Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué platillos de Año Nuevo se pueden preparar antes para no estar cocinando todo el 31 de diciembre

La mesa de Año Nuevo se distingue tradicionalmente por ofrecer una gran variedad de comidas: botanas frías y calientes, platillos principales de carne y pescado, diferentes postres. Se necesita mucho tiempo y esfuerzo para preparar todo eso. Pero ¿qué hacer si uno quiere disfrutar de una deliciosa comida casera durante las fiestas, pero no tiene ganas de estar parado frente a la estufa muchas horas?

En Ideas en 5 minutos te contamos qué platillos se pueden preparar con anticipación para que uno pueda pasar el menor tiempo posible en la cocina durante las fiestas.

Una semana antes del Año Nuevo

Una semana antes de la fiesta, es mejor concentrarse en platillos e ingredientes separados que se puedan guardar a largo plazo. ¿Qué se puede hacer?

  • Fermentar repollo y hacer todo tipo de verduras en escabeche.
  • Hacer galletas de avena, mantequilla o jengibre. Dependiendo de los ingredientes y del contenido de grasa, las galletas se pueden guardar de 7 días a 3 meses.
  • Hacer helado casero y ponerlo en el congelador.
  • Remojar y cocinar las cáscaras confitadas, como las de mandarina o naranja, para usarlas como un platillo aparte o agregarlas a los pastelillos.
  • Hacer stollen de Año Nuevo, que tardará varios días en “madurar” y absorber todo el almíbar.
  • Hornear merengues o hacer malvaviscos.
  • Dedicarse a separar los ingredientes de los platillos complejos. Por ejemplo, se pueden preparar tomates secos con anticipación, estos se sirven aparte o complementan perfectamente las ensaladas frescas. O freír berenjenas y ajos para hacerlos en escabeche. Se pueden servir solos o hacer una torre de berenjena, mozzarella y tomate para luego adornarla con alguna salsa, como el pesto.
  • Preparar carne picada, formar albóndigas y ponerlas en el congelador.
  • Los pimientos rellenos y las hojas de col rellenas también se pueden preparar con anticipación: hay que rellenar los pimientos o las hojas de col, ponerlos en una bolsa para alimentos con cierre y colocarlos en el congelador. El día de la fiesta, solo queda prepararlos en la estufa o cocinarlos al horno.

2-3 días antes del Año Nuevo

Durante esos días, se pueden preparar platillos que necesitan de 1 a 2 días para absorber ingredientes, marinarse o endurecerse, pero que tienen una vida útil limitada. Por ejemplo:

  • Áspic de carneáspic de lengua.
  • Paté de carne o soufflé de hígado de pollo. Solo hay que asegurarse de ponerlos en recipientes limpios y bien tapados antes de llevarlos al refrigerador.
  • Fiambre casero de cerdo: se conserva perfectamente en el refrigerador hasta por 7 días.
  • Cualquier gelatina de frutas o budín.
  • Trufas de chocolate caseras, bizcochos o pastel hormiguero, embutidos dulces a base de chocolate, cacao y galletas, así como otros postres que no contengan alimentos perecederos.

El día anterior al Año Nuevo

Un día antes del Año Nuevo, es conveniente dedicarse a los preingredientes, con los cuales al día siguiente será más fácil y rápido ensamblar o preparar un platillo complejo. Por ejemplo:

  • Hervir verduras para ensaladas como la “mimosa”, la ensalada rusa, diferentes ensaladas con pescado y otras.
  • Cortar algunos de los ingredientes para ensaladas y colocarlos en recipientes herméticamente cerrados, para que el día de la fiesta simplemente puedas mezclarlos en platos y sazonar. Pero estos tienen que ser ingredientes “secos”, como maíz hervido, huevo cocido, palitos de cangrejo, remolacha, cebolla, guisantes enlatados, etc.
  • Un día será suficiente para preparar una marinada y poner la carne para que quede más tierna o para darle un aroma y sabor adicionales. Después de eso, solo quedaría sacarla y hornearla.
  • Si la preferencia son los platillos sin carne, el día antes de la fiesta, se puede marinar tofu para luego hacer un “pescado” vegetariano.
  • O preparar un delicioso pescado relleno al horno. Algunos pescados necesitan tiempo para reposar en el refrigerador después de hornear, ya que se sirven fríos.
  • Hacer calabaza u otras verduras a la plancha, para luego rellenarlas con un aderezo aromático de mantequilla, jugo de limón, ajo y queso, dejándolas reposar por un día.
  • El día antes de la fiesta, se pueden hacer pasteles y postres que demoran desde varias horas hasta un día para asentarse. En la mayoría de los casos, algunos ingredientes, como los bizcochos de galleta, se pueden preparar unos días antes, envolverlos en pergamino o papel de horno y guardarlos en el refrigerador.
  • Además de los pasteles dulces, también se pueden hacer tartas saladas, como la tarta de pollo.
  • Recuerda sacar los alimentos del congelador si es necesario descongelarlos antes de cocinar.

Menos de 12 horas antes del Año Nuevo

¿Qué se puede preparar unas horas antes de la fiesta?

  • Utilizando las verduras que se han hervido y picado con anticipación, se pueden preparar ensaladas complejas que tardan varias horas en asentarse, como la ensalada “mimosa” y otras.
  • Saca los alimentos del refrigerador para que se vayan descongelando lentamente, a temperatura ambiente. Por ejemplo, los tomates y pepinos, si piensas cortarlos para ensaladas y bocadillos. Lo mismo ocurre con las verduras enlatadas y en escabeche si las guardas en un lugar frío.
  • Preparar bocadillos de carne picada, como rollo de hígadorollo de carne con champiñones. O marinar camarones hervidos para servirlos como botanas frías.
  • Hornear un delicioso rosbif.

Menos de 3-4 horas antes del Año Nuevo

  • Marinar el pescado para luego sazonarlo con especias y cocinarlo al horno.
  • Hacer pollo al horno.
  • Amasar la masa y hacer tartas caseras, pastelillos y otros productos horneados. Por ejemplo, tartas de pescado rojo.
  • Hacer las albóndigas, los pimientos rellenos y las hojas de col rellenas que se han marinado previamente para poder cocinarlos rápido en una sartén o en el horno en el último momento.
  • Preparar los rellenos para las bruschettas: picar y mezclar los ingredientes, y luego ponerlos en un recipiente para distribuir el relleno sobre el pan en el momento adecuado en tan solo unos segundos.
  • Preparar una mezcla de queso rallado, mayonesa y ajo con especias, ponerla en un recipiente y dejarla en el refrigerador para después hornear unas deliciosas tostadas con salsa al horno 10 minutos antes de la festividad.
  • Picar y cocinar otros alimentos para armar con ellos sándwiches o canapés rápidamente.

Importante: Mucho depende de tus preferencias personales, sobre la base de las cuales vas a formar tu menú para la mesa de Año Nuevo. Pero para ahorrar tiempo, trata de concentrarte principalmente en las verduras en escabeche, los bocadillos fríos, los platillos y los postres, así como las ensaladas fáciles de hacer, para que puedas quedarte un tiempo mínimo enfrente de la estufa durante la fiesta: por ejemplo, solo para hornear carne o calentar albóndigas hechas.

Ideas En 5 Minutos/Hazlo tú mismo/Qué platillos de Año Nuevo se pueden preparar antes para no estar cocinando todo el 31 de diciembre
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos