6 Formas de usar el café en casa

El café es un producto altamente consumido. Si bien es cierto que se utiliza principalmente para preparar bebidas, también es posible aprovecharlo para solucionar problemas del hogar. Ideas en 5 minutos te mostrará lo que puedes hacer con el café, tanto sin usar como residual, para librarte de apuros en la casa.

1. Elimina los malos olores

  • Extiende el café usado mientras está húmedo sobre una bandeja para hornear formando una capa delgada.

  • Hornea a 250 grados hasta que se seque.

  • Una vez seco, disponlo en un frasco abierto y colócalo en cualquier parte de tu hogar que tenga olores desagradables.

También puedes saltarte el proceso de hornear el café seco y usarlo directamente del empaque sin haberlo consumido antes.

2. Limpia las ollas sucias

  • Elige la olla que necesites limpiar.

  • Espolvorea granos de café en ella y limpia como de costumbre.

  • Asegúrate de enjuagar rigurosamente después.

3. Repara las rayaduras de los muebles

  • Haz una pasta espesa con café molido y agua.

  • Frota las zonas rayadas con la mezcla. Te puedes ayudar con un hisopo de algodón o un trapo limpio.

  • Deja reposar de 5 a 10 minutos.

  • Limpia los residuos con un paño limpio.

Puedes continuar aplicando la mezcla en las rayas hasta que la parte estropeada del mueble esté pulida o teñida. Ten en cuenta que debes esperar un par de horas entre cada aplicación.

4. Ablanda la carne

  • Usa los posos de café como ingrediente para un marinado en seco.

  • Aplícalo a la carne y masajéala 2 horas antes de cocinarla.

El café se cocinará sobre la carne y creará una corteza oscura y crujiente. También puedes reusar los posos de café para hacer un marinado líquido, que podrás usar para marinar la carne en el refrigerador durante 24 horas.

5. Mantiene las flores frescas por más tiempo

  • Disuelve aproximadamente ¼ de café hecho en ¾ de agua. Debería verse como el .

  • Procede a regar las plantas o a colocarlas en la mezcla.

Antes de esto, asegúrate de que tu planta sea compatible con los ácidos del café. También procura solo usar café hecho y sin ningún tipo de aditivos.

6. Repele los mosquitos u otros insectos

  • Dispón los granos de café en un tazón o una superficie plana, como un pedazo de papel de aluminio.

  • Quema los granos como cualquier otro incienso. Puedes usar un trozo de madera que se queme lentamente para ayudarte a encender los granos.

  • Coloca el tazón con los granos de café quemándose en un lugar a contraviento.

Alternativamente, puedes disponer en un tazón los granos de café o esparcirlos en áreas al aire libre.

Compartir este artículo