10 Trucos e ideas para preparar bebidas frías a base de café

Un día caluroso no es razón para negarte a disfrutar de tu café favorito solo porque es una bebida caliente. Existen muchas alternativas para consumirlo. Por ejemplo, un café latte frío a base de hielo de café, un cold brew cargado o un latte frío con espuma de leche de color.

Ideas en 5 minutos te explicará cómo preparar bebidas refrescantes a base de café y al mismo tiempo compartirá recomendaciones que les serán útiles incluso a los cocineros profesionales.

1. Cold brew: infusión fría de café

Para preparar bebidas frías, puedes hacer un cold brew en lugar de un expreso frío. Este es un café que se prepara en agua fría durante mucho tiempo, por eso conserva su olor y su sabor brillante cuando se enfría. Se puede usar con cualquier receta en la que se necesite un expreso frío como base para la bebida.

Cómo prepararlo: vierte 1 taza de café molido en un recipiente con tapa y vierte 4 tazas de agua purificada fría. Como opción, puedes cambiar las proporciones para que la bebida quede menos o más cargada. Mezcla cuidadosamente y tapa el recipiente. Déjalo reposar durante 12 horas. Luego vierte la bebida en otro recipiente a través de un colador fino o una gasa para eliminar las pequeñas partículas de café. De esta forma, obtendrás un cold brew: una base de café para bebidas refrescantes. Se recomienda guardarlo en el refrigerador hasta por 7 días.

Cómo usarlo: la receta más sencilla con cold brew es preparar el café frío normal. Simplemente llena el vaso con hielo y vierte el cold brew. ¡Listo!

2 y 3. Latte frío

Necesitarás:

  • 60 ml de expreso
  • 100 ml de leche entera
  • Hielo (para llenar un vaso por completo)
  • 2 cdtas. de azúcar o jarabe (opcional)

Preparación:

1. Vierte azúcar en el expreso caliente. Mezcla hasta que se disuelva.

2. Llena un vaso alto y grueso con hielo. Vierte el café en un chorro fino sobre el hielo. Agrega la leche y revuelve todo. ¡Listo!

Consejo: puedes utilizar la misma cantidad de cold brew frío en lugar de un expreso caliente. Por lo tanto, si la bebida te parece demasiado fría, puedes calentar un poco la leche.

Idea para servir esta bebida: antes de agregar hielo al vaso, toma un topping de chocolate y viértelo de forma aleatoria dentro del vaso. Luego vierte la bebida y el topping será aún más notable. Por cierto, de esta forma podrás decorar un vaso de forma rápida y eficaz con cualquier postre de color claro.

4. Latte frío a base de hielo de café

Necesitarás:

  • 80 ml de expreso o café recién hecho (se puede reemplazar por cold brew)
  • 150 ml de leche entera

Preparación:

1. Prepara el café. Déjalo enfriar un poco y viértelo en una bandeja de cubitos de hielo. Puedes utilizar cold brew preparado en lugar de un café caliente. Llévalo al congelador por un par de horas.

2. Saca el hielo de café del congelador. Llena por completo un vaso alto con el hielo y vierte leche hasta que el hielo quede completamente cubierto. ¡Listo!

Idea para servir esta bebida: si le agregas un poco de jarabe de color celeste, se hundirá y la bebida parecerá un mar turquesa con espuma de leche blanca en las orillas del café.

5. Batido de café con fresas y crema

Necesitarás:

  • 8-10 fresas
  • 60 ml de expreso frío, café negro o cold brew
  • Hielo
  • 100 ml de crema batida
  • Menta

Preparación:

1. Toma la mitad de las fresas, quita los tallos y corta las puntas pequeñas y duras. Mételas en un vaso alto y aplástalas hasta obtener un puré. Corta las fresas que te han sobrado por la mitad.

2. Agrega un par de cubitos de hielo al vaso con puré. Vierte el café. Pon la primera capa de crema batida. Coloca las mitades de fresa encima, ubicando el lado plano en el interior del vaso.

3. Llena el espacio entre las fresas con crema y agrega otra capa encima. ¡Listo!

Antes de servir, puedes adornar la bebida con hojas de menta, virutas de azúcar, canela molida o un topping de chocolate.

6. Bebida de gelatina de café con leche

Necesitarás:

  • 3 cdas. de gomitas
  • 100 ml de agua
  • 3-4 cdas. de café instantáneo
  • 150 ml de leche

Preparación:

1. En una sartén, calienta las gomitas con agua a fuego medio. Deja que suelte el hervor y baja un poco el fuego y agrega el café. Revuelve todo. Luego viértelo en un recipiente de plástico o un molde y mételo al refrigerador para que tome forma y se vuelva firme como gelatina.

