Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué debes hacer si alguna vez conoces a la reina

Un protocolo es un conjunto de pautas adecuadas no escritas o reglas de cortesía aceptadas sobre cómo se debe realizar una actividad en el ámbito de la diplomacia. En el mundo, 45 naciones tienen monarcas como jefes de Estado. Cada familia real se rige por reglas, etiqueta y protocolos diferentes.

En Ideas en 5 minutos, hemos preparado esta guía para que sepas lo que debe hacer si alguna vez conoces a la reina de la monarquía británica. También tiene una sección adicional con algunos consejos que se aplican a otros miembros de la realeza de todo el mundo.

Qué hacer si te encuentras con la reina de la monarquía británica

1. Haz una reverencia o una inclinación

Contrariamente a la creencia popular, no hay códigos obligatorios cuando se conoce a la reina o a la realeza. No todos están obligados a inclinarse o hacer una reverencia. Por ejemplo, no tienes que hacerlo si eres estadounidense. Sin embargo, si eres ciudadano de Gran Bretaña o de la Mancomunidad Británica de Naciones, es bueno hacer una reverencia por aprecio y respeto. Cuando conozcas a la reina, haz una pequeña inclinación con tu cabeza o una reverencia en la que debes colocar tu pie derecho detrás del izquierdo y luego hacer una ligera inclinación.

2. Nunca toques a la reina

No se dan besos, abrazos, contacto físico ni toques a menos que seas de la familia o un amigo cercano. Puedes estrechar la mano de los miembros de la familia real británica solo si ellos extienden la suya primero.

3. Saluda de manera adecuada

Usa primero Your Majesty (“Su Majestad”) y después ma’am (“señora”) cuando te dirijas a ella. La reina debe tomar siempre la iniciativa. Asegúrate de hablar cuando te hable. Además, procura no iniciar una conversación ni hacer preguntas personales.

4. Llega temprano

Los invitados deben llegar temprano. Ponte de pie cuando la reina entre en la sala. Puedes sentarte cuando ella se siente.

5. Averigua dónde debes sentarte

Siéntate a la derecha de la reina si eres un invitado de honor. Durante el primer platillo de la cena, ella habla primero con la persona que está a su derecha y luego cambia a la persona a su izquierda en el siguiente platillo. Si te sientas a su izquierda, puedes esperar que ella inicie una conversación. Empieza a comer cuando ella lo haga y, del mismo modo, deja de hacerlo cuando se detenga.

Bono: Un vistazo a otros reinos del mundo

  • Dinamarca. Los bautizos de la realeza danesa son también ceremonias tradicionales para poner nombre a los bebés. La realeza no revela el nombre de un nuevo bebé hasta su ceremonia de bautizo. Todos los miembros ostentan el título de príncipe o princesa de Dinamarca con el trato de su alteza real o su alteza.
  • Marruecos. El rey de Marruecos prefiere que el pueblo le bese la mano. Es una parte esencial de la etiqueta real en Marruecos.
  • Suecia. En Suecia, los príncipes y princesas tienen el título de su alteza real.
  • España. Para la realeza española, está bien besarse en ambas mejillas.
  • Bélgica. Como cortesía habitual, la familia real belga exige un apretón de manos. Al presentarse a su majestad el rey o su majestad la reina, en una conversación posterior, se dice “su majestad” para el rey y “su majestad” o “señora” para la reina. A otros miembros de la familia real se los llama “su alteza real”.
  • Noruega. En Noruega, solo los hijos del monarca y los hijos del heredero al trono y sus cónyuges se llaman su alteza real. Al resto de los príncipes y princesas se dirige por “su alteza”, lo que difiere de la familia real británica.
  • Países Bajos. Incluso durante la coronación, el rey no lleva corona. Tampoco quiere que lo llamen “su majestad”.
  • Japón. En Japón, hacer una inclinación es un acto cultural general para saludar, mostrar respeto, etc. Lo mejor es inclinarse al conocer a alguien y a los que tienen una posición o un estatus social más altos. Según su protocolo real, una princesa japonesa renuncia a sus funciones y privilegios reales si se casa con un plebeyo.
Ideas En 5 Minutos/Vida/Qué debes hacer si alguna vez conoces a la reina
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos