Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo cocinar mejor (13 consejos para principiantes)

Cocinar es una de las habilidades esenciales de la vida, que todo el mundo debe dominar. Es una manera estupenda de dar y recibir energía positiva. Preparar comida en casa puede llevar menos tiempo que salir a comer afuera, pero al principio puede resultar confuso.


En Ideas en 5 minutos te mostraremos cómo evitar los errores típicos de los principiantes y aprovechar al máximo las sobras.

1. Conservar el cilantro fresco por más tiempo

Las hierbas aromáticas son una opción excelente y económica para aportar sabor a la comida. Por ejemplo, puedes usar cilantro. Esta hierba puede añadirse a muchas recetas. El cilantro fresco es mucho mejor que el seco. Aquí tienes un tip para conservarlo por más tiempo.

  1. Llena un vaso de agua.
  2. Añade el cilantro.

Consejo: cuando cocines con hierbas frescas y tiernas, no las añadas al principio. Agrégalas cerca del final para que se mantengan frescas y conserven su color.

2. Añadir nuevos sabores a tus platillos

El aceite con sabor es una excelente manera de añadirle un toque a tu comida. Se puede hacer con muchos ingredientes, como sobras de hierbas, ajo, romero, cáscaras de naranja o chile, y es bueno para ensaladas y pastas. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  1. Toma una botella de cristal.
  2. Lava las hierbas, el ajo, el romero, el chile o lo que hayas decidido añadir.
  3. Mételos en la botella.
  4. Cúbrelos con aceite de oliva tibio.
  5. Deja el aceite por un tiempo para que el sabor se infunda en él.

3. Aprovechar el pan duro

Pon trozos de pan en la licuadora y haz pan rallado casero. Se puede utilizar en muchos platillos, como, por ejemplo, en filetes empanados. Otra opción es cortar el pan duro en dados y congelarlo para más tarde. Es mucho mejor usar pan viejo que fresco porque absorbe mejor el aceite. Este truco funciona para cualquier tipo de picatostes que quieras hacer; por ejemplo, los de la ensalada César.

4. Cocer las papas correctamente

Utiliza agua fría para cocer las papas; así se harán de manera uniforme. El agua y la papa deben calentarse al mismo tiempo. Si cociste demasiadas papas, guarda las sobras. Se pueden convertir en ñoquis, puré o incluso en una ensalada.

5. Secar todas las carnes antes de dorarlas

Hacer que la carne o el pescado queden crujientes es un truco fácil y útil. Simplemente seca la carne con una servilleta para que no quede humedad en ella. Deja siempre reposar la carne después de cocinarla.
Nota: si no haces esto, la humedad de la carne se filtrará en la sartén mientras se cocina y, en lugar de dorarla, terminarás cociéndola, por lo que no tendrá una buena corteza.

6. Aprovechar las sobras de lima y limón

Si no has utilizado toda la fruta y no quieres tirar el resto, prueba este sencillo truco. Corta limones o limas y colócalos en un recipiente para cubitos de hielo. Congélalos y refresca tus bebidas favoritas. No aguarán tu bebida y además le darán más sabor.

7. Freír un huevo perfecto

Los huevos fritos son un alimento básico del desayuno conocido en todo el mundo. Si no los preparas correctamente, pueden arruinar la experiencia, y el huevo tendrá un sabor diferente. Hay una manera correcta de freír los huevos para que queden crujientes en la parte inferior y que la yema permanezca líquida. A continuación te explicamos cómo conseguirlo:

  1. Toma una sartén.
  2. Vierte aceite.
  3. Deja que se caliente.

4. Añade los huevos.

5. Agrega un poco de agua.

6. Tapa la sartén.

8. Hervir la leche sin ensuciar

Si alguna vez has dejado de vigilar la leche mientras la estabas hirviendo, sabes que puede desbordarse fácilmente. Hay una manera sencilla de evitarlo: coloca una cuchara de madera en la parte superior de la olla. La cuchara desestabiliza las burbujas, por lo que la leche no se derrama. Este método también funciona al cocer la pasta.

9. Pelar ajos

El ajo es un condimento importante y ampliamente utilizado. Aprender a pelar dientes de ajo es una habilidad fácil que ahorra tiempo. Un solo diente se puede procesar aplastándolo con el extremo romo de un cuchillo. Así la cáscara se aflojará y se pelará más fácilmente.

Y toda la cabeza se puede procesar así:

  1. Aplástala con tu mano.
  2. Separa los dientes en un tazón.
  3. Tapa el tazón.
  4. Agítalo con fuerza y saca los dientes pelados.

Nota: aprende a utilizar el ajo para mejorar tu cocina con estos consejos.

10. Aprende a picar la cebolla correctamente

Las cebollas se pueden caramelizar, asar a la parrilla, freír o añadir a las ensaladas, pero en casi todos los casos es necesario cortarlas. Saber picar la cebolla es una habilidad culinaria importante, y aquí te explicamos cómo hacerlo correctamente:

  1. Corta la cebolla por la mitad y deja la raíz.
  2. Coloca tres dedos encima de la cebolla y apunta el cuchillo hacia la raíz.

3. Empieza a cortar lo más cerca posible de la raíz.

4. Corta la cebolla horizontalmente por el medio, cerca de la parte superior.

5. Sujeta la cebolla y pícala.

11. Rallar la cáscara de un limón

La ralladura de limón se puede añadir a muchos platillos, como gelatina, hotcakes, tostadas y muffins. Es importante hacerlo bien, de lo contrario, puede tener un sabor amargo. Así es como se hace correctamente:

  1. Coloca un rallador en un plato.
  2. Utiliza el lado más fino del rallador.
  3. Empieza a rallar el limón con movimientos largos y giratorios.

Consejo: nunca ralles la parte blanca del limón.

12. Cocinar la pasta de manera perfecta

La pasta puede utilizarse para hacer un platillo italiano increíble. Pero si no se cocina correctamente, no tendrá buen sabor. Así que aquí te explicamos cómo hacerla siempre perfecta:

  1. Toma una olla grande y llénala de agua, porque la pasta necesita espacio para cocerse.
  2. Échale sal. Necesitarás aproximadamente una cucharadita y media de sal por cada litro de agua, o 3/4 de cucharadita de sal marina fina por litro si te gusta usar menos sal.
  3. Deja que el agua hierva y luego añade la pasta.
  4. Cada pasta es diferente, así que mira el envase para saber cuánto tiempo de cocción requiere. Debes poner la pasta en la olla, removerla y después poner en marcha el temporizador. Además, no debes añadir aceite de oliva en este proceso porque hará más daño que bien.
  5. Guarda una taza del agua en la que se cocinó la pasta, la necesitarás para más tarde.

6. Prepara la salsa que hayas elegido, porque tiene que estar caliente y lista cuando le añadas la pasta.

7. Echa un poco del agua de la pasta que guardaste previamente.

8. Añade la pasta a la salsa.

9. Cocina la pasta con la salsa durante 1-2 minutos.

10. Sirve la pasta.

13. Hacer cupcakes perfectos

Hornear cupcakes perfectos y menos aceitosos es un proceso fácil. Basta con poner un poco de arroz debajo de los capacillos. Los granos absorberán cualquier exceso de grasa y el fondo estará mucho más seco, lo que hará que el proceso de comerlos sea más limpio y agradable.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo cocinar mejor (13 consejos para principiantes)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos