Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo calmar la boca después de comer comida picante

Incluso si disfrutas regularmente de la comida picante, a veces puede llegar a ser demasiado, lo que nos lleva a necesitar una solución instantánea para reducir los niveles de picor. Si bien no existe una solución mágica, la ciencia detrás de la comida picante muestra que no es más que una reacción química, lo que significa que hay diferentes cosas que puedes comer y beber para aliviar tal sensación.

Ideas en 5 minutos te dirá qué hacer y qué evitar cuando buscas bajar el nivel de ardor.

Advertencia: los siguientes métodos son útiles para ayudarte a sobrellevar la sensación de ardor, pero nada la eliminará instantáneamente. Procede siempre con precaución al comer alimentos picantes.

Por qué arde cuando comemos comida picante

Tu boca puede sentirse como si estuviera en llamas después de comer comida picante, pero si introdujeras un termómetro en ella, no verías una diferencia notable en la temperatura. Esto se debe a que tu boca en realidad no se calienta más. La comida picante engaña a tu cerebro debido a la capsaicina, una sustancia química que se encuentra más comúnmente en los chiles. Otras plantas y especias, como la canela y el orégano, también la contienen, aunque en menor cantidad.

La razón por la que sentimos que nos arde la boca es porque la capsaicina es un compuesto similar al aceite, que se une a los receptores del dolor que son sensibles a la temperatura. De hecho, estos receptores se encuentran comúnmente en nuestro cuerpo, lo que explica por qué otras partes pueden dolernos después de entrar en contacto con la capsaicina.

Pero ten en cuenta que no todos los alimentos picantes tienen capsaicina. Hay otros compuestos responsables de darles picor, como el isotiocianato de alilo en el wasabi, la mostaza y el rábano picante; el gingerol en el jengibre, la piperina en la pimienta negra y el cinamaldehído en la canela. Sin embargo, su picor se desvanece rápidamente y no persiste, como es el caso de la capsaicina.

1. Productos lácteos

Si estás buscando algo que te calme la boca rápidamente, una de las apuestas más seguras es buscar cualquier producto lácteo. La razón detrás de esto es que estos artículos contienen caseína. La caseína es una proteína que se une a la capsaicina, evitando que entre en contacto con los receptores del dolor. Entre los productos lácteos, el requesón es conocido por ser principalmente caseína.

Cuando tomamos un sorbo de leche, por ejemplo, la caseína rodea las moléculas de capsaicina que aún no han activado los receptores del dolor en la boca, eliminando el ardor y permitiéndote tragar la comida de manera segura. Ten en cuenta que esto solo ayudará a evitar que más capsaicina empeore las cosas. No será muy útil para aliviar directamente lo que ya arde.

2. Algo frío

Si tu cerebro piensa que tu boca está en llamas, es lógico que crea que necesitas algo frío. Este método, aunque no es tan efectivo como consumir productos lácteos, puede brindarle un alivio instantáneo a tu boca. Sin embargo, a pesar de la mejoría que produce algo como el agua fría o un cubito de hielo, el ardor volverá tan pronto como lo tragues.

Ten en cuenta que estas soluciones no se excluyen mutuamente, lo que significa que puedes combinar temperaturas frías y productos lácteos para lograr un mejor efecto. El helado es un ejemplo de un alimento que combatirá el ardor desde dos ángulos diferentes: los lácteos descompondrán la capsaicina, mientras que el frío proporcionará un nivel adicional de alivio.

3. Alimentos ricos en grasas

Una tercera opción para tener en cuenta son los alimentos grasos, en especial los frutos secos. Las grasas naturales que se encuentran en muchos frutos secos diluyen las moléculas de capsaicina, haciendo que el ardor sea más llevadero. Ciertas frutas, como los aguacates, también tienen grasas naturales que descomponen la capsaicina.

Muchos alimentos que tienen un alto contenido de grasa también son productos lácteos, lo que proporciona una doble protección contra la capsaicina. Es por eso por lo que muchas personas consideran que la leche entera es una de las mejores soluciones contra el picor.

De manera similar, la crema de cacahuate y otras mantequillas de nueces se han descrito como una buena solución debido a su textura cremosa y alto contenido de grasa. El aceite de oliva es otro ejemplo de un alimento con alto contenido de grasa, lo que lo convierte en otro candidato adecuado para emergencias picantes.

4. Carbohidratos

Una de las ventajas de tener carbohidratos a la mano mientras comes comida picante es que actúan como una especie de barrera entre tu boca y la capsaicina, protegiéndote del ardor. Podemos verlos como una especie de trapeador que absorbe la capsaicina dentro de la boca.

Dado que no hay proteínas como la caseína en juego cuando comes carbohidratos, su forma de ayudar es un poco diferente y más indirecta. Cuando masticas un trozo de pan, básicamente estás distrayendo a tu boca al generar otras sensaciones, lo que hace que el picante sea más tolerable.

5. Azúcar

El azúcar ayuda cuando comes alimentos picantes debido a la sacarosa, que ayuda a reducir la quemazón producida por la capsaicina, además de proporcionar una distracción del ardor. Algunos ejemplos de alimentos que pueden resultar útiles en este contexto son cosas como los terrones de azúcar o la miel.

Gracias a la sacarosa, también podemos encontrar un remedio muy eficaz en el chocolate con leche. Este funciona mejor que el amargo debido a sus mayores concentraciones de azúcar y grasa, lo que lo convierte en otro alimento que lidia con el ardor desde múltiples ángulos.

6. Alimentos ácidos

El último grupo de alimentos al que puedes recurrir después de comer algo picante es la comida ácida. Esto no debería sorprender, dado que los productos lácteos y los alimentos ricos en almidón tienen un alto contenido de ácido. Estos productos ayudan porque la capsaicina es una molécula alcalina. Debido a eso, comer algo ácido ayudará a neutralizar los niveles de pH de los alimentos picantes.

Gracias a su naturaleza ácida, los alimentos y bebidas que provienen de frutas como naranjas, limones y tomates serán útiles.

Bono: beber agua no es una buena idea

Si bien tomar un vaso de agua parece la idea más lógica, hacerlo es en realidad un error. Como se indicó anteriormente, la capsaicina es un compuesto similar al aceite, lo que significa que sus partículas no se llevan bien con el agua. Debido a esta incompatibilidad, beber un sorbo de agua solo empeorará las cosas, ya que la capsaicina terminará esparciéndose por la boca, activando más receptores del dolor en lugar de bajar el ardor.

Ten en cuenta que la mayoría de las bebidas, como los refrescos, se componen principalmente de agua, lo que significa que también empeorarán las cosas.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo calmar la boca después de comer comida picante
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos