Cómo deshacerse de la polilla de los alimentos

----
176

La polilla de alimentos es el nombre generalizado de varias especies de insectos de la familia de las polillas. Sus huevos y larvas terminan en la cocina junto con cereales, especias, harina, frutos secos y otros productos comestibles. Posteriormente se convierten en polillas, cuya aparición indica que la comida está contaminada y la despensa o la cocina necesita una limpieza profunda.

Ideas en 5 minutos te ofrece instrucciones para ayudar a deshacerte de convivientes desagradables como las polillas de los alimentos.

Qué es la polilla de los alimentos

Hay diferentes tipos de polillas de los alimentos, por ejemplo: la polilla de la harina, la polilla india de la harina, la polilla del cacao. Todas se parecen a las polillas ordinarias. Muchas de ellas visualmente se parecen mucho a la polilla de la ropa.

El ciclo de vida de las diferentes especies de mariposas de esta familia es similar. Por ejemplo, los adultos de la polilla india de la harina ponen cientos de huevos junto a los alimentos secos o directamente sobre ellos. Después de 2 semanas, aparecen las larvas y comienzan a alimentarse de tus productos. A medida que se mueven, dejan hilos de seda por los que se reconoce su presencia. Después de un par de semanas más, las larvas crecen y encuentran un lugar apartado para sí mismas en grietas, agujeros o en las paredes de la alacena para envolverse en un capullo. Un mes después, la pupa se convierte en un adulto, que comienza el ciclo de reproducción nuevamente. Por lo tanto, en el transcurso de un año pueden aparecer varias generaciones de polillas de los alimentos en la despensa o en el mueble de la cocina.

Por esto es importante no solo deshacerse de las polillas o tirar el producto en el que se encuentren rastros de los insectos, sino también asegurarse de que las polillas no reaparezcan en el futuro dado que sus huevos, larvas y pupas no son tan fáciles de detectar.

Cómo deshacerse de las polillas de los alimentos

Paso n.º 1. Al limpiar la cocina o la despensa, presta especial atención a los gabinetes y estantes donde se almacenan los alimentos. Debes retirar todos los elementos: cualquier producto, incluidos los que se encuentran en envases sellados, platos, utensilios y equipos de cocina, electrodomésticos y accesorios.

Paso n.º 2. Si hay polillas dentro del paquete del producto, tíralo junto con todo el contenido a la basura. Enjuaga el recipiente en el que estuvo almacenado dicho alimento a fondo con agua caliente y detergente para lavar platos si planeas usarlo en el futuro. Vierte los alimentos restantes en frascos con tapa, preferiblemente de vidrio o metal, luego colócalos en el congelador durante una semana. Las temperaturas bajas son perjudiciales para estos insectos, por lo que ayudarán a destruir los huevos y larvas de la polilla.

Importante: al verter harina, sémola y otros productos similares, es mejor usar un colador fino que ayudará a eliminar las larvas.

Paso n.º 3. Usa una aspiradora para limpiar completamente la superficie de los estantes en el gabinete y las alacenas. Presta atención a las esquinas. Para hacer esto es conveniente usar boquillas especiales con un pico estrecho, que se colocan a la manguera de la aspiradora. Si se utiliza una bolsa para el polvo en la aspiradora, deséchala inmediatamente después de la limpieza. El filtro de agua también debe limpiarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante de la aspiradora. De lo contrario, las larvas y los huevos de las polillas pueden sobrevivir dentro de la aspiradora y posteriormente liberarse.

Paso n.º 4. Continúa con la limpieza en húmedo. Toma una botella atomizadora, llénala con agua caliente y agrega un poco de jabón para platos. Agita el recipiente suavemente para mezclar los líquidos y rocía uniformemente sobre todas las superficies del gabinete, estantería o despensa. Haz lo mismo con las paredes, las puertas y el piso de la misma forma. A continuación, repasa todo primero con un paño o una esponja y luego seca con una toalla de papel.

Puedes rociar la superficie con aceite de menta, que es un repelente natural para estos insectos. Mezcla 230 ml de agua y la misma cantidad de vinagre blanco, agrega unas gotas de aceite de menta y vierte todo en un atomizador. Ciérralo y agita bien para que se mezclen los líquidos. Rocía con el producto resultante todas las superficies de la despensa, estanterías o gabinetes, así como las paredes, pisos y techos. Luego repasa todo con una esponja. Para un almacenamiento prolongado, vierte el producto en un recipiente de vidrio, ya que el aceite corroe el plástico.

Paso n.º 5. Coloca bolsitas de laurel en los lugares donde se almacenan los alimentos secos. Este sencillo remedio ahuyentará a los insectos: la polilla de los alimentos no soporta el olor de las hojas de laurel.

Cómo evitar que las polillas de los alimentos entren en tu hogar

  • Revisa los productos antes de comprar. Si encuentras agujeros o telarañas en el empaque o dentro del producto, entonces es mejor abandonar la compra y buscar un reemplazo.
  • Almacena los alimentos secos que puedan ser de interés para las polillas en recipientes bien cerrados. Ten en cuenta que las larvas de las polillas pueden hacer agujeros en cartones y bolsas fácilmente, por lo que es mejor optar por vidrio y metal.
  • Coloca la bolsita de laurel en los estantes de la despensa para repeler las polillas.
  • Guarda la comida seca para mascotas o aves de corral en un recipiente bien cerrado y fuera de la despensa donde está tu comida.
  • Es mejor guardar los paquetes de especias en el refrigerador o congelador.
----
176
Compartir este artículo