Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

12 Remedios que pueden anular todos tus esfuerzos por mantener limpia tu casa

Nadie quiere dedicarle más energía y tiempo a la limpieza del hogar del estrictamente necesario. Y tal vez has pensado en usar un remedio “innovador” que promete resultados maravillosos, pero al ponerlo en práctica, no funciona. Mientras que algunos trucos sí sirven, otros solo te causarán molestias.

Ideas en 5 minutos quiere mostrarte 12 recomendaciones para limpiar el hogar que, en su mayoría, no resultan como lo prometen.

1. Usar bicarbonato de sodio y vinagre para todo

El bicarbonato de sodio es alcalino y el vinagre es un ácido, al unirlos básicamente se cancelan, y solo terminarás con una mezcla de agua y sodio. Las burbujas son el dióxido de carbono como resultado de la reacción. Y técnicamente, estos dos ingredientes se pueden usar para limpiar siempre que aún estén burbujeando.

En vez de combinarlo con vinagre, mezcla el bicarbonato con agua para eliminar la grasa y la suciedad acumuladas. O puedes usarlo directamente y espolvorearlo sobre tu alfombra o tu colchón antes de pasar la aspiradora para quitar los aromas indeseados. Al no combinarlo con un ácido, el bicarbonato de sodio mantiene su fórmula y funciona como un excelente limpiador abrasivo suave.

2. Limpiar los vidrios con periódico

El periódico se usaba para secar las ventanas por el tipo de tinta con base de petróleo que dejaba los vidrios pulidos; sin embargo, este ingrediente ya no se utiliza en la impresión. Y aunque el papel sí se puede usar para la limpieza de las ventanas, a veces la tinta se adhiere a los marcos o el papel termina deshaciéndose entre los dedos. La mejor manera de limpiar tus vidrios, espejos y ventanas es usando paños de microfibra, que son reutilizables, absorbentes y lavables.

3. Quitar manchas de la ropa con laca para el cabello

A lo largo de los años, este producto ganó gran reputación al eliminar las manchas de tinta de la tela. Y el ingrediente secreto era el alcohol; sin embargo, los fabricantes han reducido su cantidad o han eliminado por completo el alcohol de los aerosoles porque puede secar o dañar el cabello.

El aerosol puede ser sustituido por detergentes formulados específicamente para quitar las manchas de la ropa. Primero, remueve el exceso de tinta con una toalla de papel y enjuaga la prenda. Después, aplica el detergente y frota la zona con algún cepillo. Cuando la mancha haya desaparecido, echa la prenda a la lavadora.

4. Remojar la ropa de color en agua con sal

Este método solo te hará perder tu tiempo y tu dinero. La sal no evitará que el color se desprenda en las telas que ya han sido teñidas comercialmente. Antes, la sal se agregaba al baño de tinte para ayudar a las fibras a absorber el color, pero ahora no es efectivo debido a los tipos de tintas que se utilizan.

Puedes comprar un fijador de tinte comercial para uso doméstico; sin embargo, debes conocer qué tipo de tinte contiene la prenda que quieres tratar. Otras alternativas incluyen lavar la prenda a mano, separar la ropa por colores, evitar usar productos con cloro y usar agua fría para evitar la pérdida de color.

5. Usar Coca-Cola para limpiar el inodoro

Este truco no tiene mucha eficacia si deseas eliminar las bacterias y la suciedad incrustada en el baño. Se pensaba que la Coca-Cola servía para quitar la acumulación de minerales por el ácido carbónico, sin embargo, el refresco es básicamente un jarabe carbonatado que dejará cualquier superficie con una textura pegajosa. Opta por comprar productos diseñados específicamente para desinfectar con ingredientes como cloro o peróxido de hidrógeno.

6. Desinfectar la lavadora con enjuague bucal

En teoría, este remedio podría funcionar, pues el enjuague bucal está diseñado para matar los gérmenes de la boca. Pero para una lavadora, se necesitaría una solución más concentrada y en mayor cantidad para obtener los resultados deseados. Mejor, puedes echar una carga vacía con agua caliente y algún desinfectante. Después, frotar bien el interior de la máquina. Y terminar con otro ciclo de agua caliente. También puedes ejecutar un ciclo de limpieza si tu lavadora es más moderna.

7. Colocar un trozo de limón en el lavaplatos

Este truco afirma darle un aroma fresco a la carga y dejar la vajilla reluciente, sin embargo, agregar uno o más trozos de limón al lavavajillas no marcará la diferencia. Aunque muchas personas afirman que el limón es un desinfectante natural, cuando la máquina se inunda de agua, el ácido que contienen los limones no es suficiente.

Para conseguir que tus platos queden realmente limpios, debes encontrar un buen detergente, ya sea en polvo, en tabletas o en gel. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Por ejemplo, después de varios lavados, el polvo puede aglutinarse y necesitarás limpiar el lavavajillas. Dependiendo de tus preferencias, elige el mejor producto.

8. Eliminar las manchas de plancha con maicena

Esto definitivamente no es cierto. Las marcas de plancha son fibras quemadas en las prendas, que se producen cuando se expone la tela al calor excesivo por un periodo prologado y en un solo lugar. Y la maicena no logrará devolverle la vida a la ropa que ya ha sido quemada por la plancha.

Las quemaduras leves en la ropa pueden removerse siguiendo varios métodos y dependiendo del tipo de tela. Para la ropa blanca de algodón, frota la marca con peróxido de hidrógeno y deja actuar por un minuto antes de enjuagar. Repite si es necesario. Para la ropa de color, intenta con vinagre blanco. Aplícalo con un paño blanco y repite hasta que la mancha desaparezca. Y enjuaga con agua fría.

9. Trapear con agua caliente todos los pisos de la casa

La temperatura del agua depende del tipo de piso que tengas. Es mejor fregar con agua fría porque es menos probable que dañe el piso, pero puedes trapear con agua caliente los pisos que pueden tolerar altas temperaturas, como el mármol. Recuerda que el agua fría mezclada con un limpiador de pisos adecuado mata las bacterias al igual que el agua caliente.

10. Añadir demasiado detergente a la lavadora

Al verter más producto del necesario, puedes estar desperdiciando dinero, e incluso, dificultar el correcto lavado de la ropa. Además, podrías estar dañando la máquina, lo mejor es seguir las instrucciones recomendadas por el fabricante.

11. Usar kétchup para darles brillo a los objetos de plata

Algunas personas confían en el kétchup para limpiar la plata porque contiene ácido acético, mejor conocido como vinagre. Pero el tomate no tiene ningún efecto sobre este material.

Para limpiar tus objetos de plata, puedes colocar en una bandeja un papel de aluminio, agregar agua, bicarbonato de sodio y sal, y dejar tu joyería reposar en esta mezcla durante dos o tres minutos. Este proceso funciona, pues al combinar estos cuatro elementos, se crea una reacción química conocida como intercambio iónico, que le devolverá el brillo y le quitará el deslustre marrón a la plata.

12. Aplicar cera para autos en la estufa

La parrilla de la estufa es bastante difícil de limpiar. Muchas personas afirman que aplicar cera para automóviles en la superficie evita que se peguen los alimentos y la suciedad. Pero este producto representa un riesgo, ya que podría causar un incendio por sus componentes. En este caso, es mejor utilizar un paño de microfibra con un limpiador de estufas especializado. Y sobre todo, limpiar regularmente para que la suciedad, los restos de comida y la grasa no se peguen.

Ideas En 5 Minutos/Casa/12 Remedios que pueden anular todos tus esfuerzos por mantener limpia tu casa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos