11 Usos ingeniosos del papel de horno en el hogar

El papel de hornear es de mucha ayuda en la cocina, por eso está presente en la mayoría de los hogares. En general, se usa para forrar diferentes moldes de pasteles o evitar que la comida se pegue. Pero también tiene otros usos que simplifican diversas tareas en el hogar.

Ideas en 5 minutos comparte contigo ingeniosos trucos para que le saques provecho al papel de horno que puede que ya tengas en la despensa.

1. Seca un libro mojado

Si por accidente dejaste caer tu libro favorito en el agua o se mojó por otra razón, coloca varios trozos de papel encerado para horno entre las hojas. Esto ayudará a absorber la humedad y a evitar que las hojas del libro se peguen entre sí.

2. Desatasca una cremallera

Deslizar un trozo de papel de horno por los dientes de la cremallera atascada de tu mochila, bolso o abrigo ayuda rápidamente a que se deslice sin problemas.

3. Evita el sangrado de color

Envuelve las velas de color con una hoja de papel para horno antes de guardarlas. Haciendo esto evitas que el color de las velas manche todo lo demás.

4. Elimina el polvo

Coloca papel encerado para horno en los lugares de tu hogar que suelen acumular polvo o grasa: estantes, gabinetes de la cocina, alféizar de la ventana, etc. A medida que el papel se ensucie, reemplázalo por otro. Así lograrás quitar el polvo con eficacia, en menos tiempo y sin usar el plumero.

5. Limpia tus pisos de madera

Envuelve tu trapeador con una hoja de papel de horno. Luego, frótalo por el piso. La cera del papel ayuda a recoger la suciedad y el polvo de la madera.

6. Limpia las herramientas de jardinería

Haz una bola de papel encerado para horno y frótala sobre la superficie sucia de las herramientas del jardín. La cera del papel hace que la suciedad sea más fácil de quitar. Además, protege el metal de la oxidación.

7. Dale brillo al acero inoxidable

Es complicado pulir el acero inoxidable sin dejar huellas. Una manera sencilla de lograrlo es frotando un trozo de papel de horno sobre todas las superficies de este material (fregadero, grifos, refrigerador, etc.). Brillarán como si fueran nuevos.

8. Transfiere dibujos de glaseado a un pastel

Utiliza el papel de hornear para calcar el dibujo que quieras poner sobre el pastel. Luego, apoya el papel sobre una superficie plana y rellena el dibujo con glaseado de diferentes colores. Lleva el diseño envuelto en plástico al congelador hasta que se endurezca. Por último, coloca el diseño sobre el pastel y retira con cuidado el papel. El dibujo se transferirá sin dificultades.

9. Rejuvenece la madera

Luego de lavar y secar tus utensilios de cocina de madera, frótalos con un trozo de papel de hornear. Tal como sucede con el acero inoxidable, la cera del papel ayuda a sacarle brillo a la madera y la rejuvenece.

10. Preserva la pintura

Corta un círculo de papel de hornear y antes de cerrar una lata de pintura a medio usar, colócalo sobre la pintura. Así evitas que se forme una película en la superficie y luego podrás utilizarla sin desperdicios.

11. Escribe con chocolate o caramelo para decorar cupcakes

Puedes darles un toque especial a tus cupcakes o pasteles decorándolos con frases escritas en caramelo o chocolate.

Recorta un trozo de papel de hornear y acomódalo sobre una bandeja o un plato. Escribe con la manga las palabras que desees. Lleva el papel al congelador hasta que el chocolate o el caramelo se endurezcan. Luego, solo tienes que quitar con cuidado el papel y colocar la frase sobre el cupcake o el pastel.

Compartir este artículo