2. Saca la gelatina de café del refrigerador y córtala a lo largo y a lo ancho para obtener pequeños pedazos rectangulares.

Vierte la leche en un vaso y agrega 3-4 cucharadas de pedazos de gelatina de café. Revuelve todo con una cuchara. ¡Listo para servir!

7. Café abejorro (bumble bee): expreso y jugo fresco de naranja

Necesitarás:

  • 60 ml de expreso o café recién hecho
  • 150 ml de jugo de naranja recién exprimido
  • 15 ml de jarabe de caramelo
  • Cubitos de hielo

Preparación:

1. Llena un vaso alto por completo con hielo. Vierte el jugo de naranja y agrega el jarabe.

2. Vierte el café en un chorro fino sobre los cubos de hielo. Cuanto más cuidadosamente lo hagas, más derecha será la línea que separe la capa de jugo de naranja que estará en el fondo y el expreso que quedará encima. Además, en esta receta, como opción, puedes usar cold brew en lugar de café o expreso común. Lo puedes adornar con una rodaja de naranja.

Consejo: si para preparar esta bebida necesitas deshacerte del café molido, entonces vierte el café en un vaso o una taza a través de un colador fino o un par de capas de gasa. También puedes encontrar bolsas de filtro a la venta, que son bolsas desechables o reutilizables para preparar café, té o infusiones de hierbas directamente en la taza.

8. Cacao con café, espuma de leche y helado de crema

Necesitarás:

  • 80 ml de bebida de cacao
  • 60 ml de café expreso frío o café recién hecho (se puede sustituir por café frío)
  • 100 ml de leche entera fría
  • 3-4 cdas. de helado de crema
  • Hielo
  • Virutas de azúcar para decorar

Preparación:

1. Vierte la leche fría en un frasco de vidrio (300 ml), cierra bien la tapa y agítalo por un minuto. Durante ese tiempo, la leche se espumará. Luego destápalo y caliéntalo en el microondas durante 30 segundos.

2. Llena la mitad del vaso con hielo. Vierte el cacao. A continuación, vierte el café en un chorro fino sobre un cubo de hielo. Pon una capa de espuma de leche casi hasta los bordes del vaso y decóralo con helado y virutas de azúcar. Si el helado está blando, puedes colocarlo sobre la espuma con una manga pastelera, formando una hermosa cúpula.

Consejo: antes de usarlo, mete el vaso en el congelador durante 10-15 minutos y luego llénalo según la receta, así le agregará una frescura adicional a la bebida preparada.

9. Cafe dalgona: café batido y leche

Necesitarás:

  • 5 cdtas. de café molido
  • 5 cdtas. de azúcar
  • 5 cdtas. de agua caliente
  • 100 ml de leche
  • Cubos de hielo

Preparación:

1. Vierte el café en un tazón pequeño, agrega el azúcar y llénalo todo con agua. Usa una batidora para obtener una espuma espesa.

2. Llena un vaso por completo con hielo. Vierte la leche de tal manera que quede un poco de espacio para poner la espuma de azúcar y el café. ¡Listo!

Consejo: no tengas miedo de experimentar, intenta preparar la misma bebida, pero a base de leche fría y hielo de café. Y puedes reemplazar el azúcar por miel; al batir, obtendrás una masa espumosa y espesa que se parecerá a un soufflé.

10. Café frappé y espuma de color

Necesitarás:

  • 3 cdtas. de café instantáneo
  • 3 cdtas. de agua fría
  • 2-3 cdtas. de azúcar (opcional)
  • 150 ml de leche fría o agua
  • Cubos de hielo

Preparación:

1. Con ayuda de una minibatidora, en el vaso bate el café y el agua fría a alta velocidad durante 1-2 minutos hasta que se forme una espuma espesa y densa. Si prefieres el café dulce, agrega el azúcar junto con el café antes de batir.

2. Agrega 3-4 cubitos de hielo y luego leche fría o agua para que la espuma se eleve hasta el borde del vaso.

Idea para servir esta bebida: para obtener una espuma de color, bate el café, el azúcar y el jugo de remolacha frío en proporciones 1:1:1. Para colorear la espuma de leche, tienes que agregar una cucharadita de jugo de remolacha o jarabe de color antes de batir. De este modo, en casa puedes preparar un capuchino o un café de color. Algunos jarabes no solo colorean, sino que también añaden un ligero sabor o aroma. Prueba usar un jarabe azul con sabor cítrico, uno morado con sabor a lavanda o uno verde, que le dará al café un sabor y un aroma a menta.

Compartir este artículo