Cómo hacer un pastel de princesa

Un pastel de princesa puede ser el regalo perfecto para sorprender a tu hija en su cumpleaños. Y si piensas que está fuera de tus habilidades culinarias, te equivocas. Si bien este tipo de pastel normalmente luce costoso al estar hecho por profesionales, en realidad solo necesitarás algo de tiempo y los implementos indicados.

Ideas en 5 minutos ha preparado una guía sencilla para que puedas hacerlo con utensilios que probablemente ya tengas en tu cocina.

Qué necesitarás

Implementos:

  • Molde alto para panqué
  • Bol de vidrio con base ovalada y resistente al calor
  • Espátula
  • Manga pastelera o bolsa plástica limpia
  • Princesa de Disney o similar
  • Batidora de mano o eléctrica
  • Vaso o cortador de galletas circular

Ingredientes (pueden variar según tus preferencias):

  • Mezcla para hornear 2 bizcochos de 18 cm de diámetro (2 cajas aprox. o esta receta)
  • 2 cdas. de mantequilla
  • Mermelada o relleno de textura cremosa
  • Colorantes comestibles
  • Crema batida o similar
  • Flores, pétalos y adornos comestibles

Paso 1

  • Bate la mezcla para el bizcocho de tu pastel según las instrucciones de la caja o de la receta.
  • Recuerda que debes hornear dos bizcochos que juntos alcancen al menos 15 cm de altura para cubrir las piernas de la muñeca, y 18 cm de diámetro. Si utilizas un molde bajo, hornea dos bizcochos en lugar de uno.

Paso 2

  • Precalienta el horno a 180 ºC y aplica mantequilla en el interior del molde para panqué y del bol de vidrio. Esto evitará que los bizcochos se peguen.

Paso 3

  • Vierte la mezcla en el molde para panqué circular hasta la mitad y hornea de 25 a 30 minutos. Luego, hornea la mezcla en el bol de vidrio de 45 a 50 minutos por separado.
  • Deja enfriar ambos bizcochos durante 10 minutos antes de retirarlos del molde. Luego, déjalos reposar al menos 1 hora antes de cortarlos.

Paso 4

  • Con un cuchillo de sierra, remueve la parte de arriba del bizcocho del molde para panqué para nivelarlo. Luego, córtalo en dos capas gruesas.
  • Repite el paso anterior con la parte más ancha del bizcocho preparado en el bol de vidrio para aplanarlo. Luego, córtalo por la mitad en partes iguales.

Paso 5

  • Junta los bizcochos y asegúrate de que tengan el mismo diámetro para formar la falda del vestido. A su vez, estos deben llegar a la altura de la cadera de la muñeca, por lo que en este paso puedes hacer los ajustes que sean necesarios con ayuda de un cuchillo.

Paso 6

  • Prepara la crema o el glaseado con el que decorarás el vestido. Agrega los colorantes comestibles según los colores que quieras darle.

Paso 7

  • Con el vaso o el cortador de galletas, haz un orificio en el centro de cada capa de bizcocho.
  • Recuerda que el elemento con el que hagas el agujero debe ser lo suficientemente grande para que quepan las piernas y la cadera de la muñeca.

Paso 8

  • Rellena las capas del pastel con mermelada o con cualquier otro ingrediente que sea cremoso y no demasiado acuoso. Esto evitará que el pastel se debilite con las horas.
  • Te recomendamos colocar el pastel sobre una base que puedas mover en caso de que quieras trasladarlo o que necesites refrigerarlo.

Paso 9

  • Monta las capas de bizcocho formando la falda del vestido y agrega la crema con ayuda de una espátula.
  • En este paso puedes crear distintos patrones para el vestido. Utiliza una cuchara o cualquier otro utensilio para darle el diseño deseado.

Paso 10

  • Coloca la muñeca dentro del pastel. Te recomendamos que no lleve ropa para que esta no se ensucie ni se manche. De esta manera también puedes crear la parte de arriba del vestido con la manga pastelera, y así combinar los tonos de los colorantes que hayas utilizado.
  • Puedes hacer tu propia manga pastelera cortando la esquina inferior de una bolsa plástica.

Paso 11

  • Coloca las flores, los pétalos y los adornos comestibles que tengas para decorar el vestido.

Paso 12

  • Sorprende a quien quieras con tu pastel de princesa. Si quieres que se mantenga fresco, colócalo en la nevera hasta que lo puedas partir.
  • Recuerda cortarlo cuidadosamente para evitar dañar las piernas de la muñeca.
  • Cambia el color del vestido y las decoraciones comestibles según la muñeca que tengas, así podrás hacer a la princesa que desees.
Compartir este artículo