Ideas En 5 Minutos
NuevoPopular
Aprende
Crea
Mejora
Ideas En 5 Minutos

Cómo proteger a un bebé del sol

Los bebés tienen una piel muy sensible que hay que cuidar especialmente, sobre todo en los días de mucho sol. Se recomienda protegerlos de la exposición directa al sol desde el mismo día en que nacen. Ideas en 5 minutos ha preparado algunos consejos para tener en cuenta a la hora de salir al exterior con tu hijo.

1. Medidas que debes tomar para proteger a tu bebé del sol

  • Sombra: cuando estés en el exterior, elige zonas que puedan ofrecer sombra. Si no hay ninguna, puedes crear la tuya propia utilizando una sombrilla o el capó de un cochecito. Si viajas en coche, puedes cubrir las ventanas, ya que esto también ayuda a bloquear la radiación ultravioleta del sol.
  • Ropa de protección solar: opta por ropa ligera, de manga larga y holgada. Además, asegúrate de que tu hijo lleve un sombrero de ala ancha. Algunas prendas están fabricadas con un tejido que tiene un factor de protección ultravioleta (UPF). Puedes considerar la posibilidad de comprar estas prendas.
  • Lentes de sol: proteger los ojos de tu hijo también es importante. Busca unas gafas de sol de buena calidad que lleven la etiqueta AS/NZS 1067:2016. Escoge un estilo ajustado y envolvente para cubrir la mayor parte posible de la zona de los ojos.
  • Hidratación: en los días calurosos, evita que tu bebé se sobrecaliente haciendo que beba suficiente líquido. Sin embargo, si ves que tu niño está incómodo, que empieza a llorar o que tiene un enrojecimiento en las partes expuestas de su piel, llévalo a casa inmediatamente.

2. No te olvides de la protección solar

Entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, el sol es más fuerte. Se recomienda permanecer en el interior. Sin embargo, si necesitas estar fuera, asegúrate de aplicar protección solar en la piel de tu bebé. Las recomendaciones de uso son diferentes para cada edad. Aquí hay algunos consejos sobre cuándo los bebés pueden comenzar a usarla:

  • Recién nacidos y bebés menores de 6 meses: si no es posible mantener a tu hijo a la sombra, puedes aplicar una pequeña cantidad de protector solar apto para bebés con un FPS no inferior a 15. Cubre solo pequeñas zonas del cuerpo, como la cara, el dorso de las manos y la parte superior de los pies.
  • A partir de los 6 meses: utiliza un protector solar para niños con un FPS de 30 a 50. Aplícalo en todas las áreas expuestas de su cuerpo.

Consejo: Si el protector solar es resistente al agua, vuelve a aplicarlo cada dos horas, e incluso más a menudo si no lo es. Si el bebé se ha mojado al sudar o nadar, ten en cuenta que el protector solar puede tardar hasta 30 minutos en ser efectivo tras su reaplicación.

Compartir este artículo