienda rociarla levemente con agua durante días calurosos.

6. Calatea (Calathea)

Esta planta, originaria de las zonas tropicales de América, se destaca por sus brillantes y alargadas hojas y sus diversos tonos verdes. Puede llegar a los 60 cm de altura.

Al requerir calor y humedad, se recomienda mantenerla en el interior, donde la temperatura fluctúe entre los 16 y 30 ºC, y en lugares no muy soleados. Adicionalmente, no es tóxica para perros ni gatos.

7. Rosa (Rosaceae)

Aunque las rosas son conocidas por sus fines decorativos en casasjardines, sus flores también son utilizadas medicinalmente para aliviar dolores de garganta y de cabeza, por lo que mantenerlas en tu hogar puede ser muy beneficioso.

Los gatos podrían verse atraídos a morder sus flores por su característico aroma y sabor, sin embargo esto no significa ningún peligro para ellos, ni para los perros.

8. Margarita gerbera (Gerbera jamesonii)

Si la jardinería te apasiona y no es un problema dedicarle tiempo y cuidado a tus plantas, la margarita gerbera será una tarea fácil para ti, ya que se caracteriza por requerir un poco más de atención.

Sin embargo, todo este esfuerzo se recompensa con sus coloridas flores, su capacidad de purificar el aire y, por supuesto, con ser amigable con tus mascotas. Se puede conservar tanto en interiores como en exteriores, protegiéndola del sol directo.

9. Cinta o listón (Chlorophytum comosum)

También conocida popularmente como “malamadre”, esta planta no es tóxica para las mascotas y es muy fácil de cuidar, pues no requiere de mucho riego. A su vez, se recomienda mantenerla en lugares luminosos pero alejada del sol directo.

Debido a sus largas y llamativas hojas, es muy probable que los gatos quieran jugar con ella, por lo que se recomienda colgarla y así evitar que la destruyan.

10. Iresine (Iresine herbstii)

También conocida en algunas regiones como “hojas de sangre”, esta planta es apta tanto para el jardín como para interiores, por lo que tus mascotas podrán estar cerca de ella donde sea que la quieras colocar.

Sus hojas poseen un color rojizo intenso, por lo que es muy llamativa. Se debe mantener en lugares iluminados e, idealmente, ubicarla bajo el sol de la mañana.

11. Bambú (Bambusoideae)

Esta planta leñosa, además de ser pet-friendly, se caracteriza por su rápida propagación en el exterior, aunque puede sembrarse en una maceta al interior manteniendo los cuidados necesarios.

Debes tener en cuenta que el bambú requiere de una gran cantidad de agua, idealmente durante las primeras horas del día o luego del ocaso. También se recomienda fertilizar adecuadamente para su óptimo crecimiento y resistencia al frío.

12. Zinnia o rosa mística (Zinnia)

Esta planta, amigable con las mascotas, puede ser cultivada tanto en jardines como en interiores, idealmente en climas cálidos, ya que el frío puede impedir su supervivencia. Sus flores de llamativos colores la hacen muy popular en la decoración de dichos espacios.

Ten en cuenta que, si eliges ubicarla dentro del hogar, deberás usar un sustrato especial, puesto que no recibirá la suficiente luz del sol, aun colocándola cerca de una ventana.

Bono: 3 plantas tóxicas para tus mascotas que debes evitar

A pesar de que son muy comunes, las siguientes plantas son altamente nocivas para la salud de perros y gatos:

  1. Lirio o azucena (Lilium): puede producir daño severo en los riñones de los gatos, aun cuando se ingiere en bajas cantidades.
  2. Tulipán (Tulipa): contiene toxinas que pueden causar irritación gastrointestinal, inapetencia y anomalías cardíacas en perros y gatos.
  3. Cuna de Moisés o lirio de la paz (Spathiphyllum): contiene componentes altamente tóxicos para perros y gatos. Puede causar vómitos, dificultad para tragar, quemazón e irritación oral, entre otros síntomas.
Compartir este artículo