Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cuáles son las diferencias entre diamante, circón y circonita

La joyería ha atraído al ser humano durante miles de años. Y no solo por la nobleza del oro y la plata, sino también por el brillo de las piedras preciosas. Uno de los minerales más populares utilizados en joyería es el diamante. También suelen utilizarse el circón y la circonita. A pesar de que se trata de piedras diferentes, son muy similares entre sí.

Hoy en Ideas en 5 minutos, descubriremos cómo aprender a distinguirlas.

Diamante

Esta gema siempre ha llamado la atención por su excepcional belleza y brillo, así como por su dureza, ya que los diamantes son los minerales más duros del planeta. En la vida cotidiana, un diamante puede ser rayado y dañado solo por otro diamante, por lo que conserva su brillo durante mucho tiempo. Los diamantes pueden ser no solo blancos transparentes, sino también amarillos, color café, rosados, azules e incluso negros. El tallado es importante: solo con un procesamiento de alta calidad y un tallado adecuado, el diamante puede revelar toda su belleza.

Circón

El circón es una piedra semipreciosa similar al diamante, sin embargo, a pesar de ser bastante brillante y tener un alto índice de refracción, el circón no podrá crear un juego de luces y brillo como el diamante. A diferencia de otras piedras preciosas, los circones pueden perder su color natural después de una exposición prolongada a la luz solar intensa. Además del color blanco transparente, los circones pueden ser de color rojo, celeste, azul, verde, violeta o naranja.

Circonita

La circonita, o circonita cúbica, es una piedra artificial, dióxido de circonio. Por fuera, la circonita también se parece a un diamante: tiene un maravilloso color blanco y un brillo hermoso, pero la circonita es mucho más barata que los diamantes. Tiene 2 defectos importantes: baja dureza, por lo que la piedra pierde su brillo y le aparecen raspaduras; y un índice de refracción relativamente bajo, por lo que a través de la circonita tallada a menudo se puede ver la luz. Puede parecer que tienes una falsificación de vidrio en las manos. Un diamante bien tallado no transmite la luz, proporcionando su total reflexión interna.

Cómo distinguirlos

  • Un diamante se puede distinguir de otras piedras preciosas de varias maneras. Por ejemplo, con la ayuda de la prueba de calor. Lleva la piedra a tu boca y exhala sobre ella. La superficie casi no se empañará por el calor del aliento, ya que los diamantes tienen una conductividad térmica muy alta, y lo opaco desaparecerá casi de inmediato si la piedra es real. Si a la piedra le tomó al menos unos segundos aclararse, entonces se trata de una falsificación. Otra forma es la llamada prueba del punto. Dibuja un punto en una superficie blanca y plana. Coloca la piedra con el lado plano hacia abajo y mira al punto a través del lado puntiagudo. Si lo ves, entonces la piedra no es real. Es imposible ver o leer nada a través de un diamante de verdad.
  • La circonita se diferencia del diamante y el circón principalmente en que, dado que es una piedra sintetizada, a menudo no incluye nada en su interior, mientras que las piedras de origen natural tienen más probabilidades de tener al menos un poco de pequeñas partículas ajenas en su interior.
  • El circón es muy similar a la circonita, sin embargo, es mucho más caro, debido a que el circón es un mineral natural. Por lo tanto, si el precio del artículo es alto y el vendedor afirma que se debe a la piedra, lo más probable es que tenga circón natural, y no circonita. El circón se diferencia de un diamante principalmente por refractar el rayo de luz que pasa a través de él en 2 haces. El diamante, por su parte, no muestra semejante efecto.
Ideas En 5 Minutos/Vida/Cuáles son las diferencias entre diamante, circón y circonita
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos