5 Claves para mejorar la autoestima

El amor propio es un estado mental y emocional hacia nosotros mismos. Deberíamos fomentarlo a diario para enfrentar con una mejor actitud los desafíos que se presentan en nuestra vida sin desmotivarnos.

Ideas en 5 minutos te ofrecerá cinco claves para que puedas evaluarlas, ponerlas en práctica y así fortalecer tu autoestima.

1. Enfócate en tus fortalezas

Para construir tu autoestima, mira en tu interior, destaca tus puntos fuertes y acepta tus debilidades.

  • Reflexiona sobre tus batallas y las lecciones aprendidas de tus propios errores.
  • Identifica aquellas metas personales que has obtenido a lo largo de tu vida, como haber concluido tu carrera universitaria, aprender a cocinar o un nuevo idioma, así como cuando entrenaste y competiste en una maratón.
  • Considera cuáles acciones positivas te llevaron a obtener aquellos pequeños o grandes logros y sé constante contigo mismo.

2. Transforma tus pensamientos negativos en respuestas racionales

  • Evita que tu “voz interior” se convierta en tu peor crítico, recalcando una y otra vez pensamientos negativos.
  • Ten en cuenta que nuestro “yo interior” muchas veces es irracional y tendemos a malinterpretar nuestras acciones y las de los demás. Por ejemplo, cuando un amigo o tu pareja no te escribe de vuelta, crees que no quieren hacerlo, cuando quizá sea porque están realmente ocupados.
  • Racionaliza tus pensamientos negativos y pregúntate si lo que piensas es real o una suposición. Luego tradúcelos en respuestas racionales.

3. Enfrenta tus miedos y la autocrítica

  • La mayoría de las veces, nuestros propios miedos y prejuicios son el mayor obstáculo para vivir una vida plena.
  • Pregúntate a ti mismo a qué le temes y ten una conversación interna. Determina si lo que te angustia es real o tú mismo te limitas.
  • Confía en ti y deja de autocriticarte por situaciones que ya ocurrieron. Conviértelas en momentos de aprendizaje.
  • Anímate a ti mismo y celebra lo que sí puedes cambiar y con lo que puedes trabajar.

4. Establece límites y di “no” cada vez que lo desees

  • Ámate, estableciéndote límites y a quienes te rodean. Dile “no” a todo lo que te afecta de modo negativo física, emocional o espiritualmente.
  • Esta práctica quizá sea la que más nos cueste llevar a cabo, ya que tendemos a creer que al negar nuestro tiempo o ayuda a alguien nos convertimos en malas personas.
  • Ten presente lo que te trae bienestar. Con eso en mente podrás decidir más claramente.

5. Perdónate a ti mismo mediante la autocompasión

  • Los seres humanos podemos ser muy duros con nosotros mismos. Sé amable contigo, perdónate por aquellos errores que has cometido y no te castigues juzgándote severamente.
  • Emplea la misma empatía que utilizarías con alguien que amas y respetas. Si un amigo o familiar tuyo te presentara un conflicto, le darías tu apoyo y comprensión, en lugar de criticarlo. Aplícalo de igual manera en ti.
  • Sé consciente de que tus problemas son pasajeros y no definen quién eres. Reconfórtate entendiendo que errar es humano y puedes volver a intentarlo.

Bono: Acepta los elogios

  • Si alguien te expresa un cumplido, ya sea por el look que llevas, por un consejo que diste o un trabajo realizado, no lo niegues y agradécelo. Acepta que los demás vean en ti cualidades que desean destacar.
  • Haz lo mismo a menudo. No sabes cuándo un elogio levantará el ánimo a alguien que lo necesita. Quizá incluso ayude a iluminar su día.
Compartir este artículo