Cómo hacer una casa de pan de jengibre

Una casa de pan de jengibre cubierta con glaseado de colores, azúcar en polvo y nueces, con ventanas de caramelo y un techo de mermelada puede convertirse en una verdadera decoración de la mesa festiva. Puedes hacerla junto a toda la familia, reuniéndose todos en casa una noche.

Ideas en 5 minutos te trae unas instrucciones simples, plantillas de masa y trucos probados para ayudarte a preparar y armar una hermosa casa de pan de jengibre con tus propias manos.

Receta de masa de pan de jengibre

Ingredientes:

  • 200 g de mantequilla

  • 400 g de azúcar morena

  • 500 ml de miel líquida

  • 4 huevos

  • 1,2 kg de harina de trigo

  • 300 g de harina para panqueques

  • 2 cucharadas de jengibre molido

  • 2 cucharadas de canela

  • 2,5 cucharaditas de clavo molido

  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

  • algunos caramelos (para las ventanas de la casa)

Método de preparación: picar la mantequilla en trozos pequeños, juntarla con el azúcar y la miel en una cacerola pequeña y ponerla a fuego lento. Revuelve mientras el azúcar se disuelve, luego retira del fuego. Deja enfriar durante 10 minutos y pasa el líquido a un tazón grande. Agrega los huevos, revuelve hasta que quede una masa uniforme. En un recipiente aparte, combina los ingredientes secos y la harina tamizada. Agrega a la masa de huevo. Amasa hasta que quede una masa plástica, cubre con una toalla y refrigera durante una hora.

Consejo: si el proceso te parece complicado, busca una mezcla de harina de jengibre preparada en las tiendas de comestibles.

Cómo hacer una casa de pan de jengibre

Coloca 2 palitos de 5 mm de ancho sobre papel de horno. Pon la masa de pan de jengibre en el medio.

Apoyando el rodillo en los palitos, extiende la masa sobre el papel. Así las paredes tendrán el mismo grosor. Prepara patrones para la masa en papel.

Recorta 2 partes de las hojas de papel, como en las imágenes de arriba; serán útiles para hacer las paredes de la futura casa.

De otra hoja de papel, corta un rectángulo, como en la imagen de arriba; lo necesitarás para hacer el techo.

También prepara 3 partes para la futura chimenea, que decorará el techo de la casa de jengibre.

Coloca las partes cortadas de la casa sobre la masa, recorta los bordes con un cuchillo. Deberías obtener los siguientes componentes:

  • 2 paredes laterales rectangulares de la casa;

  • otras 2 paredes: delantera y trasera;

  • 2 rectángulos para el techo;

  • 4 partes de chimenea (1 rectángulo corto, 1 largo y 2 más con un borde en diagonal).

Coloca algunos caramelos en una bolsa de plástico con cierre. Cierra la bolsa y tritura los caramelos con un rodillo hasta que estén finamente desmenuzadas. Coloca los componentes de masa sobre papel de horno. Utiliza un cuchillo para hacer agujeros en las paredes laterales en forma de ventanas. Rellénalas con el caramelo triturado.

Consejo: para obtener una ventana multicolor, usa caramelos de colores distintos.

Pon los componentes de la casa a hornear durante 5 a 10 minutos en un horno precalentado a 190 °С. Asegúrate de que la masa se endurezca un poco, pero no se queme ni se agriete.

Que necesitarás para decorar la casa

  • glaseado (mezcla preparada)

  • colorantes alimentarios (rojo, verde)

  • manga pastelera con boquillas

  • cinta de mermelada de azúcar

  • gragea de azúcar

  • palitos salados

  • mezcla de nueces

  • azúcar en polvo

  • esponja

  • tijeras

  • pinzas

Cómo decorar una casa de pan de jengibre

Prepara 2 tipos de glaseado blanco, uno más espeso y otro más diluido. Primero, toma el glaseado espeso y úsalo para hacer un contorno delgado alrededor de los bordes de los componentes y alrededor de las ventanas.

Luego, usa el glaseado más diluido para rellenar todo excepto el techo. Prepara el mismo tipo glaseado de diferentes consistencias, pero ahora con la adición de colorante rojo.

Toma una pequeña esponja, sumérgela en el glaseado líquido rojo y toca suavemente los componentes de la casa para crear un patrón de ladrillos en las paredes.

Luego dibuja un contorno rojo alrededor de la ventana y con glaseado más espeso pinta las rejas de las ventanas.

Corta las cintas de mermelada de azúcar verde en trozos pequeños como se muestra arriba. Aplica el glaseado blanco diluido a los componentes del techo de la casa y luego, sin esperar a que se seque, coloca los trozos de mermelada: se pegarán e imitarán las tejas.

Dibuja el contorno de la puerta con glaseado blanco espeso, rellénalo con el más líquido y usa el glaseado rojo para decorar la puerta. Coloca pastillas de azúcar en lugar del mango.

Usa glaseado verde para pintar una corona de abeto en la pared de la casa. La gragea de azúcar se puede utilizar para simular bolas navideñas.

Fija los detalles de la casa entre sí con glaseado blanco espeso. Comienza con las paredes, luego aplica una capa para fijar el techo.

Presiona los componentes un poco hasta que el glaseado se endurezca. Cuanto más espeso sea, menos tiempo llevará.

Coloca el resto del glaseado líquido blanco frente a la puerta principal de la casa y esparce las nueces para crear un caminito. Arma la pila de leña junto a la ventana con el glaseado y los palitos salados.

Toma los componentes de la chimenea, aplícales el glaseado espeso y coloca encima trozos de almendra, luego fija los componentes entre sí y ponlos en el techo. Agrega colorante verde al glaseado líquido y usa una boquilla de la manga pastelera para crear árboles de Navidad alrededor de la casa.

Aplica el glaseado líquido restante a la casa, simulando nieve. Espolvorea con azúcar en polvo. ¡Listo!

Consejo: si quieres hacer una casa con luces, pega las partes del techo entre sí, pero no las pegues a las paredes. Esto hará que el techo sea removible y una pequeña vela se puede colocar dentro de la casa fácilmente.

Compartir este artículo