Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo ser eficiente durante una larga jornada de estudio

Estudiar durante muchas horas puede ser agotadorineficaz, sobre todo si estás estresado porque tienes poco tiempo para prepararte para un examen. Por eso, siempre se recomienda tener un plan de aprendizaje por adelantado.

En Ideas en 5 minutos, te explicaremos cuáles son los factores que inciden en la eficacia a la hora de estudiar, así como consejos para optimizar el estudio cuando no tienes otra opción más que dedicarle muchas horas a esta tarea. Importante: este artículo es solo para fines informativos. Siempre contacta a tu médico en caso de emergencia o si tienes algún problema de salud.

A. Bienestar físico

Estudiar es un proceso que consume mucha energía. Si no te sientes bien, lo más probable es que no seas tan productivo cuando estudies.

  • Ajusta tu dieta. Es importante mantener nuestros niveles de energía mientras estudiamos. Por lo tanto, te conviene comer alimentos con un índice glucémico bajo, ya que liberan energía lentamente, como la avena, las ensaladas, la fruta, etc. Por otro lado, alimentos como la pizza, el chocolate o una hamburguesa tienen el efecto contrario. Nos hacen sentir somnolientos y cansados. Intenta comer algo liviano, como frutos secos, semillas, fruta y alimentos integrales. Evita alimentos fritos, la comida rápida, los azúcares y las grasas.
  • Descansa bien. Mientras duermes, el cuerpo genera nuevas células cerebrales. Procura dormir bien antes de ponerte a estudiar. Pasar toda la noche estudiando antes de un examen no es una buena idea.
  • Duerme una siesta. Una siesta corta y reparadora te ayudará a optimizar tu rendimiento. Intenta dormir no más de 40 minutos para evitar caer en un sueño profundo y sentirte aturdido después.
  • Haz ejercicio. Se ha comprobado que realizar actividad física conlleva beneficios a la hora de estudiar. Además de ayudar a prevenir la depresión y la ansiedad, el ejercicio estimula la memoria a largo plazo y mejora nuestra capacidad de aprendizaje y concentración. Incluso hace que estemos más alertas y motivados. Basta con sudar durante alguna actividad de cardio durante unos 30 minutos para ver un efecto casi inmediato.

B. Mentalidad y entorno


  • Convéncete de que puedes y debes hacerlo. La motivación es esencial si debes estudiar durante muchas horas. Empieza a motivarte de antemano y ten la determinación de alcanzar tus objetivos. Escribe tus objetivos y déjalos en un sitio donde estén a la vista para que sean un recordatorio escrito. Haz todo lo posible por cumplirlos.
  • Establece tareas realistas y sé estratégico. Necesitas tener objetivos prácticos cuando vas a estudiar. Enfócate principalmente en aquellas tareas fáciles de alcanzar, así como las que tienes atrasadas.
  • Elimina cualquier distracción. Cuando necesitas ser eficiente, debes hacer lo posible por mantener la concentración. Tu entorno debe ayudarte a concentrarte, y a no distraerte o inducirte al sueño. Por eso, lo mejor que puedes hacer es mantener el teléfono lejos o ponerlo en silencio.
  • Mantén tu espacio de estudio ordenado. El desorden en tu espacio de estudio puede ser una distracción mientras estudias. Intenta limpiar el escritorio si quieres evitar sentirte estresado y si quieres ordenar tus ideas. También puedes conseguir bolígrafos, marcadores o post-its que te gusten porque contribuirán a que tu entorno de estudio sea más agradable.

C. Cronograma y métodos de estudio

  • Identifica las horas de mayor productividad para optimizar tu cronograma. La energía mental de algunas personas es mayor durante el día, mientras que otras se sienten más productivas y creativas después de la medianoche. Este es un factor individual. Aprovecha entonces este horario para conseguir los máximos resultados y deja las tareas más sencillas, como hacer llamadas, mandar mensajes o realizar las tareas domésticas cuando te sientas menos productivo.
  • Mejora cómo gestionas tu tiempo. No te olvides que los descansos son importantes porque tanto tu mente como tu cuerpo necesitan una pausa después de intensas sesiones de estudio. Establece un horario estricto para realizar pausas cortas con cierta regularidad o utiliza una aplicación que regule la productividad en tu smartphone. Por ejemplo: puedes probar una aplicación Pomodoro, como Forest. Este método te ayudará a alcanzar tus objetivos de estudio sin agotarte en el intento.
  • Intenta variar para evitar el aburrimiento. Cambia la materia o tema que estés estudiando cada una hora para evitar la monotonía. Por ejemplo, si estás estudiando biología, cambia a química o historia después de una hora de estudio.
  • No confíes en un único estilo de aprendizaje. Llevamos décadas oyendo hablar de que existen diferentes tipos de alumnos, como los visuales, los auditivos, los cinestésicos, etc. A pesar de que hay muchas teorías de que cada uno de nosotros tiene un estilo de aprendizaje diferente, no hay; sin embargo, ninguna prueba científica que demuestre que las personas aprenden mejor cuando se les enseña según su propio y único estilo de aprendizaje. Por eso considera todas las tácticas que podrías probar y experimenta con ellas.

¿Debes pasar muchas horas estudiando? ¿Cuál es tu truco para maximizar tu productividad? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Ideas En 5 Minutos/Vida/Cómo ser eficiente durante una larga jornada de estudio
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos