Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Por qué las personas tienen diferentes gustos por la comida

El gusto nos ayuda a decidir qué comer y afecta la eficiencia con la que digerimos los alimentos. En algunas situaciones, un “mal” sabor puede ser una señal de advertencia para detectar comida nociva y tóxica.

En Ideas en 5 minutos, no solo averiguamos por qué las personas perciben el sabor de los alimentos de manera diferente, sino que también elaboramos una breve guía de cómo puedes determinar tu tipo de preferencias de sabor.

Qué influye en la diferencia de gustos

  • Genética. La secuencia del ADN influye en la percepción del sabor. Es diferente en cada persona, por lo que las preferencias alimentarias también pueden diferir de un individuo a otro. Los genes contribuyen a la variación individual en la percepción de cada uno de los 5 sabores básicos: amargo, dulce, umami, salado y ácido.
  • Experiencia anterior. La actitud hacia los diferentes sabores también depende de qué tan familiarizado estés con cierta comida. Es decir, si toda tu vida, desde la infancia misma, has comido escamoles, en la edad adulta no te sorprenderá cuando te encuentres por primera vez con este platillo.

Otra observación sorprendente de los científicos se refiere a la actitud hacia la sal. En un estudio, descubrieron que uno de los factores que contribuye a una actitud positiva hacia los alimentos salados es si la madre tuvo náuseas matutinas durante el embarazo.

Qué tipo de catador eres

La mayoría de las personas se pueden dividir en tres categorías principales: no catadores, catadores y supercatadores. En términos cuantitativos, su proporción será aproximadamente de 25 %, 50 % y 25 %. También hay un pequeño porcentaje (menos del 1 %) de personas que pueden ser clasificadas como supersupercatadores. Veamos con más detalle lo que lo define:

  • No catadores
    Toman café solo sin azúcar ni leche añadidos. En comparación con otros tipos, les gusta más la comida picante.
  • Catadores
    Esta categoría incluye aproximadamente la mitad de la población mundial. Tienen una capacidad moderada para de percibir sabores.
  • Supercatadores
    Pueden percibir demasiada amargura del jugo de pomelo y del café. A menudo, añaden mucha leche y azúcar. Por regla general, evitan la comida picante.
  • Supersupercatadores
    Perciben los sabores de manera más intensa que todos los tipos anteriores

💡 ¿Cómo determinar tu tipo?

  1. Toma un sorbo de jugo de uva y mantenlo en la boca durante un rato para que tu lengua tenga tiempo de colorearse.
  2. En una pequeña hoja de papel, haz 3 agujeros de 6 mm de diámetro.
    Nota: en la ilustración anterior, hemos mostrado un solo orificio para que se vea más claro el experimento.
  3. Coloca el papel contra la lengua.
  4. Cuenta el número de papilas gustativas en cada agujero por separado. Si hay menos de 4, eres un no catador; de 4 a 8, un catador; más de 8, un supercatador o supersupercatador.

Cómo pueden cambiar las preferencias gustativas

A una edad temprana, hasta aproximadamente los 3 años, es más fácil adaptarse a un nuevo sabor. Cuanto mayor se haga una persona, más intentos tendrá que hacer para que una comida “dudosa” finalmente le pueda gustar. Sin embargo, esto no significa que con el paso de los años perdamos la capacidad de amar un nuevo sabor.

Los intentos repetidos de probar algo que no te gusta pueden tener éxito y conseguir que un alimento que no te gustaba en absoluto acabe siendo menos repugnante. Es una forma correcta decirlo, porque, seamos sinceros, por mucho que lo intentes, es muy poco probable que puedas empezar a disfrutar de un platillo que antes odiabas. Pero puedes contar con algo menos drástico. Por ejemplo, las personas que siguen una dieta baja en sodio acaban prefiriendo un menor contenido de sal en su comida.

❗️ Los malos recuerdos de alimentos específicos pueden ser difíciles de superar. Por ejemplo, después de una intoxicación alimentaria grave, puedes sentir náuseas solo con pensar en la comida que te causó el malestar.

También vale la pena recordar que las preferencias gustativas pueden cambiar un poco en la edad adulta, ya que nuestros sentidos del gusto y del olfato se vuelven menos sensibles.

Ideas En 5 Minutos/Vida/Por qué las personas tienen diferentes gustos por la comida
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos