Cómo cambiar las marchas con una transmisión manual para consumir menos combustible

Hasta los conductores novatos conocen esta regla: cuanto mayor sea la velocidad del automóvil, más alta debe ser la marcha. Pero ¿cómo elegir la correcta en la carretera y cuándo usar la palanca de cambios?

En Ideas en 5 minutos explicaremos cómo seleccionar marchas en un automóvil con transmisión manual.

La lógica de utilización de las marchas

El conductor debe seleccionar una u otra marcha en función de la velocidad del vehículo. Y la velocidad debe mantenerse de acuerdo con las señales y reglas de tránsito.

Sin embargo, la velocidad máxima permitida no siempre es la más segura. En condiciones de visibilidad insuficiente (durante lluvias, nevadas, niebla, así como al anochecer), y teniendo en cuenta el estado de la carretera, la velocidad segura para el automóvil puede diferir significativamente de la máxima permitida.

De acuerdo con la regulación de velocidad, vale la pena elegir una marcha alta o baja.

Qué marcha elegir en función de la velocidad

❗ Vale la pena leer el manual de instrucciones del vehículo. Puede contener información sobre las velocidades permitidas para cada marcha.

Los conductores experimentados perciben intuitivamente el momento en el que es necesario cambiar de marcha con el cambio de velocidad. Los principiantes, por otro lado, pueden guiarse por los indicadores promedio:

  • Es mejor utilizar la 1.ª marcha a una velocidad entre 0 y 20 km/h. La velocidad máxima para esta marcha es de 40 km/h.
  • El rango de velocidad óptimo para la 2.ª marcha está limitado a 40 km/h. Aunque se puede circular con ella a una velocidad de hasta 60 km/h.
  • Para aumentar la velocidad a 60 km/h, hay que cambiar a la 3.ª marcha. La velocidad máxima para esta es de 80 km/h, y la mínima es de 40 km/h.
  • La 4.ª marcha permite acelerar a 80 km/h. Se puede circular con esta en un rango de velocidad de 60 a 100 km/h.
  • La 5.ª marcha (así como la 6.ª, si está disponible) implica conducir a velocidades superiores a 80 km/h.

Para evitar sobrecargar el motor y la transmisión, se recomienda utilizar las marchas en los límites de velocidad establecidos y cambiarlas cuando haya una disminución o un aumento significativo de velocidad.

En qué situaciones se utiliza cada una de las marchas

  • Primera marcha
    Se utiliza para arrancar, circular cerca de edificios donde hay gente, conducir en una carretera con baches y superficies irregulares. Con la 1.ª marcha se pueden superar subidas empinadas y conducir en la ciudad cuando se forman atascos en las calles.
  • Segunda marcha
    Actúa como aceleradora. Se puede utilizar cuando se conduce por la ciudad no demasiado rápido o cuando se ejecutan maniobras que no pueden realizarse a alta velocidad.
  • Tercera marcha
    También adecuada para circular a velocidades no demasiado altas por la ciudad. Se puede utilizar en subidas medianas y al realizar maniobras. Es la óptima para el adelantamiento.
  • Cuarta marcha
    Se considera la más adecuada para circular en entornos urbanos. Supone una velocidad de movimiento bastante alta, por lo que es conveniente elegirla cuando se conduce por calles despejadas o carreteras rurales.
  • Quinta marcha (y sexta, si está disponible)
    Recomendadas solo para circular en autopistas y carreteras de alta velocidad. No proporcionarán una velocidad superior a la de la 4.ª marcha, pero permitirán consumir menos combustible cuando se circule a altas velocidades.
Compartir este artículo