Cómo aprender a escribir bonito

Pocas personas pueden presumir de una bonita escritura, a pesar de que en la primaria se distinguían por su caligrafía perfecta. Y no todos saben que pueden aprender a escribir bonito a cualquier edad y prácticamente con cualquier nivel de preparación si se realizan ciertos ejercicios muy sencillos todos los días.

Ideas en 5 minutos recomienda probar algunos trucos que mejorarán la escritura y podrían ayudarte a aprender la base de la caligrafía.

Consejo 1. Elige la pluma más cómoda

La caligrafía se verá mejor si eliges una pluma adecuada. Para empezar, intenta usar diferentes instrumentos de escritura, y presta atención a la diferencia:

  • El lápiz entra en contacto de manera densa con el papel. En gran medida, esto depende de la dureza del grafito: entre más suave sea, más fácilmente se adherirá al papel.

  • El bolígrafo se desliza rápidamente por el papel gracias a la bola en la carga, la cual, al girar, saca la tinta.

  • El marcador se parece al bolígrafo, cuya tinta sale a través de una fibra porosa, por lo que la adhesión al papel es fuerte.

  • Sin embargo, muchas personas dan preferencia a las plumas estilográficas modernas: es más fácil escribir con ellas que con los bolígrafos, por eso puedes hacerlo durante mucho tiempo sin forzar la mano. Algunos piensan que escribir con una pluma estilográfica es beneficioso para la caligrafía.

Consejo 2. Ajusta el agarre

Muchas personas sostienen los instrumentos de escritura con el pulgar y el índice, mientras que el resto de los dedos actúa como soporte. Además, es posible usar otra posición, cuando el agarre se realiza con tres dedos (pulgar, índice y medio), y el anular y el meñique funcionan como apoyo. En este caso, al escribir durante mucho tiempo, no se formarán callos en el dedo medio. Ambos métodos son aceptables.

Consejo 3. Usa un cuaderno para escribir en cursiva

Para escribir de manera bonita, entrena tu mano todos los días para que haga movimientos correctos, escribiendo letras lentamente. Los cuadernos para escribir en cursiva habituales te ayudarán con esto. Para mayor comodidad, primero puedes escribir con un lápiz y luego pasar poco a poco al bolígrafo, aumentando el ritmo. Cuando tu escritura mejore, puedes pasar a la caligrafía.

Consejo 4. No olvides ejercitar tus manos y dedos

Antes de comenzar a practicar la mejora de tu escritura o dominar los conceptos básicos de la caligrafía, intenta dedicar unos minutos a ejercitar los dedos y las manos. Una rutina más corta te servirá para hacer pausas entre los ejercicios de escritura.

No descuides este consejo: si tu muñeca está tensa, te resultará más difícil escribir letras del mismo tamaño y estilo.

Consejo 5. Entrena la escritura de cada elemento y la unión entre ellos

Durante la escritura normal, la mano se mueve rápidamente, mientras que las diferentes letras no solo deben escribirse de forma correcta, sino también unirse entre sí. Para mejorar esta habilidad, en tu tiempo libre practica el contorno de los elementos individuales de las letras y los diversos tipos de conexión. Hazlo lentamente, de una manera tranquila, y luego aumenta poco a poco el ritmo.

Prueba diferentes instrumentos de escritura para adaptarlos a tus particularidades. Para mayor comodidad, puedes colocar una regla diagonalmente en la hoja para practicar al mismo tiempo el ángulo correcto de la escritura en cursiva.

Consejo 6. Dibuja figuras sencillas y líneas para aprender a controlar mejor la mano y los ojos

Intenta escribir en hojas de papel todos los días, dibujando líneas paralelas, incluso círculos y otras formas. Prueba realizar ejercicios similares para pintores: estos van a ayudarte a desarrollar los músculos de los brazos y a coordinar los movimientos de las muñecas y los ojos.

Compra un cuaderno y dibuja garabatos o figuras sencillas en él cada vez que tengas tiempo libre. No temas experimentar: prueba diferentes métodos para dibujar la misma figura. Por ejemplo, haz algunas en el sentido de las agujas del reloj y otras en el sentido opuesto. También puedes dibujar líneas en diferentes ángulos sin cambiar la posición correcta de la muñeca. Entre más escribas y dibujes, prestando atención a la calidad del estilo, más confianza tendrás en el control del movimiento de tu muñeca y el bolígrafo.

Consejo 7. Redacta y reescribe textos

Escribe a mano con más frecuencia, pero a un ritmo lento y cómodo. Por ejemplo, puedes reescribir poesía o textos. Durante este proceso, es importante:

  • Seguir los contornos de las letras (bucles, extremos, ángulos afilados)

  • Mantener la inclinación y la altura especificada de las letras

  • Tratar de mantener el espacio correcto entre las letras

  • Prestar atención al tamaño de los caracteres

  • Analizar la calidad de la escritura, incluyendo su legibilidad

Consejo 8. Copia e improvisa

En cuanto estés más seguro para trabajar con las diferentes herramientas de escritura, comienza a aprender los tipos de letras y los estilos. Consigue una pequeña libreta para dibujar y úsala todos los días:

  • Aprende a copiar la escritura de otras personas

  • Copia el estilo de escritura que te gusta

  • Crea tu propio tipo o diseño de letras

  • Reescribe y crea tus propios garabatos

Compartir este artículo